Menú

auditoría interna de la Generalitat Valenciana

Los datos avalan el modelo público de gestión privada de la sanidad

Los centros públicos de gestión privada son más baratos, eficientes, con mejor tecnología, mejor calidad de los servicios y, en definitiva, mejor valorados por los pacientes
Los datos avalan el modelo público de gestión privada de la sanidad

3 min

21.02.2017 - 13:00

Hace pocas semanas la auditoría interna de la Generalitat Valenciana, encargada por el Gobierno de Ximo Puig, demostró que los hospitales públicos de gestión privada lideran todos los indicadores de eficiencia y satisfacción. La Generalitat encargó el estudio ("Auditoría operativa de la concesión de la asistencia sanitaria integral en el departamento de salud de Manises") para valorar el funcionamiento y eficacia del modelo de hospital público de gestión privada, también conocido como modelo Alzira en la Comunitat Valenciana. Las conclusiones mostraron al Ejecutivo regional que los centros públicos de gestión privada son más baratos, eficientes, con mejor tecnología, mejor calidad de los servicios y, en definitiva, mejor valorados por los pacientes.

La auditoría señalaba que el gasto público del Hospital de Manises , objeto de análisis principal, es de 721 euros por habitante, un 21,3% menos que el gasto público en asistencia sanitaria en el conjunto centros públicos catalogados como comarcales, que asciende a 916 euros por habitante. El gasto en el caso de Manises, comparado con el gasto medio sanitario público por habitante en el conjunto de la Comunitat Valenciana (964 euros por habitante), es un 25,2% inferior.

"Los centros públicos de gestión privada son más baratos, eficientes, con mejor tecnología, mejor calidad de los servicios y, en definitiva, mejor valorados por los pacientes"
Del mismo modo, se advierte que "en el caso de asumir con medios públicos la gestión de la asistencia sanitaria integral de la población protegida del departamento de Manises, si se realizara el ejercicio teórico de considerar que el gasto por habitante podría equiparase a la media de los departamentos con hospital comarcal, implicaría un gasto de 42 millones de euros".

De acuerdo con los resultados del análisis, los hospitales públicos de gestión privada lideran de manera clara todos los indicadores estudiados: los cinco hospitales catalogados como concesiones (Elx Crevillent, Manises, Torrevieja, Denia y La Ribera) tienen menor gasto sanitario público por habitante, mayor porcentaje de pacientes satisfechos, menor lista de espera quirúrgica estructural, mayor porcentaje pacientes atendidos en tiempo y mejor tasa de retorno a urgencias a 72 horas.



REDUCCIÓN DE LAS LISTAS DE ESPERA EN MADRID

La otra Autonomía que emplea este modelo, la Comunidad de Madrid, ha arrojado datos positivos últimamente en lo referido a las listas de espera quirúrgica, publicados por la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid.

La Consejería señala que los hospitales públicos de la Comunidad han empeorado gravemente la demora media respecto a 2015. Las únicas excepciones, con una notable mejoría, son los hospitales públicos de gestión privada (Fundación Jiménez Díaz, Hospital Rey Juan Carlos, Hospital de Villalba e Infanta Elena). De entre los grandes, seis destacan por su agravado empeoramiento en la demora media: Clínico San Carlos (de 40 días en 2015 a 70 en 2016), Gregorio Marañón (de 56 a 77), La Paz (de 35 a 55), La Princesa (27 a 66), Puerta de Hierro Majadahonda (30 a 66) y Ramón y Cajal (56 a 106). Todos ellos han visto aumentados, además el total de pacientes en lista de espera.

Los hospitales públicos de gestión privada han reducido el total de pacientes en lista de espera quirúrgica: Fundación Jiménez Díaz reduce de 27 días en 2015 a 13 en 2016, Rey Juan Carlos de 22 a 14, Hospital de Villalba de 23 a 9 e Infanta Elena de 21 a 19.

"Los hospitales públicos de gestión privada han reducido el total de pacientes en lista de espera quirúrgica"
La demora media en los principales hospitales, el Grupo 3 (Clínico San Carlos, La Paz, Ramón y Cajal, Fundación Jiménez Díaz, Gregorio Marañón, 12 de Octubre, La Princesa y Puerta de Hierro) es de 73 días cuando en 2015 fue de 50. El total de pacientes en lista desciende de los 43.000 de 2015 a los 42.000 de 2016.

El Grupo 1 (El Escorial, Tajo, Henares, Infanta Cristina y Hospital del Suroeste) empeora la demora media y se sitúa en 44 días frente a los 30 de 2015. El total de pacientes se reduce de 78.500 de 2015 a 77.500 de 2016.

En el Grupo 2 (Gómez Ulla, Rey Juan Carlos, Villalba, Torrejón, Fuenlabrada, Fundación Alcorcón, Getafe, Infanta Leonor, Infanta Sofía, Móstoles, Príncipe de Asturias, Niño Jesús y Severo Ochoa) la demora media cae de los 37 días de 2015 a los 77 de 2016, el total de pacientes se mantiene en torno a los 29.000.

El modelo de hospital público de gestión privada, largamente cuestionado por pacientes, médicos y fuerzas políticas; obtiene así un espaldarazo demostrado por los datos de la gestión.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto