Menú

LO HACÍAN POR INTERNET

Detenidas tres personas que vendían medicamentos gástricos para interrumpir el embarazo

Las detenciones las ha llevado a cabo la Policía Nacional en Torrelavega, Bilbao y Madrid. Según las investigaciones, al menos 100 personas habrían adquirido este medicamento y en muchos casos tuvieron que ser asistidos tras su consumo.
Detenidas tres personas que vendían medicamentos gástricos para interrumpir el embarazo

2 min

09.01.2017 - 11:00

La Policía Nacional ha detenido a tres personas en Torrelavega (Cantabria), Bilbao y Madrid que se dedicaban a vender por Internet medicamentos, en principio indicados para tratar las úlceras gástricas y duodenales y cuyo efecto secundario provoca el aborto, como fármacos para interrumpir el embarazo.

Según el comunicado de los agentes, la investigación se inició en octubre cuando la Fiscalía Provincial de Zamora informó sobre un hombre que había vendido este tipo de medicamentos, sin receta y por Internet, a una joven que padeció efectos secundarios y hasta tuvo que ser asistida clínicamente una vez consumido. La afectada pagó por él 130 euros.

Los detenidos habrían obtenido un beneficio de 700 euros por cada caja de medicamentos vendida tras subirles el precio de comercialización
Tras iniciar las investigaciones, la Policía identificó a las personas que estaban detrás de la operación. Una de ellas era un farmacéutico que obtenía las pastillas; otro era el cabecilla de la trama que se dedicaba a vender y a atender, por teléfono y Whatsapp, las consultas relacionadas con la medicación y su posología; el tercero fue detenido en el momento en que iba a entregar varios de los paquetes para ser enviados a diferentes puntos de la geografía nacional.

Además de las detenciones, los agentes han registrado los domicilios de los implicados tras lo cual han intervenido 170 pastillas en sus embalajes originales, teléfonos móviles, un ordenador y documentación relacionada con los envíos y la recepción de diversas empresas de paquetería. Por estos documentos, la Policía Nacional ha deducido que habría más de 100 personas en España que adquirieron el medicamento. Además, en muchos casos estas personas tuvieron que ser asistidas en un hospital tras consumirlo.

La investigación, además, indica que le subieron el precio de comercialización a una de las pastillas. Por ello, las cajas de 40 pastillas que en las farmacias cuestan 10,40 euros, los detenidos las vendían por un precio entre 15 y 20 euros cada comprimido, indicando que el pedido mínimo era de cinco pastillas. Así, habrían obtenido un beneficio de 700 euros por cada caja de medicamentos.

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto