Menú
Entre el primer año y el quinto

El sueldo del médico MIR se incrementa casi un 40% durante la residencia

A partir del segundo año, el médico residente ve incrementado su salario mensual y sus complementos formativos conforme va aumentando su responsabilidad.

El sueldo del médico MIR se incrementa casi un 40% durante la residencia
El sueldo del médico MIR se incrementa casi un 40% durante la residencia

time 2 min

24.07.2017 - 18:00

Aunque el salario base del médico interno residente (MIR) de primer año oscila entre los 14.000 y los 16.000 euros anuales, dependiendo de la comunidad autónoma, a lo largo de los diferentes años de la residencia, el facultativo ve incrementado su salario anual hasta casi el 40% en algunos casos.

Haciendo cuatro guardias mensuales, un residente de quinto año cobrará al menos 800 euros más al mes que uno de primer año
Y es que, según un Real Decreto de 2006, tras el primer año de residencia, el facultativo tiene derecho a cobrar un “complemento de grado de formación”, que supondrá, en el segundo año MIR, un 8% del salario base, en el tercero, un 18%; en el cuarto, un 28% y en el quinto, un 38%.

En la práctica, esto supone que, por lo general, un residente de quinto año suele cobrar 420 euros más al mes que uno de primer año. Teniendo en cuenta que el importe de las pagas extraordinarias también se incrementa (casi se duplica a lo largo del MIR), en autonomías como Asturias, Madrid, Cataluña o Andalucía, el salario anual pasa de 15.599 euros en el primer año a unos 21.500 en el quinto (una diferencia del 37.8%).

En autonomías como Valencia, además, existe un “complemento de residencia”, que también se va incrementando con el paso de los años. De esta forma, la diferencia entre un MIR de primer año y uno de quinto en esta autonomía llega a ser de 6.429 al año, según las retribuciones oficiales.

EL PRECIO DE LAS GUARDIAS

A todo ello además, habría que sumar el incremento del precio de la hora de guardia de los MIR, que en este caso, presenta mayor disparidad entre autonomías, puesto que la normativa estatal no especifica cuánto ha de aumentar este apartado. Así, en Cataluña, una guardia en un día laborable pasa de suponer un extra de 200 euros al residente de primer año, a suponerle 300 euros a uno de cuarto o quinto año.

De igual forma, hacer una guardia un festivo en Castilla y León tiene una retribución de 264 euros para un MIR de primer año, mientras que para uno de quinto supone más de 420 euros. Con una media de cuatro guardias mensuales (el máximo legal es de siete), sumado al salario base, el salario de un residente en esta autonomía variaría así hasta 831 euros al mes en función del año de residencia que curse.

No obstante, y como viene recogido en el propio Real Decreto de 2006, este incremento retributivo también vendrá acompañado de “un nivel progresivo de responsabilidad a medida que se avance en el programa formativo”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto