Menú

"Mi sustituto debe proceder de dentro, tener mano firme y dotes diplomáticas"

Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes.

"Mi sustituto debe proceder de dentro, tener mano firme y dotes diplomáticas"

time 7 min

31.03.2017 - 11:02

Después de 28 años al frente de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) el doctor Rafael Matesanz Acedos (Madrid, 1949) se jubila y decide pasar "a una segunda fila". Entre los hitos que ha vivido el nefrólogo al mando del organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, destacan los más de 100.000 trasplantes efectuados en nuestro país desde el nacimiento de la ONT o el hecho de que España es la única región del mundo donde existen más personas con un riñón trasplantado que en diálisis. Este viernes, 31 de marzo, Matesanz cierra una etapa y dice adiós a una organización que ha salvado miles de vidas en España. Antes de abandonar su cargo, el director de la ONT ha charlado con ConSalud.es para repasar tres décadas de trabajo, echar la vista atrás y explicar los detalles de una vida dedicada a mejorar la salud de los ciudadanos.

¿Qué valoración hace de su labor profesional durante todos estos años en la Organización Nacional de Trasplantes?

Necesariamente hay que hacer una valoración muy positiva, algo impensable cuando iniciamos este proyecto, y la verdad es que mirando atrás, bueno, las cifras hablan por sí solas. Tenemos cuatro veces más, tanto de donantes como de número de trasplantes, y pasamos de ocupar una parte media-baja de Europa en donación a ser los líderes indiscutibles del mundo. Considero que este hecho es el más importante, en una línea creciente va a continuar en los próximos años. Creo, además, que dejamos un sistema perfectamente vertebrado, es el mayor capital que puede tener un país en materia de trasplantes y, como digo, me parece que el balance es necesariamente muy positivo.

¿Cuál ha sido el secreto del éxito de la ONT?

Si hubiera que resumirlo en una sola palabra sería organización. Lo que España ha aportado al mundo del trasplante es sobre todo organización de todo el sistema y muy especialmente de la donación. Tener personas muy bien preparadas, que son los coordinadores de trasplantes, tanto fundamentalmente médicos intensivistas que, cuando empezó la ONT ocuparon un papel secundario dentro de la coordinación y en estos momentos comprenden el 90% de todos los coordinadores, bien ayudados en la mayoría de los hospitales, sobre todo más grandes, por profesionales de enfermería. Esta serie de personas entrenadas, coordinadas y sobre todo ayudadas por la ONT, son el fruto que ha dado lugar a todo esto.

"El sistema nacional de trasplantes que existe en nuestro país es un éxito coral de toda la sociedad española"

Luego evidentemente, yo creo que es todo el Sistema Nacional de Salud (SNS) en el que asienta, porque aunque es verdad que estas son las personas clave en el proceso de donación, todo el mecanismo sería inviable sin un Sistema Nacional de Salud muy potente en las diecisiete comunidades autónomas y que comprende a todo el mundo. El proceso comprende a médicos, cirujanos... a todo en realidad. Es un hospital entero el que se pone en marcha cuando hay una donación o trasplante y, por lo tanto, unos buenos resultados se asientan sobre ese buen SNS.

Finalmente, la población ha recibido el mensaje de forma positiva y son los que hacen posible esto sosteniendo el Sistema Nacional de Salud y donando sus órganos. Al final, es un éxito coral de toda la sociedad española.

Rafael Matesanz, director de la ONT.

En la XIV Reunión Nacional de Coordinadores de Trasplante y Profesionales de la Comunicación que se celebró en Zaragoza los días 23 y 24 de marzo se expuso que el tráfico de órganos era uno de los mayores problemas a nivel global en esta materia. ¿Está el sistema nacional de trasplantes blindado frente a estas prácticas ilegales al 100%?

Yo creo que está suficientemente protegido, la verdad es que hacer aseveraciones como que está blindado al 100% sería irresponsable por mi parte porque ha habido varios conatos y, afortunadamente, se han podido parar por la esplendida colaboración del sistema y por la muy buena actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Yo creo que nadie está blindado al 100% y el ejemplo de España es lo característico. Es el sistema de trasplantes más fuerte que hay probablemente en el mundo y, sin embargo, precisamente por eso ha sido objeto de deseo de gente que viene de fuera de España. Está muy protegido, pero yo no diría que está blindado al 100%. Ningún país está exento.

¿Qué debe tener su sustituto para seguir en la misma línea de trabajo que lleva la Organización Nacional de Trasplantes? ¿Tiene alguna preferencia al respecto?

Sí, yo lo he comentado en algunos entornos, creo que mi sustituto debe proceder de dentro de la ONT. Lo que hacemos aquí es muy peculiar, el sistema funciona porque los trasplantes evidentemente se hacen en hospitales donde hay buenos profesionales tanto médicos como quirúrgicos, pero nuestra función es precisamente dar soporte a todo ese entramado, a toda esa red de hospitales. Y claro, sería una pérdida de tiempo que todo lo que hemos desarrollado aquí se tuviera que volver a reinventar.

En ese sentido, yo creo que mi sustituto debe proceder de dentro. En relación a la otra cuestión, el elegido debe tener sin duda, por una parte, una mano muy firme para seguir llevando el sistema por donde ha venido trascurriendo hasta ahora y, por otra parte, dotes diplomáticas, porque en este puesto son, sin ninguna duda, necesarias con todos, tanto con lo equipos como con las comunidades autónomas o con el propio el Ministerio de Sanidad. En suma, mi sustituto ha de tener, por una parte, una mano fuerte y, por otra, mucha cintura [ríe] para seguir llevando esto.

¿Qué día se va a producir su marcha definitiva? A partir de entonces, ¿qué proyectos tiene previstos una vez abandone la dirección?

Este viernes, el 31 de marzo. Fundamentalmente, voy a dedicarme más a mi familia de lo que he hecho estos años, eso es lo principal. Desde luego no me desconectaré por completo del sistema y seguiré dando alguna conferencia o asesorando si alguien me lo pide. Por supuesto, si el sistema o la ONT solicita mi consejo pues, sin duda, se lo daré. Continuaré a disposición del sistema, aunque evidentemente en una segunda fila, lo que no voy a estar es en primera fila como hasta ahora.

¿Se lleva algún buen amigo de su liderazgo de la Organización Nacional de Trasplantes?

Muchísimos. Mucha gente de dentro y también responsables autonómicos. Yo destacaría uno, y lo voy a destacar por una razón, y es que ya estaba aquí cuando yo llegué. De él aprendí muchas cosas y no es otro que el coordinador del País Vasco, Joseba Aranzabal. Antes de que pensara si quiera en crear la ONT, Joseba me trasmitió lo que estaban haciendo en ese momento en el País Vasco, en Osakidetza. Precisamente habían establecido la figura del coordinador allí, y la verdad es que los conceptos que él me trasmitió fueron luego muy útiles para mí. Él lleva más años de coordinador del País Vasco que yo de director de la ONT [ríe], unos treinta y tantos años lleva ya. Y sí, para mí ha sido muy buen amigo, tanto en los buenos, como en los malos momentos. Me gustaría destacarle, sí

"Joseba Aranzabal ha sido muy buen amigo, tanto en los buenos como en los malos momentos"

¿Cuál es el reto de la ONT en los próximos años? ¿Qué ejes debe de afrontar en el futuro?

En los últimos cinco o seis años se ha producido una eclosión de nuevos donantes, fundamentalmente porque hemos seguido dos líneas principales: la colaboración con los médicos de urgencias, que es primordial, y la donación en parada cardíaca. Entonces claro, estos donantes son más complicados que los clásicos de muerte encefálica, y lo que va a ser necesario es una labor de formación de todo el sistema. Una formación de los equipos quirúrgicos con el fin de que el número de órganos trasplantados procedentes de estos donantes sea cada vez mayor. Este hecho es importante porque, en caso de dificultades, no es lo mismo un donante joven por muerte encefálica que uno de ochenta y tantos años o un donante en parada cardíaca; son mucho más complicados. Además de la optimización de todos estos procesos, el mantenimiento de los órganos o el envío a distancia considero que son los principales retos que se van a tener en los próximos años. Junto a ello, yo creo que van a seguir creciendo el número de donantes. En Zaragoza decíamos que en los primeros tres meses se ha conseguido un 10% más que el año pasado, lo cual quiere decir que este año habrá un nuevo récord, ¿no? Esos son los principales retos en estos momentos. No solamente que haya más donantes, sino que se puedan trasplantar de cada donante un promedio superior de órganos al que hay ahora.

Sigue teniendo retos como el Plan Nacional de Médula o el Plan Nacional de Córneas, que está en fase de desarrollo y está funcionando también muy bien. Como toca prácticamente todo, la ONT va a tener muchas cosas que hacer. En relación a lo que hablábamos antes que es un tema que a mí sí me preocupa, es la necesidad de poner freno a personas de otros países que puedan venir aquí con estrategias pseudo-legales a recibir un órgano. Una de las cosas que planteo y que me parece que es urgente conseguir es que se requiera para recibir un órgano de donante fallecido en España una estancia cuando menos de dos o tres años. Una problemática que estalló el año pasado en el conflicto con los búlgaros y que no se pudo hacer en ese momento porque estaba el Gobierno en funciones. Ahora, que ya no está el Gobierno en funciones, hace falta esa acción legislativa y yo plantee en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados y que me parece que es uno de los temas pendientes de la ONT.

Matesanz Príncipe de Asturias

Si tuviese que quedarse con un buen momento y uno malo de toda esta etapa, ¿cuáles serían? Imagino que será difícil porque son 28 años de trayectoria pero, ¿con cuáles se quedaría?

El buen momento fue cuando celebramos el vigésimo quinto aniversario de la ONT porque bueno, lo celebramos bajo la presidencia de la reina. Sobre todo porque allí estaban presentes representantes de todos los sectores que han trabajado por esto: coordinadores, cirujanos, médicos, especialistas en médula, en tejido, periodistas... en fin, todos. Fue una lástima que no cupiera más gente en el salón del Ministerio de Sanidad. Un momento de alegría compartida con todos y realmente me parece que ha sido el mejor.

"La celebración del vigésimo quinto aniversario de la ONT fue un momento de alegría compartida con todos y realmente me parece que ha sido el mejor"

El peor... peor han sido varios. Han sido siempre derivados de agresiones del propio Ministerio de Sanidad. Nunca de fuera, sino de dentro.

En concreto del ministro Bernat Soria [ocupó la cartera de Sanidad entre 2008 y 2009], ¿no?

Sí, en concreto sí.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto