Menú

Una circulación constante

La globalización acerca a unos 4.000 médicos extranjeros a España

El flujo migratorio entre países ha alejado en los últimos años a unos 15.000 médicos españoles del país, pero también ha acercado a España a miles de médicos extracomunitarios. La estabilidad laboral y los problemas sociales en los países de origen, principal motivo de las migraciones.
La globalización acerca a unos 4.000 médicos extranjeros a España

2 min

18.04.2017 - 21:00

Según la Organización Médica Colegial (OMC), 15.000 médicos españoles han pedido irse a trabajar o formarse al extranjero en los últimos cinco años. Sin embargo, desde la Asociación de Médicos Especialistas Extracomunitarios (Asomex), calculan que actualmente hay entre 3.000 y 4.000 médicos extranjeros (no comunitarios) trabajando en España, aunque el Gobierno no ofrece datos oficiales.

Asomex calcula que la gran mayoría de médicos extracomunitarios en España proceden de Sudamérica, en concreto de Argentina, Cuba o Venezuela
Se trata de un flujo migratorio posible gracias a la globalización y a las normativas desarrolladas por los estados para facilitar el traslado de profesionales sanitarios entre países. Como explica resumidamente Pablo Mejía, presidente de Asomex, “se trata de una especie de pescadilla que se muerde la cola”.

De esta forma, mientras que los médicos españoles se van al extranjero tras acabar su residencia por motivos económicos, “porque aquí encuentran un panorama laboral muy inestable, mientras que en países como Alemania, por ejemplo, encuentran pronto trabajo fijo y cobrando el triple que aquí”, los médicos extranjeros vienen a España, especialmente, por los problemas internos que se viven en sus países.

Mejía calcula que la gran mayoría de médicos extracomunitarios en España proceden de Sudamérica, en concreto de Argentina, Cuba o Venezuela. “En estos países se vive o se han vivido problemas sociales importantes, por eso los médicos, a la mínima oportunidad, tratan de buscar algo mejor y por eso vienen a España”. Otros, sin embargo, son médicos españoles pero que han estudiado o se han especializado en países extranjeros, y por tanto a su vuelta han de homologar su título.

Últimamente, además, una media de 200 médicos extracomunitarios vienen cada año a España a hacer el MIR, y algunas autonomías están cambiando sus normativas para que puedan seguir trabajando aquí tras la residencia. Por otro lado, también habría que tener en cuenta los médicos que vienen de países de la Unión Europea. Aunque no distingue por profesiones, un informe del Ministerio de Empleo revela que en 2015 se concedieron 138 autorizaciones de trabajo a europeos en el ámbito sanitario, de las cuales 70 fueron a trabajadores de Rusia y 52 de Ucrania.

DIFICULTADES EN LA HOMOLOGACIÓN

En el caso de los extracomunitarios, la legislación española permite a los facultativos una homologación del título de médico general relativamente rápida (entre tres y seis meses). Los facultativos procedentes de países sudamericanos, además, cuentan con unas condiciones especiales, de forma que después de estar dos años trabajando de forma estable en España, pueden solicitar la nacionalidad española, “de forma que la mayoría ya tenemos nacionalidad española”.

Pese a ello, sin embargo, Mejía critica que el Gobierno sí ponga trabas a la homologación del título de especialista, lo que les impide abrir una clínica privada como tal, “no tiene sentido, porque paradójicamente, aunque no tengamos el título homologado, sí que podemos trabajar como especialistas en la Seguridad Social o en clínicas privadas”, indica el portavoz de Asomex.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto