Menú

ConSalud.es

¿Están los médicos de Primaria preparados para detectar casos violencia de género en consulta?

La Atención Primaria es la puerta de entrada al sistema sanitario. Garantizar que esta puerta de entrada esté abierta para la detección de la violencia de género es esencial en la lucha contra este grave problema de salud pública.

¿Están los médicos de Primaria preparados para detectar casos violencia de género en consulta?

time 3 min

13.03.2017 - 23:58

Más de 134.000 mujeres denunciaron el año pasado ser víctimas de violencia de género, lo que supone una media de 391 denuncias al día, según los último datos del Poder Judicial. Respecto a 2015, estas cifras suponen, no sólo un aumento del 8,7% en el número de víctimas, sino también un incremento del 10,6% en el número de denuncias. Pese a este aumento, la última estadística publicada por el Observatorio de Violencia de Género pone sobre la mesa la dificultad de las víctimas para denunciar. Así, de las ocho mujeres asesinadas de enero a 8 de febrero de 2017, sólo en dos de los casos se registraba denuncia.

Una vez más, las estadísticas ponen sobre la mesa el grave problema de salud pública que es la violencia de género en nuestro país. Las campañas de prevención no han frenado las muertes y ya son 14 las mujeres asesinadas por su pareja o expareja en lo que va de año. Un pacto de estado contra la violencia de género se ha convertido en la hoja de ruta del Gobierno y de las distintas comunidades autónomas para trabajar en su erradicación.

“La capacitación y compromiso del médico es lo que permite al profesional manejar situaciones clínicas con seguridad, confianza y sin la sensación de que es una situación que se les va de las manos”
Mientras tanto, los agentes implicados en su lucha son muchos, entre ellos, los profesionales sanitarios, que juegan un papel esencial en la detección y diagnóstico de esta lacra. Para el coordinador nacional del Grupo de trabajo de Sexología de Semergen y experto en violencia de género, el doctor Carlos San Martín Blanco, “los médicos y enfermeros pueden ser esenciales para una detección activa. Si esta no se hace o es inapropiada, podemos dejar escapar una oportunidad única”, apunta este experto, que señala, que pese a dicho potencial, todavía queda mucho por hacer en consulta: “Hay que seguir avanzando en aspectos como la formación, el compromiso y la actitud adecuada de los profesionales”.

Con profesionales formados en violencia de género y sensibilidad suficiente para contemplar posibles casos de violencia de género, la consulta de Primaria se transforma en un núcleo clave en la detección activa. Y es que, según explica este especialista, las mujeres víctimas de violencia de género siguen una serie de patrones que pueden hacer sospechar al médico. “Suelen ser mujeres hiperfrecuentadoras de la consulta de Primaria y con un estado psicológico que no remonta”.

ESCENARIO INCÓMODO Y ERRORES CONCEPTUALES

"La violencia de género es una de las primeras causas de morbimortalidad en mujeres menores de 40 años, junto a los accidentes de tráfico"
Aunque para el facultativo enfrentar en consulta una sospecha de caso de violencia de género puede suponer un escenario incómodo, dado el silencio de las víctimas, “debe esforzarse por dejar claro a la paciente su disponibilidad”, señala San Martín. “La percepción de la víctima de la disponibilidad del médico se manifiesta tan fácilmente como preguntando. Si estás hablando con una paciente que te está diciendo que es ansiosa o deprimida, pregúntale cómo van las cosas en casa, en su entorno familiar… A veces nos falta ese punto de naturalidad”, añade. Por otra parte, para llevar a cabo esa estrategia de detección activa es importante entrenar la entrevista clínica y hacerlo con el tiempo medio estipulado en consulta, según explica el experto.

En este sentido, para el doctor San Martín todavía es necesario seguir insistiendo en la labor de sensibilización del médico y en la formación, “que es lo que permite al profesional manejar situaciones clínicas con seguridad, confianza y sin la sensación de que es una situación que se les va de las manos”, puntualiza.

Otro reto pendiente es “entender la violencia de género como lo que es”, señala este experto. “Se trata de un problema de salud pública. Es una de las primeras causas de morbimortalidad en mujeres menores de 40 años, junto a los accidentes de tráfico. De hecho, estudios nos hablan de que una de cada cuatro mujeres pueden haber tenido una experiencia de maltrato físico o psicológico a lo largo de su vida afectiva”.

“El riesgo que corremos en consulta es llevar la violencia de género al territorio de lo privado”
Para San Martín, “el riesgo que corremos en consulta es llevar la violencia de género al territorio de lo privado”. En este sentido, el doctor señala que con frecuencia se confunde el maltrato familiar con el maltrato por violencia de género. “La violencia de género es todo acto de violencia que sufre la mujer, bien en el terreno de lo público o de lo privado, de carácter psicológico, físico, social o económico por el mero hecho de ser mujer. La violencia de género tiene como causa la desigualdad. Sin embargo, el maltrato o violencia familiar es otra cosa, es la violencia dentro del ámbito familiar y tiene múltiples direcciones. Aclarar esto a los sanitarios es fundamental, porque si no confundimos conceptos”.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto