UN DERMATÓLOGO CUENTA SU EXPERIENCIA

La discapacidad no es una barrera para trabajar como médico

Los médicos que se presentan al examen MIR con una discapacidad superior al 33% cuentan con un cupo especial.

La discapacidad no es una barrera para trabajar como médico
La discapacidad no es una barrera para trabajar como médico

time 2 min

21.05.2018 - 00:00

La discapacidad no es sinónimo de minusvalía sino que engloba una serie de limitaciones, en función de la causa que genere dicha discapacidad, tal y como define la Organización Mundial de la Salud. Estas limitaciones aunque pueden dificultar el desarrollo profesional de la carrera médica, no tienen por qué ser un impedimento.

Un ejemplo es Felipe Heras, un dermatólogo de 42 años con distrofia muscular que actualmente está en silla de ruedas y ejerce desde 2001. Este especialista, que también es miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), explica a Consalud que su enfermedad empezó a manifestarse a los 12 años aunque no fue hasta los 20 cuando presentó mayores dificultades.

“Hago mi trabajo sin problemas, tengo una labor asistencial de consulta, eso sí, antes podía hacer cirugías pero ahora ya no”, comenta Heras. En su experiencia, los mayores obstáculos que han encontrado durante su carrera han sido las barreras físicas debido al hecho de ir en silla de ruedas, aunque reconoce que los hospitales son lugares que suelen estar bien preparados al respecto.

Los médicos con discapacidad que se presentan al examen MIR tienen la opción de acogerse a un cupo especial.

“No he echado en falta nada especial porque, en mi caso, cuando he necesitado ayuda siempre la he tenido. Por ejemplo, el otro día pedí que me cambiaran el mando del aire de altura y enseguida lo hicieron, al igual que cuando he solicitado una plaza de aparcamiento especial nunca he tenido problemas”.

En la actualidad, los médicos que se presentan al examen MIR disponen de un cupo especial que les permite tener más tiempo durante la prueba o acceder a un turno reservado que les asegura una plaza. En su momento, Heras no tuvo opción a este cupo aunque admite que al tratarse de una discapacidad motora nunca ha tenido dificultades a la hora de hacer exámenes.

“Me parece que para la discapacidad en general, sea cual sea la profesión, es más importante que haya algo que te empuje a trabajar como una exención de impuestos o una desgravación mayor al empleador que a prestaciones económicas si uno no trabaja”, subraya.

En este sentido, este dermatólogo comenta que conoce casos de gente que deja se trabajar porque las ayudas que reciben superan a los salarios.  “Esto es una locura porque son personas que pueden aportar mucho a la sociedad”, concluye.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto