Menú

Medicina regenerativa

Las células madre sintéticas reducen los riesgos de la terapia con células madre naturales

Un grupo de científicos desarrolla una célula madre cardíaca sintética que podría funcionar como célula madre natural, pero disminuyendo los riesgos asociados de crecimiento tumoral y rechazo inmunitaria.
Imagen de células madre.

2 min

30.12.2016 - 12:00

Las terapias con células madre son un tratamiento prometedor para el tejido enfermo o disfuncional, pero pueden causar efectos secundarios. Ahora científicos de Carolina del Norte (EE UU) y Zhengzhou, en China, han creado una célula madre cardíaca sintética que creen que podría funcionar como célula madre natural, pero con menos riesgos.

En estudios con ratones, la célula madre sintética ha logrado provocar el crecimiento de tejido cardíaco después de un ataque al corazón
La terapia con células madre, también conocida como medicina regenerativa, implica la implantación de células madre en tejido enfermo. Se basa en la teoría de que estas células, que pueden ser “programadas” para convertirse en cualquier tipo de célula, tienen la capacidad de ayudar al cuerpo a reparar o reemplazar tejidos dañados. Pero el tratamiento también conlleva algún peligro: dichas células madre podrían crecer de forma incontrolable o diferenciarse en tipos diferentes de lo previsto. Incluso quizá provoquen una respuesta inmunitaria no deseada.

Estos investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, dirigidos por el profesor Ke Cheng, han creado para su estudio una micropartícula a partir de un polímero biodegradable y biocompatible. A continuación, le agregaron proteínas del factor de crecimiento recogidas de células madre de corazón humano cultivadas y los recubrieron todo con una membrana de células madre cardíacas.

"VACUNAS DESACTIVADAS"

Los estudios in vitro han demostrado que tanto la micropartícula como las células madre cardíacas estimula el crecimiento de las células del corazón, según han hecho público. Y modelado en ratones, esta micropartícula se une y provoca el crecimiento del tejido cardíaco después de un infarto, similar a cómo actuarían las células madre cardíacas naturales. Los prometedores resultados se han dado a conocer a través la revista Nature Communications.

“Las células sintéticas funcionan de la misma manera que lo hace una vacuna desactivada”, ha declarado Cheng que, a su vez, ha añadido, “sus membranas evitan la respuesta inmune, se unen al tejido cardíaco, liberan los factores de crecimiento y generan la reparación, pero al mismo tiempo no pueden amplificarse; de modo que obtenemos los beneficios de la terapia con células madre sin padecer los riesgos”.

Además de reducir los peligros asociados con la terapia con células madre, las células sintéticas resultan más longevas y soportan mejor la congelación y descongelación, así como tampoco necesitan ser derivadas de las propias células del paciente.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto