Menú

“La incidencia de la esclerosis múltiple aumenta en España, principalmente en las mujeres”

Celia Oreja-Guevara, jefa de Sección de Neurología y responsable de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Clínico San Carlos.
“La incidencia de la esclerosis múltiple aumenta en España, principalmente en las mujeres”

4 min

20.11.2016 - 23:59

La investigación sobre la esclerosis múltiple está ligada a la doctora Celia Oreja-Guevara desde sus inicios. Cuando finalizó la carrera de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid, decidió marcharse a Alemania con una plaza de investigación para estudiar el modelo animal de la EM. Después de su especialización fuera de España y de años de trabajo en el estudio de esta enfermedad, la doctora Oreja-Guevara se ha convertido en todo un referente español en esclerosis múltiple. Desde su actividad como jefa de Sección de Neurología y responsable de la Unidad de EM del Hospital Clínico San Carlos, esta doctora sigue compaginando la atención, con lo que más le gusta, la investigación y los ensayos clínicos.

¿Cuál es la incidencia de la esclerosis múltiple en España?

Actualmente hay unos 45.000- 46.000 pacientes en toda España. Aunque en líneas generales ahora se diagnostique mejor la EM, la incidencia va en aumento. Se ha producido principalmente en las mujeres. Así, en los registros de países nórdicos donde se registran todos los pacientes y se controlan, se ve un claro aumento de casos en mujeres. Sin embargo, el porcentaje en hombres se ha mantenido igual en estos últimos 30 años. Respecto al incremento en las mujeres, no se sabe muy bien el porqué, pero se especula con varios factores relacionados con la incorporación de la mujer al mundo laboral. Entre ellos, la toma de anticonceptivos, el consumo de tabaco y la falta de vitamina D.

¿Qué nos puede decir de los estudios observacionales en práctica clínica para valorar la eficacia y seguridad de los fármacos?

En primer lugar, es importante destacar que la causa de la enfermedad no es conocida. A partir de esta premisa, en la actualidad, hay tres tipos de tratamientos necesarios para abordar la esclerosis múltiple. Por un lado, los dirigidos a bajar la inflamación y cambiar el curso de la enfermedad. Se trata de los tratamientos modificadores; actualmente hay 10. Por otro lado, necesitamos tratamientos reparadores, de los que todavía no disponemos. En la actualidad, hay varios estudios en fase II. En tercer lugar, contamos con tratamientos sintomáticos, es decir, aquellos para paliar síntomas como el dolor, las espasticidad, etcétera.

"Los actuales tratamientos orales han mejorado la calidad de vida de los pacientes, son más eficaces y tienen menos efectos secundarios"
En cuanto al gran grupo de tratamientos, que son aquellos que intentar cambiar el curso y disminuir los brotes, se pueden distinguir tres grandes hitos. Hasta 1995 no dispusimos de ninguno. De aquí a 2007, llegaron los tratamientos inyectables, que reducen los episodios un 30%, y la progresión de la discapacidad. A partir de 2007, entró el primer tratamiento anticuerpo monoclonal en Neurología para EM. Es un tratamiento muy eficaz, ya que reduce los episodios de los pacientes, y tiene una influencia muy grande en la progresión de la discapacidad. Este tratamiento, dado a sus efectos secundarios, no se puede dar a todos los pacientes. Más tarde, a partir de 2011, se produjo el siguiente gran hito. Se trata de los primeros tratamientos orales. Estos han mejorado la calidad de vida del paciente, son más eficaces que los anteriores y tienen menos efectos secundarios, con una mayor tolerabilidad. En definitiva, tienen un gran beneficio con poco riesgo.

Por lo que comenta, ¿la detección temprana es fundamental?

Sí, efectivamente. Nosotros cuando empezamos a tratar a los pacientes en el 95, nos centrábamos en los que estaban peor. A partir de 2001-2002, nos dimos cuenta de que había que tratar al paciente de manera más temprana. Cuanto antes se haga, más lenta será la progresión. Por lo tanto, es prioritario un diagnostico y tratamiento temprano. De esto modo, les alargamos que no tengan discapacidad en por lo menos 10-15 años.

¿Cuáles son los principales síntomas de esta enfermedad?

"Con una detección y tratamiento temprano, podemos alargar que el paciente no tenga discapacidad en por los menos 10-15 años"
La esclerosis múltiple cursa a brotes. El paciente tiene un episodio, se recupera, y al cabo de un tiempo vuelve a tener otro episodio. De uno a otro pueden pasar meses o incluso años. Cuando ocurre este, los síntomas más frecuente son alteraciones de la sensibilidad, como hormigueos o no sentir bien una mano o un pie, durante por lo menos 24 horas. Otros síntomas vienen derivados de la inflamación del nervio óptico: visión borrosa, mala percepción de los colores o dolor en el ojo al movimiento. Luego, de manera más avanzada, nos encontramos con alteraciones de movilidad, urinarias, problemas de temblor, alteraciones cognitivas y alteraciones del ánimo.

Recientemente, ha participado en la reunión organizada por Merck “Esclerosis Múltiple: de la Evidencia a la Experiencia”, donde ha abordado la importancia de la neuroimagen. ¿Qué importancia tienen los parámetros radiológicos en el diagnóstico, pronóstico y seguimiento de la esclerosis múltiple?

La resonancia es fundamental, es la única forma de ver el cerebro y de ver lo que ocurre. Siempre hacemos una resonancia al inicio y luego una anual durante los cinco primeros años. Lo hacemos de la cabeza, de la columna cervical y de la columna dorsal. Para el diagnostico temprano es necesaria. Muchas veces los pacientes tienen síntomas leves, pero en la resonancia es donde ya podemos ver realmente las lesiones.

La resonancia también nos permite conocer el factor pronóstico. En función de la cantidad de lesiones que tenga el paciente, así será su pronóstico. Además de para el diagnóstico y el pronóstico, nos sirve para el seguimiento de los tratamientos. Si pese al tratamiento, siguen aumentado las lesiones, debemos cambiarlo. En definitiva, la monitorización es fundamental.

¿Hacia dónde se dirige el futuro del tratamiento de la esclerosis múltiple?

Antes de hablar del futuro de los tratamientos es importante destacar la importancia de la adherencia a los tratamientos. Si el paciente no está de acuerdo con el tratamiento, no sirve de nada. La adherencia es fundamental para su eficacia.

¿Respecto al futuro? En estos momentos, tenemos bastantes tratamientos para la primera fase de la enfermedad, es decir, para los brotes y el curso de la enfermedad. Ahora, necesitamos encontrar tratamientos que reparen el daño del cerebro; hay estudios en fase I y II. En el futuro también tendrá un lugar importante la reparación a través de las células madre. Aunque todavía habrá que esperar, principalmente, por cuestiones tecnológicas.


Porque salud necesitamos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto