Frente a la actitud colaborativa a nivel estatal

Comín enfrenta a médicos y enfermeros catalanes con su decreto de prescripción

La Enfermería catalana explica que la norma soluciona la inseguridad jurídica que el Real Decreto estatal de 2015 había creado, mientras que los médicos de la autonomía rechazan que los enfermeros puedan llegar a indicar algunos medicamentos, aunque sea siguiendo un protocolo previamente establecido con el consenso de ambas profesiones.

Comín enfrenta a médicos y enfermeros catalanes con su decreto de prescripción
Comín enfrenta a médicos y enfermeros catalanes con su decreto de prescripción

time 3 min

03.07.2017 - 17:10

En un contexto en el que los médicos y los profesionales de la Enfermería españoles han conseguido acercar posturas para trabajar en un consenso nacional con respecto a la prescripción enfermera de medicamentos, el consejero de Salud de Cataluña, Toni Comín, ha provocado un cisma a nivel autonómico entre ambas profesiones, a raíz del proyecto de decreto de prescripción que presentó el pasado viernes.

El decreto de Comín llega en un contexto en el que médicos y profesionales de la Enfermería tratan de llegar a un acuerdo estatal para solucionar los problemas que ocasiona actualmente el Real Decreto de prescripción
Un decreto que, pese a que Comín explicó que se había hecho contando con el visto bueno de médicos y enfermeros, ha sido mal recibido por los facultativos. El Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC), por ejemplo, ha lamentado que “a pesar de los esfuerzos para encontrar una solución legal basada en el acuerdo entre profesionales, finalmente, el Departamento de Salud ha presentado un proyecto de decreto que no refleja aspectos que, desde el colectivo médico, se consideran fundamentales para garantizar la seguridad clínica de los pacientes”.

Por el contrario, el Consejo de Colegios de Enfermeras y Enfermeros de Cataluña, que ha participado en las negociaciones, sí ve con buenos ojos esta regulación, puesto que “no entra en contradicción con el Real Decreto 954/2015 (la polémica normativa estatal)” y porque “se ajusta exactamente a lo que enfermeras y enfermeros hacen cada día”.

CONDICIONES PARA INDICAR

Concretamente, el texto presentado por Comín establece que, en el caso de los medicamentos sujetos a prescripción médica, la Enfermería podrá indicar algunos de ellos siempre que se cumplan una serie de condiciones, como que estén dentro de un protocolo o guía clínica y que el profesional tenga acreditada una formación específica dentro del ámbito concreto en el que indica el tratamiento (una formación que se decidirá en una Comisión específica).

Por otro lado, en lo que respecta a los medicamentos no sujetos a prescripción y productos sanitarios, cuya indicación quedaba muy limitada para el enfermero en el Real Decreto estatal, el texto catalán establece que "la enfermera tiene marcada autonomía para administrarlos o recomendarlos” siempre que estén relacionados “con su ámbito competencial” y formen parte de los protocolos que establezca el Departamento de Salud.

Pese a que, en todo momento, el proyecto del Ejecutivo catalán deja claro que es el médico el que “hace el diagnóstico e instaura el tratamiento farmacológico”, los facultativos siguen sin dar el visto bueno a la normativa, porque consideran que “la atención al paciente ha de ser individualizada y adaptada en cada momento y por tanto no puede estar supeditada únicamente a unos protocolos", según critica el Sindicato Médico de Cataluña (Médicos de Cataluña).

El secretario general de esta organización, Josep María Puig, explica a Consalud.es que aún en el caso de los medicamentos no sujetos a prescripción, el profesional enfermero también debería acreditar una formación “porque no es lo mismo que mi vecina me recomiende que me tome un ibuprofeno, a que me lo diga una enfermera en un centro de salud. En este caso, el consejo tiene que estar mucho más fundamentado, y eso requiere una mayor formación que la que ofrecen actualmente los estudios de Enfermería”.

SIN REPERCUSIONES A NIVEL NACIONAL

El desacuerdo, sin embargo, no debería afectar a la actitud de acercamiento mostrada en el último Foro de las Profesiones, ya que ni el Consejo General de Enfermería (CGE) ni la Organización Médica Colegial (OMC) se han posicionado respecto a este decreto autonómico, aunque, como indica Puig, el problema de competencias a nivel regional no dista mucho del que podría crearse a nivel estatal.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto