Menú
ACTUALIZA LA NORMATIVA VIGENTE

La UE actuará para evitar 100.000 muertes laborales por sustancias cancerígenas

El Parlamento europeo apuesta por renovar la normativa vigente y rebajar la exposición de trabajadores europeos a las 31 millones de toneladas de sustancias nocivas que se generan en Europa.

El sanitario es uno de los sectores en el que los trabajadores más se exponen a sustancias nocivas.
El sanitario es uno de los sectores en el que los trabajadores más se exponen a sustancias nocivas.

time 2 min

11.11.2017 - 00:00

Cada año se generan en Europa 31 millones de toneladas de carcinógenos, mutágenos y otras toxinas, cantidad de sustancias que han convertido al cáncer en la primera causa de muerte relacionada con el trabajo en la Unión Europea, según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (SNS). Y es que, hasta un 53% de las muertes ocupacionales que ocurren cada año están relacionadas con el cáncer, seguido de las enfermedades circulatorias (28%) y las respiratorias (6%).

La UE propone que el médico determine que la vigilancia a los trabajadores pueda continuar "después de la exposición y durante el tiempo que sea necesario"

Con el objetivo de reducir esta incidencia, desde el Parlamento Europeo han propuesto revisar las normativas vigentes para limitar este tipo de sustancias en los entornos laborales ya que las actuales “datan de hace más de 10 años”. Así lo cree la eurodiputada sueca Marita Ulvskog,  de la formación Socialistas y Demócratas (S&D), quien defiende que el trabajo “no debería ser algo que te ponga en riesgo y donde puedas perder la vida”.

De esta manera, los eurodiputados han aprobado diferentes medidas enfocadas a rebajar la exposición de unos 20 millones de trabajadores europeos a estos elementos nocivos, de forma que el objetivo final es que en los próximos 50 años se puedan “salvar hasta 100.000 vidas”. Según apuntan, los principales sectores afectados son la construcción, la industria del automóvil o el mueble, la fabricación de productos químicos, alimenticios y textiles, y el sector sanitario.

VIGILANCIA MÉDICA Y LÍMITES RIGUROSOS

Entre las actuaciones que proponen desde el Parlamento Europeo destacan la vigilancia médica de estos trabajadores. Para ello, apuestan por que el médico o autoridad sanitaria responsable de estos trabajadores en cada Estado miembro determine que la vigilancia pueda continuar “después del final de la exposición y durante el tiempo que sea necesario” con el fin de “salvaguardar su salud”.

Según la OMS, el cáncer ocupacional más común es el de pulmón, el de mesotelioma (causado por la exposición a amianto) y el cáncer de vejiga

No obstante, una de las claves será la inclusión de once sustancias dañinas a la actual lista de materiales sujetos a los límites de exposición ocupacionales, estableciendo una cantidad máxima a las que los trabajadores pueden estar expuestos e imponiendo límites más rigurosos. Por otra parte, apuestan por un seguimiento “más estrecho” de los materiales que afecten a la fertilidad y la función sexual, instando además a las empresas a evaluar los riesgos laborales y adoptar medidas preventivas.

Según apuntan desde la OMS, el cáncer ocupacional más común es el de pulmón, el de mesotelioma (causado por la exposición a amianto) y el cáncer de vejiga. Y es que estas sustancias cancerígenas se transportan a través del aire y viajan por los centros de trabajo hasta posarse en la propia maquinaria, las paredes y en los uniformes de los trabajadores.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto