Menú

Piden más medidas de seguridad

Los riesgos de ser médico y sufrir agresiones en Melilla

Los profesionales sanitarios denuncian que las situaciones de conflictos entre médicos y pacientes son “la norma” en la zona. La semana pasada fueron agredidos cuatro trabajadores en un mismo día y por pacientes distintos.

Los riesgos de ser médico y sufrir agresiones en Melilla

time 2 min

28.11.2016 - 20:00

Las situaciones de conflictos entre médicos y pacientes están al alza en Melilla, más aún en centros de salud como el de Cabrerizas, donde hace sólo una semana fueron agredidos, en el mismo día, tres médicos y una enfermera por parte de pacientes distintos.

“Llevamos reivindicando soluciones desde 2012 pero el Ingesa no hace nada por atajar esto, y eso es el caldo de cultivo idóneo para que surjan más situaciones de conflicto”
“Las agresiones verbales y los comportamientos antisociales son la norma, no sólo en este centro de salud, sino también en los hospitales y en otros centros de salud de Melilla”, explican a Consalud.es fuentes del Sindicato Médico de la ciudad autónoma.

En el caso de Cabrerizas, toda la plantilla al completo protagonizó, tras las últimas agresiones, una concentración a las puertas del centro para pedir al Ingesa (el organismo estatal que gestiona la Sanidad en Melilla) que refuerce las medidas de seguridad en la zona y la considere como de “difícil desempeño”.

Según detalla UGT, tras mantener un primer encuentro en la Mesa Sectorial de Sanidad, los representantes del Ingesa ya se han comprometido a tomar medidas como la reparación de los botones “antipánicos”, que llevan años sin funcionar, según recoge El Faro de Melilla.

El problema, sin embargo, es más profundo en la sanidad melillense según señalan desde el Sindicato Médico, porque “se trata de una zona especialmente conflictiva, porque se atiende a una población muy elevada y con características culturales muy específicas. Son pacientes complejos”.

Ante tal situación, esta organización asegura llevar años pidiendo, por ejemplo, que sean las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y no guardas jurados de empresas externas, las que vigilen los centros sanitarios, “teniendo en cuenta la particularidad que tiene la ciudad”.

Además, proponen reducir la cartilla de pacientes que tiene cada médico ya que, según los diferentes sindicatos, el principal problema que impulsa las agresiones por parte de los pacientes al personal sanitario es la falta de citas para ver al médico, ya que los facultativos no pueden atender toda la demanda que reciben desde primeras horas de la mañana.

“Hay que tener en cuenta además que, por norma general, no se sustituye a los médicos, y eso genera colas y saturación del personal”, añaden desde el sindicato médico, donde culpan al Ingesa de la situación actual: “Llevamos reivindicando soluciones desde 2012 pero el Ingesa no hace nada por atajar esto, y eso es el caldo de cultivo idóneo para que surjan más situaciones de agresiones”, afirman.



Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto