Menú

El centro arrastra una deuda de 30 millones

Los trabajadores del Hospital de Terrassa se plantan ante Comín e irán a la huelga

El Comité de Empresa del consorcio anuncia paros de dos horas durante una semana frente al recorte de “derechos laborales” que contiene el nuevo plan de empresa del hospital.
Los trabajadores del Hospital de Terrassa se plantan ante Comín e irán a la huelga

1 min

10.01.2017 - 17:00

Tras advertir antes de Navidad de los “recortes de derechos” que supondría el nuevo plan de empresa del Consorcio Sanitario de Terrassa, los trabajadores del hospital catalán han decidido este martes pasar a la acción y convocar una huelga para la semana del 23 al 27 de enero. Será la primera huelga del año a la que se enfrente el consejero de Sanidad, Toni Comín, quien había prometido a los empleados que el reequilibrio de las cuentas del consorcio no iba a afectar a las condiciones laborales de los profesionales.

Toni Comín había prometido a los empleados que el reequilibrio de las cuentas del consorcio no iba a afectar a las condiciones laborales de los profesionales
De esta forma, los miembros del Comité de Empresa del hospital han oficializado una movilización que consistirá en paros parciales de dos horas durante toda la semana. Unos paros que, anuncian, “en función de la evolución de la situación, se podrán ir renovando semana a semana”.

Y es que, como señala el propio Comité, el nuevo plan de empresa del hospital, al que se están derivando parte de los pacientes y del personal procedente de la Clínica del Vallés tras su expulsión de la red pública por parte de Toni Comín, contiene recortes en los derechos laborales de la plantilla.

“Ante la oposición frontal del Comité de Empresa en la aplicación de estas medida” y tras llevar a cabo asambleas entre los trabajadores, los profesionales “han decidido ratificar esta convocatoria de paros”.

Y es que, el nuevo plan de empresa llega después de que la Consejería de Salud le arrebatara la autonomía de gestión al consorcio, que acumulaba una deuda histórica de más de 30 millones de euros y cerró el 2015 con un déficit de 5 millones de euros.

Como ya recordaron anteriormente, los trabajadores ya habían sufrido recortes en personal y en sus condicionales laborales durante los años anteriores como consecuencia de esta deuda. Sin embargo, en 2015, los empelados firmaron un acuerdo para obtener “pequeñas” compensaciones como contrapartida a los recortes aplicados. Con el nuevo plan, sin embargo, estos derechos desaparecen, según el comité de empresa.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto