Menú
ASÍ TRABAJAN LAS ENFERMERAS PENITENCIARIAS

Carta de Enfermería a Interior por las precarias condiciones del trabajo en prisiones

La Asociación Nacional de Enfermeros de Instituciones Penitenciarias (ANEP) ha remitido una carta al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska para hacerle llegar su descontento con su realidad laboral.

Sede del Ministerio del Interior situada en el Paseo de la Castellana en Madrid. / Foto: Flickr Ministerio de Interior
Sede del Ministerio del Interior situada en el Paseo de la Castellana en Madrid. / Foto: Flickr Ministerio de Interior

time 3 min

08.04.2019 - 17:45

La Asociación Nacional de Enfermeros de Instituciones Penitenciarias (ANEP) ha remitido una carta al ministerio de Interior, Fernando Grande-Marlaska y también al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz González, con el fin de denunciar las precarias condiciones laborales en las que trabajan las enfermeras y enfermeros de las prisiones españolas.

En el escrito al que ha tenido acceso ConSalud.es, ANEP lamenta que pese a que en el año 2006 se firmase un acuerdo de mejora de las condiciones laborales en el que se contemplaba del colectivo sanitario y de las cantidades pagadas por hora de guardia sanitaria. "Un acuerdo que, otra vez más, no se ha cumplido, quedándose el precio de la hora de guardia sin subidas anuales y sin revisión del complemento específico de enfermeros", asegura la entidad.

La asociación expresa en este texto su más absoluta queja contra las condiciones precarias en las que trabajan. "Empezaremos por el hiriente y ridículo complemento específico con el que desde el año 1989 se nos retribuye a los enfermeros de Instituciones Penitenciarias. Al consultar el portal de transparencia se puede observar que el complemento específico es de 10.123 euros de la Enfermería en los centros es inferior al resto de puestos, superando solo al del personal de oficina genérico y al del jefe de gabinete", comienza la misiva escrita por ANEP.

"No entendemos que se nos pague un complemento específico que no va acorde con nuestra titulación, responsabilidad y riesgo"

El documento prosigue con una puesta en contexto sobre la situación de exposición a la que se encuentran de forma diaria. "Pasamos una gran parte de nuestra jornada con los internos, en contacto continuo y directo desarrollando nuestras actividades: curas, inyectables, manipulación de muestras biológicas, control de huelga de hambre, administración de metadona y tratamientos diarios y crónicos, consultas de Enfermería a demandas y programas en el interior de los módulos sin presencia de funcionarios de vigilancia, asistencia de urgencias: peleas, autolesiones, agresiones, sobredosis...etc. No entendemos que se nos pague un complemento específico que no va acorde con nuestra titulación, responsabilidad y riesgo", manifiesta el colectivo sanitario.

DISCRIMINACIÓN E "INTRUSISMO LABORAL"

La Asociación Nacional de Enfermeros de Instituciones Penitenciarias ha puesto en conocimiento del Ministerio de Interior que las enfermeras y enfermeros de prisiones se les vulnera el derecho a la Carrera Profesional. "Hecho que vuelve a poner de manifiesto la clara desventaja en la que nos sitúa pertenecer a la sanidad penitenciaria, frente a nuestros homólogos, que sí la tienen reconocida", indican los enfermeros de prisiones en la carta.

ANEP denuncia que se utiliza a las enfermeras y enfermeros como sustitutos de auxiliares de clínica, farmacéuticos, administrativos o médicos

Además, alertan de que debido a los "grandes problemas" que atraviesan las instituciones penitenciarias tienden a utilizarles como "sustitutos de otros grupos profesionales" como auxiliares de clínica, farmacéuticos, administrativos de oficina sanitaria e incluso médicos. "Teniendo que asumir una gran cantidad de funciones no propias de nuestra profesión, rozando el instrusismo profesional, colocándonos en una situación de indefensión ante la obligatoriedad de cumplir las órdenes que nos marca la dirección de los centros así como la Subdirección General de sanidad penitenciaria", sostiene ANEP.

Según la ANEP, en centros penitenciarios con falta de médicos se está obligando a firmar las sanciones de los internos a los enfermeros cuando el Reglamento Penitenciario establece que debe ser un médico quien firme dicho documento.

SIN FUNCIONES CLARAS 

La organización de Enfermería penitenciaria expone también en su misiva que "llama la atención" que pese a estar bajo el mismo reglamento, las actividades realizadas por la Enfermería son muy dispares en función del tipo de centro penitenciario que trabajas ya sea un CIS, una prisión de guardia presencial o localizada o un hospital psiquiátrico.  

En la carta se recogen también quejas sobre el sistema de los concursos de traslados o las retribuciones de las guardias. La entidad confía en que tanto el Ministerio de Interior e Instituciones Penitenciarias aborden planteen soluciones en el marco de la Mesa de Negociación de II.PP..

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto