Menú

Aumenta la incidencia de la sepsis durante la última década

Por ello, durante una jornada, impulsada por Novartis Vaccines, expertos han recordado la importancia de reducir la incidencia hasta un 20% a escala global así como mejorar el conocimiento de la patología.

Aumenta la incidencia de la sepsis durante la última década

time 2 min

19.09.2014 - 00:00

Redacción | Madrid

La incidencia de la sepsis ha aumentado durante la última década de un 8 a un 13%, por lo que el presidente de la Sociatat Catalana de Pediatria, el doctor Fernando A. Moraga-Llop, recuerda que deben fijarse objetivos como “la reducción de la incidencia de la sepsis hasta un 20% a escala global, el aumento de las tasas de supervivencia de la sepsis tanto en niños como en adultos, una mejora en la sensibilización y el conocimiento de la patología, tanto para el público en general como para el profesional, así como facilitar el acceso adecuado a los servicios de rehabilitación”.

Estas declaraciones han sido realizadas con motivo de una jornada dirigida a especialistas en Pediatría, celebrada con motivo del Día Mundial de la Sepsis e impulsada por la Societat Catalana de Pediatria, junto con la colaboración de Novartis Vaccines. En este marco, se ha intercambiado experiencias y se ha analizado los últimos avances en el abordaje de la septicemia. Asimismo, durante la jornada, se ha realizado una mesa redonda dedicada a la población general.

Para los expertos reunidos en el encuentro, los pilares del manejo de la sepsis se establecen a diferentes niveles. En primer lugar, se deben “llevar a cabo buenas prácticas de higiene y lavado de manos; así como mejoras de la salud pública, especialmente mediante los programas de vacunación”. Además del "seguimiento de las guías de práctica clínica y la implementación del código sepsis, que permitirá poner en marcha sistemas de detección rápida y protocolos de tratamiento de urgencia.”

Por otra parte, los profesionales sanitarios abogan por la puesta en marcha de registros de casos de sepsis puesto que “pueden ayudar a detectar cambios en la epidemiología, fallos en el manejo de los pacientes y a dirigir estrategias de tratamiento”.

Unas mejora que, según los expertos, podrían minimizar el consumo de recursos sanitarios asociado a la sepsis que actualmente es muy elevado. Se estima que este síndrome produce el 2% de las altas en hospitales terciarios, siendo su impacto especialmente relevante en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El síndrome de la sepsis es una respuesta inflamatoria del cuerpo a microorganismos que llegan a la sangre y producen una infección. Estos microorganismos fundamentalmente son bacterias, aunque también puede producirse por hongos, virus o parásitos.

Los primeros síntomas de la sepsis son fiebre, escalofríos y en ocasiones también hipotermia, que indicaría un peor pronóstico. Estas primeras dolencias van acompañadas de un aumento de la frecuencia cardíaca, un aumento de la frecuencia respiratoria, vómitos o diarrea, alteración del estado mental, lesiones en la piel y frialdad de manos y pies.

Los supervivientes suelen sufrir secuelas graves como amputaciones, lesiones cutáneas o necrosis, así como daños neurológicos y hepáticos si se produce un daño multiorgánico. Los principales grupos de riesgo son “las personas mayores y los niños menores de cinco años, sobre todo los recién nacidos y los lactantes, así como el grupo de pacientes inmunodeprimidos,” ha dicho Moraga Llop, quien ha recordado que, en el ámbito de la pediatría, la sepsis va asociada muchas veces con la meningitis. En estos casos es más común encontrarse con secuelas neurológicas importantes, convulsiones, sordera, hidrocefalia y alteraciones del desarrollo psicomotor.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto