Menú
SANIDAD DENTAL

La hipersensibilidad dental aumenta con la llegada de las bajas temperaturas

La cavidad bucal es una de las zonas más afectadas por la llegada de las bajas temperaturas.

Sanidad Bucal. (Foto. Freepik)
Sanidad Bucal. (Foto. Freepik)

time 2 min

28.11.2019 - 14:10

El último Estudio Sanitas de Salud Bucodental muestra que uno de cada cuatro españoles tiene problemas de sensibilidad en los dientes, una afección muy extendida entre la población y sólo superada por otras enfermedades de las encías como la gingivitis.

Cuando sometemos a nuestra dentadura a cambios bruscos de temperatura, ya sean fríos o calientes, y experimentamos un dolor agudo, lo más probable es que se deba a que nuestra dentina carece del esmalte necesario para proteger el diente. Algo tan cotidiano como beber una taza de chocolate caliente para protegerse del frío, o el simple hecho de respirar el aire de la calle por la boca, puede provocarnos una desagradable y dolorosa sensación.

Una buena higiene bucodental puede ayudar a proteger los dientes y evitar las molestas grietas en los labios

Según los expertos, tanto la hipersensibilidad de los dientes a los contrastes de temperaturas, como las grietas labiales provocadas por la sequedad y el frío, son las molestias más comunes en invierno, pero también las más fáciles de evitar si llevamos a cabo una estricta higiene bucodental.  Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental apunta que cepillarnos al menos tres veces al día utilizando correctamente el cepillo de dientes y la seda dental protegerá la salud de nuestros dientes. "Un correcto cepillado debe ser delicado, en ocasiones la falta de tiempo y la idea interiorizada de cuanto más fuerte más limpio se traduce en un cepillado agresivo tanto para encías como para dientes”.

Además, “son muchos los factores que promueven un desgaste acelerado del esmalte y con ello, la aparición de episodios de hipersensibilidad. El consumo de ácidos, apretar o rechinar los dientes y exponer la boca a contrastes bruscos de temperatura se encuentran asociados a estos episodios de sensibilidad. Asimismo, para cuidar el esmalte, conviene usar una pasta dentífrica de calidad y complementarla con un enjuague bucal rico en flúor”, añade Escorial. Con todo, la visita regular al dentista sigue siendo nuestra mejor opción para combatir la hipersensibilidad. “Realizar las revisiones preventivas o de manera inmediata en caso de surgir cualquier tipo de molestia es la forma más sencilla de proteger nuestra dentadura en la época invernal”, concluye la especialista.

EL CUIDADO DE LOS LABIOS ANTE EL FRÍO

Las piezas dentales no son la única parte de la boca que se ve afectada por las bajas temperaturas. El frío de la calle, combinado con el viento y el contraste provocado por el calor de la calefacción también tienen un efecto devastador sobre nuestros labios. La sequedad provoca que la piel de esta zona, especialmente sensible, se agriete produciendo molestas heridas que pueden llegar al sangrado.

Para paliar estos efectos, es recomendable el uso de cacao o algún bálsamo hidratante que proteja los labios ante estas situaciones. Igualmente, es recomendable exfoliarlos al menos una vez en semana para eliminar piel muerta y conseguir que los productos hidratantes penetren en profundidad.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto