Menú

ENFERMEDADES RARAS

Los padres de Charlie Gard confían en que el juez dé permiso para “salvar la vida de su hijo”

El Tribunal Supremo de Londres decidirá este viernes si desconecta al bebé británico de once meses con una enfermedad rara y mortal o permite someterlo a un tratamiento experimental.
EE.UU. aprueba conceder la residencia permanente al bebé británico Charlie Gard

1 min

13.07.2017 - 10:50

La familia de Charlie Gard, el bebé británico de once meses con una enfermedad rara y terminal que se encuentra en estado vegetativo para el que la justicia de su país reclama una muerte digna, habrá de esperar previsiblemente hasta este viernes para conocer si el Tribunal Supremo de Londres se pone de su parte en la batalla para que no desconecten al pequeño y pueda acceder a un tratamiento experimental en EE.UU. A falta de la determinación del tribunal, los padres del niño han admitido su confianza en que así sea y que el magistrado que atiende el caso “de el permiso para buscar un tratamiento alternativo con expertos especializados en el síndrome que afecta a Charlie, para así poder salvar la vida de nuestro hijo”, tal y como informa la delegación londinense de EFE.

Los padres del bebé han contado con el apoyo de Donald Trump y el Papa
El bebé padece un síndrome infantil de encefalopatía mitocondrial que causa mutaciones en un gen de su ADN y le priva, según el dictamen del hospital que lo atiende, el Great Ormond Street Hospital de Londres, de “la energía necesaria para vivir”.

Teniendo en cuenta el diagnóstico del centro médico, el juez Nicholas Francis, de la División de Familia del Tribunal Superior de la capital británica, reafirmó en abril la decisión del hospital de desconectar al pequeño de la máquina de respiración asistida que lo mantiene con vida. Igualmente, la resolución fue avalada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que consideraron que el niño tiene derecho a una muerte digna por sufrir una enfermedad “rara y mortal”.

Tras conocer el veredicto, los padres del pequeño, Connie Yates y Chris Gard, avivaron una campaña mediática para evitar que lo desconectaran, consiguiendo el apoyo para su causa de figuras como la de presidente de EE UU, Donald Trump, y la del Papa Francisco. Ahora, el magistrado deberá decidir si autoriza la petición de los progenitores de someter al bebé a un tratamiento de terapia nucleósica en el que tienen puestas sus esperanzas de que pueda mejorar.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto