Menú
DE INVESTIGADORES ESPAÑOLES

Nuevo avance en el tratamiento de patologías como la enfermedad de Crohn

Un estudio en ratas demuestra que la administración de tres cepas de probióticos disminuye la inflamación intestinal. Los resultados han sido publicados en Scientific Reports.

En la foto, parte de los miembros del grupo de investigación de la Universidad de Granada que ha llevado a cabo este trabajo.
En la foto, parte de los miembros del grupo de investigación de la Universidad de Granada que ha llevado a cabo este trabajo.

time 1 min

29.06.2017 - 23:56

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que administrar tres cepas de probióticos por vía oral ayuda a disminuir la inflamación intestinal. Por lo que se trataría de una acción muy recomendada para el tratamiento de la enfermedad de Crohn o de la colitis ulcerosa.

Según publica la revista Scientific Reports, el trabajo de los investigadores revela que la administración de estas tres cepas probióticas (denominadas Lactobacillus paracasei CNCM I-4034, Bifidobacterium breve CNCM I-4035 y Lactobacillus rhamnosus CNCM I-4036) contribuye a disminuir la inflamación intestinal, así como a inhibir y normalizar la expresión de tres genes implicados en la inflamación.

La administración de tres cepas probióticas disminuye la inflamación intestinal
Para la realización del estudio, los científicos han empleado ratas Zucker de dos tipos: unas con mutación en el gen del receptor de la leptina, lo que significa que no sienten saciedad; y por otra parte, ratas sin mutación que desarrollan un peso normal. Dos grupos de animales que se dividieron durante 30 días para recibir un placebo o una de las cepas probióticas.


La investigación se llevó a cabo mediante la expresión de 27.000 genes intestinales mediante un chip de DNA, y los investigadores se centraron en tres genes involucrados en inflamación por haber sido su expresión modificada por las tres cepas. Por otro lado, los investigadores también encontraron otros efectos beneficiosos por parte de los probióticos, entre ellos un aumento del contenido de IgA secretora (anticuerpo más abundante en las secreciones de las mucosas; evita que patógenos como virus y bacterias penetren en la sangre).

Además, en trabajos recientes, llevados a cabo con ratas obesas Zucker, los científicos han demostrado que la administración de estos probióticos aparte de modificar la microbiota intestinal, también disminuye la esteatosis hepática y ejerce efectos anti-inflamatorios.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es
Escribir un comentario (0)
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto