Menú
Aprueban un nuevo fármaco

Más y mejor supervivencia en cáncer de próstata con metástasis óseas

Ya está disponible en España un nuevo tratamiento para pacientes con estas metástasis que son resistentes a la castración.

De izq. a drcha.: Carlota Gómez, Dr. Soriano, Begoña Barragán, Dr. Carles
De izq. a drcha.: Carlota Gómez, Dr. Soriano, Begoña Barragán, Dr. Carles

time 3 min

07.05.2015 - 11:59

El cáncer de próstata es el más común entre los españoles, por delante del pulmón y el colorrectal. Los últimos datos registran un aumento de 27.853 nuevos casos en 2012, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Ese año murieron casi 5.500 pacientes con este tumor, siendo la quinta causa de mortalidad por cáncer en los varones.

Uno de los principales problemas que se derivan de estos tumores son las metástasis óseas, que se producen en el 90% de pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración metastásico (CPRCm), que se asocian a mayor morbilidad y mortalidad y peor calidad de vida, con un frecuente dolor óseo. Ahora, un nuevo medicamento de Bayer planea grandes mejoras para estos pacientes. Su principio es dicloruro de radio 223 y se basa en la emisión de partículas alfa con un efecto anti-tumoral (mata a la célula cancerígena) sin tener apenas toxicidad, y con un ámbito de acción muy reducido al hueso.

Ha sido presentado esta mañana en una conferencia en la que han participado el doctor Joan Carles, del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Vall d'Hebron, el doctor Ángel Soriano, del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital General Universitario de Ciudad Real, y Begoña Barragán, presidenta de GEPAC (el Grupo Español de Pacientes con Cáncer).

MAYOR RANGO DE PACIENTES

“Se sabe que la terapia hormonal de la castración es la terapia de elección en esta situación. Sin embargo, cuando el enfermo tiene metástasis, se convierte en una enfermedad incurable que va a seguir evolucionando y en 1 o 2 años entrará en fase de resistencia a la castración. A principios del año 2010, el único tratamiento que teníamos era la quimioterapia”, expone el doctor Carles. Desde entonces, dice, 3 nuevos tratamientos mejoraron el pronóstico y la enfermedad. Sin embargo, ahora el radio 223 amplía su acción y beneficios, pudiéndose aplicar a pacientes que reciben y no reciben quimioterapia, con o sin síntomas.

En el segundo ensayo clínico con este medicamento, realizado en 64 pacientes, “se demostró que existía una mejora de la supervivencia de los enfermos de 3 meses” y que “se beneficiaban prácticamente todos los enfermos, independientemente de que hubieran recibido o no quimioterapia, de su estado general o si tenían mucha carga tumoral. Cuando se analizó la calidad de vida se vio prácticamente que todos los parámetros de calidad de vida mejoraban con la administración de este fármaco”, añade.

EFECTO LOCALIZADO Y CON BAJA TOXICIDAD

El doctor Soriano, por su parte, recalca que al basarse en emisiones alfa, “tiene un efecto muy localizado y elimina el daño a las zonas adyacentes”, debido a que la radiación es únicamente en la zona ósea del tumor. Explica además que rompe las cadenas de ADN (las 2), produciendo la muerte celular de la célula tumoral. Concluye diciendo que “no es una radioterapia, no es una quimioterapia, es una nueva herramienta muy innovadora que he llamado terapia metabólica o molecular”. La forma de administración es de una dosis por mes durante 6 meses. Cada una tiene un precio de 4.900 euros, pero ahora, tras la tercera fase, el medicamento ya ha sido aprobado e incluido en el Sistema Nacional de Salud y se está administrando en los primeros hospitales.

Por su parte, Begoña Barragán expresa que el hecho de que mejore la calidad de vida y “que tengan menos dolores es una alegría, pero la recibimos con excepticismo, porque nadie nos garantiza que todos nuestros pacientes vayan a tener acceso”. El cáncer de próstata resistente a castración (CPRC) es una enfermedad con alto impacto en la calidad de vida. La metástasis ósea afecta gravemente varios ámbitos. Puede ser dolor, fractura del hueso o incluso compresión medular, que provoca una incapacidad “que puede provocar que el resto de su vida lo pase en una silla de ruedas”. Por eso la importancia de crear nuevos fármacos que, aunque no puedan curar la enfermedad por ahora, mejoren la esperanza y calidad de vida de estos pacientes.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto