Menú

¿Podrá el “Big Data” en salud mediar con la Humanidad?

Pedro SorianoEnfermero y creador de #FFpaciente

time 2 min

15.01.2016 - 17:00

Dicen que lo mejor que podemos hacer es vivir el presente, pero el tema del Big Data está relacionado con el futuro de la sanidad y no podemos mirar hacia otro lado. Los datos, la información, es algo valioso que debemos mirar con firmeza y respeto. ¿Perderemos la humanidad en este nuevo camino por descubrir? Es una de mis mayores preocupaciones. Beneficios incalculables para la población pero, ¿quién controla los riesgos? ¿A quién pertenece la información que va a ser utilizada? ¿Quién tendrá acceso a esa información?

Hace unas semanas, el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI) ha desarrollado un informe sobre “Big Data y Salud”. En ella, podemos encontrar la opinión de referentes en el mundo sanitario.

A “Big Data sanitaria” la conocemos como Real World Data, que refleja la atención real que reciben los pacientes en cada contexto concreto, y los resultados clínicos que realmente obtienen. Big Data o la recogida masiva de información servirá para la investigación, evaluación y mejora de la atención de pacientes o incluso para predecir enfermedades. Toda esta información tendrá un valor relevante para la gestión de la sanidad, evaluando costes, producción y calidad de la prestación sanitaria.

Son muchas las incógnitas que rodean al Big Data, ¿realmente utilizaremos los datos para mejorar la salud del individuo o la población? Así lo afirmaba nuestro compañero Miguel Mañez en el informe. La transformación de los datos de salud en conocimiento, podrá evolucionar a una asistencia sanitaria más adaptada a las necesidades del individuo/población.

Es cierto que todavía hay muchos enigmas por resolver alrededor del Big Data, pero tenemos que tener claro que es un futuro muy cercano y que los profesionales sanitarios debemos adquirir nuevas competencias para abarcar un nuevo rol. ¡Yo no quiero quedarme atrás! ¿Y tú? Estamos avanzando inmensamente en términos de información disponible, pero no de forma paralela en cuanto a la capacidad de comprensión que ésta puede significar.

¡TENEMOS QUE ADAPTARNOS!

El avance es inminente, desde el Sistema Nacional de Salud (SNS) se deberían favorecer proyectos TIC que ayuden a los profesionales sanitarios a formar parte de ellos, beneficiando a la profesión y a la población. La regulación dentro del sistema sanitario en el uso de las TICs tendría que ser ya una realidad. ¿Cómo es posible que la mayoría de los hospitales públicos no cuenten con sus propias redes sociales? ¿Sabrán que estamos en la era digital? Sólo así podremos individualizar el cuidado y, al mismo tiempo, empoderar al paciente para el uso óptimo de las TICs en su propio beneficio. De esta forma, mejoraremos la búsqueda de información fiable para los pacientes, el autocuidado, la confianza y la adherencia al tratamiento.

Ya existen estudios que desvelan la importancia del uso de las TICs entre pacientes y cuidadores. A través de estos, se están creando redes de comunicaciones en redes sociales dándose soporte entre ellos creando así nuevos contactos.

Concluyendo, será muy importante regular todo lo relacionado con el Big Data, pero si no adaptamos las nuevas tecnologías a las nuevas necesidades de la comunidad, trabajándolas y conociéndolas, no sacaremos el máximo beneficio de ellas. La humanidad es un factor que sólo nosotros podremos aportar a las nuevas formas de comunicación.

¿Acaso los datos no provocan sentimiento?

Pedro Soriano
Enfermero y creador de #FFpaciente


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto