Menú
MEJOR CALIDAD DE VIDA

La dieta mediterránea se asocia con una mejor calidad de vida en adultos con diabetes tipo 1

Otro trabajo de los mismos investigadores demuestra una mayor adherencia a la dieta mediterránea en pacientes con diabetes tipo 2 frente a personas sanas.

Investigadores Minerva Granado, Esther Rubinat, Didac Mauricio, Nuria Alcubierre, Esmeralda Castelblanco y Marta Hernández (Foto. ConSalud)
Investigadores Minerva Granado, Esther Rubinat, Didac Mauricio, Nuria Alcubierre, Esmeralda Castelblanco y Marta Hernández (Foto. ConSalud)

time 3 min

22.05.2020 - 11:45

Un mayor grado de adherencia a la dieta mediterránea se asocia con una mejor calidad de vida en los pacientes con diabetes tipo 1. Así lo demuestra un estudio multicéntrico publicado en Nutrients e impulsado por el grupo del Ciber de Diabetes y Enfermedades Metabólicas (Ciberdem) del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona liderado por Didac Mauricio, en el que se ha recogido una muestra de 258 participantes con diabetes mellitus tipo 1 en varios centros hospitalarios de Cataluña.

Los investigadores, a través de entrevista personal a 258 pacientes con diabetes mellitus tipo 1, les administraron cuestionarios específicos de calidad de vida: el Audit of Diabetes-Dependent Quality of Life y el Diabetes Treatment Satisfaction, además de un cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos validado en población española.

Una mayor adherencia a la dieta mediterránea se asocia con una mayor calidad de vida de pacientes con diabetes tipo 1

Una vez analizado el patrón alimentario en base a dos índices: el alternate Mediterranean Diet Score (aMED) para la Dieta Mediterránea y el alternate Healthy Eating Index (aHEI) para la alimentación saludable, los resultados demostraron que una adherencia a la Dieta Mediterránea moderada y alta estaba asociada con una mejor calidad de vida en los pacientes con diabetes tipo 1.

Según explica el jefe de grupo del Ciberdem Didac Mauricio, “los resultados de las encuestas demuestran que una adherencia a las recomendaciones nutricionales de la Dieta Mediterránea está relacionada con una mayor calidad de vida en pacientes con diabetes. Por contra, no observamos asociación con la satisfacción con el tratamiento global, aunque una alta adherencia al patrón de alimentación saludable se relacionó positivamente con los ítems específicos “convenciencia” y “flexibilidad” y negativamente con recomendar a otros pacientes que presentaban una diabetes similar a la suya el tratamiento recibido”.

Los pacientes con diabetes tipo 1 reciben terapia médico-nutricional basada no solamente en el manejo de carbohidratos y su adaptación al tratamiento con insulina, sino que además se les da recomendaciones nutricionales basadas en la Dieta Mediterránea, que constituye un patrón dietético importante en la prevención de enfermedades cardiovasculares, especialmente en pacientes con diabetes.

LOS PACIENTES CON DIABETES TIPO 2, CON MAYOR ADHERENCIA A ESTA DIETA

Asimismo, un artículo publicado en la revista Nutrients que también cuenta con la participación del Ciberdem y liderado también por el Doctor Mauricio, describe que las personas con diabetes tipo 2 muestran una mayor adherencia a los postulados de la Dieta Mediterránea.

Se calculó el puntaje alternativo de la Dieta Mediterránea (aMED) y el Índice Alternativo de Alimentación Saludable (aHEI), y el análisis estadístico incluyó la comparación entre grupos y modelos multivariables. Los participantes con DM2 mostraron puntuaciones más altas de aMED y AHEI en comparación con el grupo control sin diabetes.

Las personas con diabetes tipo 2 muestran una mayor adherencia a los postulados de la dieta mediterránea

Este estudio, que contó con 476 participantes (238 con diabetes tipo 2 y 238 sin ella) evaluó el patrón dietético en personas con la enfermedad y sin ella. “Nuestros hallazgos en esta ocasión demuestran que los participantes con diabetes tenían un patrón dietético más saludable en aMED y aHEI en comparación con los grupos sin diabetes; y las puntuaciones más altas para ambos índices se asociaron positivamente con la diabetes tipo 2, una mayor edad y actividad física”, indica Didac Mauricio.

Además, la puntuación aMED también se asoció con la presencia de dislipidemia, mientras que la puntuación aHEI se relacionó con el género femenino. En los participantes con DM2, la edad y la dislipidemia se asociaron con una puntuación aMED más alta y el género femenino se relacionó con una puntuación aHEI más alta.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto