Menú

SE APROBARÁ MAÑANA

¿Por qué Montoro gravará las bebidas azucaradas y no los alimentos?

El Consejo de Ministros, a propuesta del titular de Hacienda, aprobará este viernes un nuevo gravamen a este tipo de bebidas. No obstante, Montoro dejará sin mayor carga fiscal los alimentos con mayor contenido de azúcar, que representan el 75% del total de azúcar añadido que se consume diariamente.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.

time 2 min

01.12.2016 - 23:58

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llevará este viernes al Consejo de Ministros una iniciativa para subir los impuestos del tabaco, el alcohol y establecer, además, un nuevo gravamen sobre las bebidas azucaradas. Con esta medida, sumada al incremento del impuesto de sociedades y a nuevas medidas de lucha contra el fraude, Montoro espera recaudar unos 8.000 millones de euros.

Aunque la propuesta tiene un claro carácter recaudatorio, debido a que servirá para cumplir, en parte, con la bajada del déficit público que el Gobierno prometerá a la Comisión Europea en su plan presupuestario para 2017, se manifiesta también como un gesto para regular actividades comunes que pueden ser perjudiciales para la salud.

Productos con alto contenido en azúcar como la bollería industrial, cereales, salsas o golosinas, no tendrían subida de impuestos
No obstante, el hecho de que Hacienda fije exclusivamente a las bebidas el impuesto a los azúcares, hace que se queden fuera de este nuevo gravamen el resto de productos que también los contienen. Es el caso de un gran número de alimentos que se pueden adquirir en los supermercados o tiendas de alimentación y que, como así aparece en los etiquetados, pueden ser perjudiciales por su alto contenido en azúcar.

Y es que, el azúcar de estas bebidas representa sólo el 25% del total del azúcar añadido que se consume de manera diaria. El resto, el 75%, procedería de alimentos que, según la propuesta de Montoro, estarían exentos de nuevos impuestos.

ALIMENTOS AZUCARADOS SIN CARGA FISCAL

Organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Asociación Americana de Cardiología se han pronunciado indicando que el consumo de azúcares no debe superar el 5% de la ingesta calórica total diaria o que no se deberían consumir más de 25 gramos de azúcares añadidos al día.

Atendiendo a estas recomendaciones, a favor de combatir enfermedades como la obesidad, la diabetes o algunas del corazón, habría que centrar el foco en los alimentos que excederían dichas cifras y que no tienen mayor carga fiscal. Es el caso de los cereales que, según recientes estudios de mercado elaborados por Facua han evidenciado que nueve de cada diez comercializados presentan cantidades excesivas de azúcar. Algunos incluso pueden contener entre 40 y 50 gramos por cada 100 de producto.

Asimismo, otro tipo de alimentos procesados con mayor nivel de azúcar y grasas, y que ofrecen menos alternativas o versiones sin azúcar añadido en los supermercados, serían la bollería industrial, el pan de molde, la mayoría de salsas y conservas, platos precocinados, chocolate, golosinas e incluso productos que certifican ser bajos en grasa pero que bajo dicha etiqueta pueden contener hasta 20 gramos de azúcar como algunos yogures.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto