Menú
Mediante una combinación de gases

Un nuevo método de anestesia inhalada, alternativa eficaz a la epidural durante el parto

El sistema consiste en aliviar el dolor, en lugar de eliminarlo por completo, durante el alumbramiento, lo que permite un parto más natural y sin los efectos secundarios de otros tipos de anestesia.

Un nuevo método de anestesia inhalada, alternativa eficaz a la epidural durante el parto
Un nuevo método de anestesia inhalada, alternativa eficaz a la epidural durante el parto

time 2 min

08.07.2016 - 09:30

Tener un parto sin sufrir un dolor insoportable, pero sin que parte del cuerpo quede “paralizado” durante el mismo y, además, sintiendo el alumbramiento de forma casi natural, es posible. Y es que, frente a anestesias habituales como la epidural que, aunque eliminan por completo el dolor durante el parto, suponen un procedimiento algo más invasivo, con posibles efectos secundarios, un nuevo método simplifica todo el procedimiento de forma sencilla: mediante la inhalación de una mezcla de gases.

En lugar de tener efectos secundarios sobre el bebé, este tipo de analgesia ha demostrado que puede aumentar la concentración de oxígeno en el flujo sanguíneo de la madre, lo cual es beneficioso para el neonato
El sistema, consiste en la inhalación de una combinación compuesta por un 50% de óxido nitroso y un 50% de oxígeno, durante momentos puntuales del parto. Para ello, la embarazada sólo ha de inhalar, mediante un pequeño tubo, este fármaco cuando las contracciones comienzan a aumentar de intensidad o cuando la mujer siente deseo de “empujar” pero el útero no está aún totalmente dilatado.

La particularidad de este método, sin embargo, es que no reduce completamente el dolor, sino que lo alivia, induciendo a la paciente a un estado de sedación consciente, de forma que puede seguir hablando e incluso cambiar de postura mientras duran los efectos del analgésico, que se sienten durante dos o tres minutos después de realizar cada inhalación.

Aunque en España, esta técnica aún no está plenamente implantada, su uso es habitual en hospitales europeos y norteamericanos, puesto que ha mostrado su efectividad en diversos estudios. En el mercado este producto se comercializa bajo diferentes nombres comerciales por diferentes empresas como por ejemplo Linde Healthcare, que comercializa esta mezcla bajo la marca de Entonox.

En lugar de tener efectos secundarios sobre el bebé, este tipo de analgesia ha demostrado que puede aumentar la concentración de oxígeno en el flujo sanguíneo de la madre, lo cual es beneficioso para el neonato, especialmente durante las contracciones del parto.

Por otro lado, al actuar de forma rápida (los efectos comienzan a sentirse unos 30 segundos después de la inhalación de la mezcla de gases), el sistema facilita el ajuste de las dosis, que siempre han de estar controladas por un profesional sanitario, para que puedan realizarse sólo en momentos puntuales del parto en el que se necesite aliviar el dolor, pero no durante todo el proceso, a lo que sí obligan otros métodos anestésicos.

Las aplicaciones de este sistema de anestesia inhalada, sin embargo, no se limitan sólo al parto, puesto que también puede utilizarse, según sus desarrolladores, en procedimientos dolorosos en los que el principal objetivo sea la disminución del dolor y las molestias con una mínima sedación.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto