Menú

20 años de guerra por el talento

Luis TruchadoSocio de Life Sciences/Healthcare en Odgers Berndtson-Iberia

2 min

29.07.2017 - 14:00

El triángulo que forma la Medicina/Ciencia por una parte y las tecnologías que modifican procesos y resultados por otro, llevan la relación con los pacientes a un ecosistema auténticamente nuevo y cambiante, con las fronteras difuminadas. Estos cambios experimentados en el sector Life Sciences harán que la demanda de nuevos directivos incluya competencias profesionales poco consideradas hasta ahora, tanto procedentes de otros sectores como desarrolladas en Escuelas de Negocios o in-company.

Se necesita diagnosticar, evaluar y desarrollar el liderazgo de las organizaciones, utilizando herramientas contrastadas que permitan, en una primera fase la identificación individualizada de talento y liderazgo (Talent Mapping) y posteriormente el desarrollo de capacidades de los equipos directivos con formación, Coaching, etc. (Team Building). Esta herramienta también ayuda en procesos de onboarding, es indispensable en Planes de Sucesión y en Ajuste Cultural.

Las compañías de Life Sciences tienen cada vez más que abrazar la excelencia operativa, combinando la innovación sostenida que requiere el sector con un mayor control de costes y la irrupción de nuevas tecnologías que retan métodos y procedimientos. Esta confluencia de vectores está cambiando la forma en que las empresas y sus directivos operan, en muchos casos formando parte de equipos globales que operan 24/7, soportados por la “nube”, la robótica o la Inteligencia Artificial.

La desintermediación entre médico y paciente nunca será total, pero resulta obvio que la “conversación” -en el sentido digital del término- obligará a los profesionales del sector (incluyendo Farmacia y Enfermería) a reinventarse más o menos según la generación a la que pertenezcan.

Los retos legales y regulatorios que todo esto conlleva, requieren nuevos modelos de gestión del Capital Humano que reconozcan las ventajas y desafíos de una economía de talento abierto y la necesidad de desarrollar y retener a directivos que combinen habilidades científicas, tecnológicas y relacionales.

Se cumplen ahora 20 años de que McKinsey acuñara el término War for Talent, para poner sobre la mesa las dificultades que iban a encontrar las empresas para fichar a directivos con auténtico talento; que marquen la diferencia. Pasado lo peor de la crisis, esta persistente escasez de talento continuará desafiando a las empresas de Life Sciences pues los esfuerzos de muchas organizaciones se ven frecuentemente obstaculizados por la falta de directivos, expertos o científicos cualificados. Por ejemplo, en muchos países asiáticos se hacen enormes esfuerzos por recuperar a compatriotas formados en Universidades y Escuelas de Negocio occidentales o que trabajen allí.

Y a pesar de las altas cifras de paro en general, algo similar nos ocurre en España con el talento que se expatrió al comienzo de la crisis y que en muchas ocasiones se encuentra esperando la posibilidad profesional adecuada para regresar.


Porque salud necesitamos todos...ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto