Menú

Y multas económicas

Falsificar un parte médico podría conllevar penas de hasta tres años de cárcel

Los expertos recuerdan que el Código Penal castiga la falsificación de documentos públicos tanto por parte de particulares como de médicos. El debate de las falsificaciones se ha reabierto después de que Castilla y León iniciara una investigación sobre la veracidad de un parte presentado por el cantante David Bustamante para justificar la cancelación de un concierto.
Falsificar un parte médico podría conllevar penas de hasta tres años de cárcel

2 min

05.09.2017 - 21:17

La polémica surgida a raíz de la investigación abierta por la Consejería de Sanidad de Castilla y León sobre la veracidad de un parte médico que presentó el cantante David Bustamante como justificación para la cancelación de un concierto en el municipio de Laguna de Duero, ha reabierto el debate sobre las falsificaciones de documentos médicos en la sanidad española. En el caso del cantante, el médico que lo asistió de forma privada (fuera de su horario laboral y utilizando un informe con el membrete del Hospital Clínico de Valladolid) ha ratificado que sufría afonía, por lo que la gerencia del hospital considera explicadas las circunstancias de por qué el parte procedía de un hospital en el que Bustamante no había sido tratado.

“Si una persona llega a un acuerdo con su médico para la falsificación del documento, tendrían culpabilidad las dos partes”
Si bien, según explica a Consalud.es Gabriel González, abogado del despacho Lex Abogacía, en los casos en los que se demostrara que un particular ha falsificado un parte médico, ya sea para no dar un concierto, para no acudir a trabajar a su empresa o por cualquier otra razón, las consecuencias legales serían tanto civiles como penales, pudiendo conllevar incluso penas de cárcel de entre seis meses y tres años.

“Un parte médico de un hospital es un documento público, y según el artículo 392 del Código Penal el particular que falsifique un documento público u oficial puede ser castigado con penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses”, señala el abogado, quien recuerda que a nivel económico, la empresa denunciante podría reclamar costes, por ejemplo, de haber suspendido un concierto.

CUANDO EL MÉDICO PARTICIPA EN LA FALSIFICACIÓN

Por otro lado, en el caso de que el médico llegue a un acuerdo con el particular para la firma de un parte sanitario que no se corresponda con la realidad, González señala que el artículo 390 del Código Penal también señala penas para la autoridad pública (como son considerados los médicos) que en el ejercicio de sus funciones, cometa falsedad. En este caso, las penas podrían ser de tres a seis años de cárcel e inhabilitación especial para el funcionario. “Si la persona llega a un acuerdo con el médico para la falsificación del documento, tendrían culpabilidad las dos partes”, señala el experto.

En lo que respecta a la investigación abierta en Castilla y León por el parte de Bustamante, la Gerencia del Hospital Clínico de Valladolid ha solicitado el inicio de una información reservada para aclarar lo sucedido y las consecuencias que puedan derivarse de ello.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto