La OMS trabaja en distintas acciones

100 días de guerra en Ucrania: 269 ataques contra servicios sanitarios

El sistema sanitario ucraniano se encuentra seriamente comprometido. Algunas de las instalaciones de salud han sido destruidas, mientras que otras se encuentran abrumadas y colapsadas ante la ingente cantidad de personas que buscan atención médica.

Niña contemplando la devastación de la guerra en Ucrania (Foto. UNICEF/OCHA)
Niña contemplando la devastación de la guerra en Ucrania (Foto. UNICEF/OCHA)

time 5 min

03.06.2022 - 13:00

El pasado 24 de febrero el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenaba el inicio de la invasión de Ucrania. Hoy, 3 de junio, se cumplen 100 días de una guerra que se encuentra lejos de encontrar una solución a corto plazo. ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados ha declarado ya el nivel 3 de emergencia en Ucrania, el más alto de su escalafón.

En estos más de tres meses de conflicto más de 6,5 millones de personas refugiadas han tenido que huir a los países vecinos y la cifra continúa aumentando. La cifra de desplazados dentro de Ucrania ha superado ya los siete millones y preocupa el hecho de que ya antes de la guerra más de 2,9 millones en Ucrania requerían asistencia. El viejo continente no era testigo de una situación de estas características desde la Segunda Guerra Mundial.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha reportado a través de su última actualización (27 de mayo de 2022), 8.766 víctimas civiles en Ucrania: 4.031 muertos y 4.735 heridos. El informe indica que han fallecido 261 niños y 460 menores han resultado heridos. “La mayoría de las víctimas civiles registradas fueron causadas por el uso de armas explosivas con una amplia área de impacto, incluyendo bombardeos de artillería pesada y sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple, y ataques con misiles y aéreos”, detalla la actualización, destacando que creen que las cifras reales “son considerablemente más altas”.

“Esta guerra ha durado 100 días de más, destrozando vidas y comunidades, poniendo en peligro la salud a corto y largo plazo del pueblo de Ucrania”, ha lamentado ante este triste aniversario el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. “La OMS está haciendo todo lo posible para apoyar al Ministerio de Salud de Ucrania y entregar suministros y equipos médicos esenciales. Pero el medicamento que Ucrania más necesita es el que la OMS no le puede proporcionar: la paz. Hacemos un llamamiento a la Federación Rusa para que ponga fin a la guerra”.

La guerra ha aumentado significativamente la necesidad de atención médica al tiempo que ha reducido la capacidad del sistema de salud ucraniano de brindar servicios, particularmente en aquellas zonas en las que el conflicto bélico se mantiene activo. Las últimas estimaciones apuntan a que Rusia ya controlaría hasta un 20% del territorio de Ucrania. A pesar de que el Cuarto Convenio de Ginebra, aprobado el 12 de agosto de 1949, protege la saluden tiempos de guerra, se han producido hasta el pasado 2 de junio 269 ataques verificados a la salud que han causado la muerte a 76 personas y herido a otras 59.

"La OMS está haciendo todo lo posible para apoyar al Ministerio de Salud de Ucrania y entregar suministros y equipos médicos esenciales. Pero el medicamento que Ucrania más necesita es el que la OMS no le puede proporcionar: la paz"

“En 100 días de guerra ha habido más de 260 ataques verificados contra la atención médica en Ucrania. Estos ataques no son justificables y deben ser investigados. Ningún profesional de la salud debería tener que brindar atención médico al filo de la navaja, pero esto es justo lo que están haciendo las enfermeras, los médicos, los conductores de ambulancias y los equipos médicos de Ucrania”, ha criticado el doctor Hans Henri P. Kluge, director regional de la OMS para Europa.

“He tenido el privilegio de conocer a muchos trabajadores de la salud durante dos visitas a Ucrania desde que comenzó la guerra. Están manteniendo vivos los servicios vitales y la esperanza frente a una tristeza y un sufrimiento increíbles”, ha añadido.

El sistema sanitario ucraniano se encuentra seriamente comprometido. Algunas de las instalaciones de salud han sido destruidas, mientras que otras se encuentran abrumadas y colapsadas ante la ingente cantidad de personas que buscan atención médica por traumatismos y distintas lesiones provocadas por el conflicto. Motivo por el que la OMS ha establecido centros en zonas cercanas al conflicto, como Dnipro, para poder llegar rápidamente a las áreas de mayor necesidad.

“La OMS se compromete a estar en Ucrania tanto ahora como a largo plazo, abordando los desafíos de salud inmediatos y apoyando la reconstrucción del sistema de salud. Estamos redistribuyendo equipos en todo el país a medida que mejoran el acceso y la seguridad”, ha declarado por su parte Jarno Habicht, representante de la OMS en Ucrania. “La salud mental y física deben estar en el centro de los planes de recuperación y reconstrucción de Ucrania”.

"En 100 días de guerra ha habido más de 260 ataques verificados contra la atención médica en Ucrania. Estos ataques no son justificables y deben ser investigados"

En este tipo de situaciones la salud mental no debe caer en el olvido y tiene que ser uno de los focos sobre los que más atención debe prestarse. La guerra ha causado un aumento masivo de daños y angustias psicológicas. En todo el país, los profesionales de la salud informan que la solicitud más común ahora es ayuda para lidiar con el insomnio, la ansiedad, el duelo y el dolor psicológico. La OMS está trabajando con la oficina de Olena Zelenska, Primera Dama de Ucrania, para desarrollar un programa nacional de salud mental accesible para todos.

Para cumplir con este compromiso la OMS ha hecho un llamamiento: se necesitan 147,5 millones de dólares. Una inversión necesaria para apoyar la creciente necesidad humanitaria que demanda el país, brindar atención médica inmediata y ayudar al sistema de salud a resistir a largo plazo. Del total referido, se necesitan 80 millones de dólares para apoyo directo en el país, a través de acciones como la distribución de medicamentos y la prestación de servicios de atención médica vitales. Se requieren 67,5 millones de dólares adicionales para ayudar a Polonia, República Checa, Moldavia y Rumanía en la acogida y recepción de refugiados.

La OMS también ha aumentado la cantidad de personal y reutilizado sistemas. Acciones que han permitido la entrega de más de 543 toneladas de suministros y equipos médicos que se están distribuyendo principalmente en las provincias del este, sur y norte, donde la necesidad es mayor actualmente. Entre estos suministros se encuentra ayuda para cirugía traumatológica, ambulancias, ventiladores de fabricación ucraniana capaces de continuar funcionando incluso cuando falla la energía, generadores eléctricos y equipos de oxígeno, incluida la construcción de plantas de oxígeno para ayudar a que los hospitales funcionen de manera autónoma.

La formación también se ha erigido como una necesidad urgente para hacer frente a las bajas masivas, las quemaduras, la cirugía de traumatismos y la exposición a sustancias químicas. Desde el pasado 24 de febrero la OMS ya ha capacitado a más de 1.300 trabajadores de la salud en estos temas.

La OMS también se encuentra trabajando con el Centro de Salud Pública de Ucrania para fortalecer la vigilancia de enfermedades y el diagnóstico a través de laboratorio, así como con las autoridades locales para reconstruir los programas de vacunación y los servicios de salud esenciales. La agencia de salud de la ONU ha comunicado además que está trabajando con más de 40 equipos médicos de emergencia.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto