Menú

FUNDAMENTAL EN LAS BIOPSIAS

La prohibición del formol en medicina pone en peligro el diagnóstico del cáncer

Una directiva europea lo incluye en la lista de agentes carcinógenos. Tras las advertencias de médicos, eurodiputados españoles solicitan descartarlo de ella para garantizar su aplicación en el ámbito sanitario.

La prohibición del formol en medicina pone en peligro el diagnóstico del cáncer

time 3 min

09.02.2017 - 21:00

Recientemente eurodiputados socialistas han solicitado ante la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales Parlamento Europeo que se elimine el formol de la lista de agentes carcinógenos en el ámbito laboral debido a la eficacia que aporta en distintos ámbitos de la medicina. Lo han hecho a través de la presentación de una enmienda a la propuesta de Directiva comunitaria que modifica la existente relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos durante el trabajo.

"Además, las concentraciones de formol utilizadas en el ámbito sanitario son mínimas en comparación con las manejadas en la industria"
Esta propuesta responde a la solicitud realizada en su momento por facultativos de la Sección de Patología de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) con el objetivo de proteger el formol al respecto. Uno de ellos, el doctor Aurelio Ariza, presidente de la Comisión Nacional de Anatomía Patológica y jefe del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Germans Trias i Pujol, explica a ConSalud.es su postura acerca de este asunto. “Soy absolutamente partidario de que del ámbito sanitario quede excluido de la prohibición del uso del formol. La directiva europea en la que se contempla esta prohibición ha considerado el entorno industrial pero no ha tenido en cuenta para nada el uso médico de este fijador”.

El formol se usa en el ámbito sanitario sobre todo para la preservación de los tejidos extraídos de los pacientes, como biopsias y piezas quirúrgicas, por lo que los especialistas lo consideran fundamental de cara al diagnóstico de ciertas patologías como el cáncer. “Además, las concentraciones de formol utilizadas en el ámbito sanitario son mínimas en comparación con las manejadas en la industria”, precisa Ariza.

En el caso de las biopsias, por ejemplo, el formol es indispensable para su procesamiento y, por lo tanto, para que los especialistas médicos puedan determinar si un paciente tiene cáncer o no. Desde la UEMS sostienen que los criterios que permiten emitir diagnósticos de tanta importancia se han validado a lo largo de muchos años mediante estudios llevados a cabo sobre tejidos fijados en formol.

"Hay quien ha propuesto que queden exentas de la prohibición del formol las biopsias de cáncer"
Asimismo, el doctor Aurelio Ariza señala que, aunque existen en el mercado otros fijadores, según la European Society of Pathology la validación de los mismos llevaría al menos una década y su falta de toxicidad y grado de eficiencia en relación al formol están por demostrar. “Hay quien ha propuesto que queden exentas de la prohibición del formol las biopsias de cáncer. Cabe preguntarse cómo se sabe si una biopsia dada contiene tejido canceroso antes de que lo decida un patólogo o si tan sólo merecen un procesamiento adecuado las enfermedades cancerosas. ¿Acaso serían excusables los errores diagnósticos en biopsias de trasplante, por ejemplo?”, apostilla este especialista.

CONSECUENCIAS EN LA INVESTIGACIÓN

Los expertos recuerdan que la normativa también influiría en los trabajos de investigación y no sólo en los diagnósticos de enfermedades. Los resultados de determinados ensayos clínicos se interpretan en base a la experiencia adquirida a lo largo de muchas décadas de estudio de tejidos fijados en formol. El experto indica en declaraciones a este diario que “esta experiencia no puede improvisarse ni es extrapolable a tejidos fijados de formas diferentes”.

De este modo, el doctor Aurelio Ariza señala que la enmienda presentada por los eurodiputados socialistas “es muy oportuna y hace énfasis en los graves prejuicios que la prohibición del formol tendría para los pacientes en el conjunto de la Unión Europea. Los posibles beneficios ambientales que la medida tendría quedarían sobradamente superados por los perjuicios que los errores diagnósticos, y no sólo en cáncer, ocasionarían a la población europea”.

Por último, este especialista subraya que “el progreso en esta materia viene dado de la mano de la adecuación de las instalaciones y la protección del personal sanitario que usa el formol, pero en absoluto de la prohibición del mismo. Por otra parte, la inversión económica requerida por la mejora de las medidas de protección es muy inferior a los cambios y validaciones que exigiría la implantación de nuevos fijadores”.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto