Menú

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Identificada la fisioterapeuta española de Cruz Roja asesinada en Afganistán

La cooperante, que trabajaba en un centro ortopédico del Comité Internacional de la Cruz Roja, en una ciudad al norte del país, ha muerto tras ser tiroteada.
Identificada la fisioterapeuta española de Cruz Roja asesinada en Afganistán

2 min

11.09.2017 - 16:50

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) revela en un comunicado que la cooperante asesinada este lunes en Afganistán es la fisioterapeuta Lorena Enebral Pérez, de 38 años. La sanitaria se encontraba trabajando en el centro de rehabilitación que la organización tiene en la ciudad Mazar-e-Sharif, al norte del país, cuando dos hombres la han asesinado a tiros.

El propio CIRC ha adelantado la noticia a través de su cuenta de Twitter. “Confirmamos que una fisioterapeuta española que trabajaba en nuestro centro de Mazar ha sido asesinada a tiros. Estamos conmocionados y devastados”.
El CIRC explica que el trabajo de la mujer fallecida consistía en ayudar a personas que han sufrido una amputación o que padecen alguna otra forma de discapacidad. "Lorena, con toda su energía y alegría, era el corazón de nuestra oficina en Mazar. Hoy estamos devastados", apunta la jefa de la delegación de la organización en el país afgano, Monica Zanarelli. "Lorena era una fisioterapeuta competente y atenta que prestaba asistencia a los pacientes, especialmente a niños. Las violentas fluctuaciones de la vida hoy nos parecen particularmente crueles."

Según adelanta el portavoz de Cruz Roja en Kabul, Thomas Glass, en la agencia France Press, los asesinos eran pacientes discapacitados del centro, y ya han sido arrestados. Ambos han accedido a las instalaciones con armas escondidas en sus sillas de ruedas, donde han aguardado a que apareciera la sanitaria para después asesinarla a tiros.

OTROS ATAQUES EN AFGANISTÁN

El asesinato de la cooperante se produce algunos meses después del que acabó en febrero con la vida de seis empleados del CICR en el norte de Afganistán. Otras dos personas fueron secuestradas en el mismo ataque, y, tras pasar casi siete meses en cautiverio, fueron liberados solo días antes de este nuevo atentado mortal. “Esta serie de ataques no solo causa indignación y tristeza a la comunidad del CICR, sino que también deja en evidencia los peligros reales a los que está expuesto nuestro personal en todo el mundo”, resalta el comunicado.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto