Menú

Según difunden los trabajadores

El descenso de la gripe no acaba con las saturaciones en los hospitales catalanes

Los picos de pacientes esperando cama en las Urgencias de hospitales como el Vall d'Hebron o el Hospital del Mar son similares a los que llevaron al Defensor del Pueblo catalán a abrir, a finales de 2016, una investigación sobre los colapsos y a exigir a Comín que tomara medidas para solventar la situación.
El descenso de la gripe no acaba con las saturaciones en los hospitales catalanes

3 min

16.02.2017 - 18:00

Hasta 68 pacientes en Urgencias pendientes de cama, el más antiguo, con hasta cuatro días de espera. Son las cifras que denuncian los trabajadores del Hospital Vall de Hebrón de Barcelona a través de las redes sociales referentes a esta misma semana (el día 9 de febrero, señalan, llegó a haber hasta 86 pacientes esperando cama), y que denotan que la situación de colapso en los hospitales catalanes no ha mejorado después de las polémicas saturaciones producidas con la llegada de la gripe invernal.

Este miércoles se registraron hasta 108 pacientes atendidos en las Urgencias del Hospital del Mar, de los cuales 16 llevaban más de 48 horas de espera
De hecho, pese a que el último informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (que hace referencia a la semana del 30 de enero al 5 de febrero) ya concluye que la incidencia de la gripe desciende a 135,64 casos por 100.000 habitantes “tras alcanzar el pico de máxima incidencia gripal de la temporada 2016-17” que llegó a ser de 222,4 casos por 100.000 habitantes, los datos ofrecidos por los trabajadores del Vall de Hebrón son similares a los que llevaron al Defensor del Pueblo de Cataluña (Síndic de Greuges) a abrir una investigación y exigir al consejero de Salud, Toni Comín, a que informara sobre las saturaciones registradas en las Urgencias de este y otros centros catalanes.





La situación, por ejemplo, no difiere mucho en el Hospital del Mar, otro de los centros más saturados, que este miércoles registró hasta 108 pacientes en Urgencias, de los cuales hasta 16 llevaban más de 48 horas, según la información ofrecida por los trabajadores a partir del sistema informático del hospital. Si bien, los datos oficiales del centro rebajaban la cifra hasta las 75 personas (la mayoría en situación de atención “urgente pero no inmediata”), durante las primeras horas del jueves.

Tampoco ha mejorado la situación en el Hospital Parc Taulí de Sabadell donde, este miércoles, se registraban 45 pacientes a la espera de camas en Urgencias de los cuales 33 llevaban más de 24 horas.

SITUACIÓN CONSTANTE

Según los trabajadores, el Parc Taulí ha derivado hasta 100 pacientes al Hospital General de Cataluña en lo que va de 2017
Si bien, como explican fuentes del comité de empresa de este centro a Consalud.es, en este hospital no se ha registrado un pico de gripe que haya colapsado las Urgencias, sino que la situación de saturación es una constante. “Hace meses que las urgencias están saturadas y hay picos de colapsos y la situación no ha cambiado en las últimas semanas”, señalan.

Por otra parte, el centro sigue derivando a “entre 5 y 6 pacientes” al Hospital General de Cataluña, un hospital de gestión privada al que Comín tiene previsto expulsar de la red sanitaria pública. Pese a ello, sin embargo, los trabajadores aseguraban hace una semana que en lo que va de 2017 se han derivado ya 100 pacientes a este centro ante la falta de camas en el Taulí.

Otro de los centros que también está sufriendo las consecuencias del proceso desprivatizador de la Generalitat es el Hospital de Terrasa donde, aunque los empleados no disponen de datos de pacientes atendidos en Urgencias, fuentes de la sección sindical de Satse señalan a este periódico que la saturación suele ser habitual. “El problema es que no sólo es la gripe, sino diferentes tipos de problemas de salud. Los ambulatorios están colapsados y la gente acaba trasladándose a las Urgencias de hospitalización”, señalan.




Si bien, y aunque las redes sociales ya no muestren imágenes de pacientes esperando en los pasillos “esto es algo cíclico, porque muchos pacientes se pasan a planta, pero algunos vuelven otra vez, porque el número de camas que se han cerrado en los hospitales es tan grande que es muy difícil que haya camas disponibles para todos”, indican desde el sindicato.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto