Menú

Investigación científica

Un fármaco empleado en el tratamiento del asma podría ayudar a combatir el párkinson

Una investigación liderada por la Escuela de Medicina de Harvard ha revelado que el popular salbutamol contrarresta una proteína clave en esta enfermedad.
Un fármaco empleado en el tratamiento del asma podría ayudar a combatir el párkinson

2 min

02.09.2017 - 18:17

Una investigación liderada por la Escuela de Medicina de Harvard ha revelado que un fármaco utilizado en el tratamiento del asma podría prevenir el párkinson. El estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard ha demostrado que el popular salbutamol contrarresta una proteína llamada alfa-sinucleína, considerada como una de las principales causantes del desarrollo de esta enfermedad.

Los resultados del estudio confirmaron que los individuos que inhalaron las dosis más altas de salbutamol tuvieron la mitad de probabilidades de desarrollar párkinson, respecto a aquellos que no tomaron el medicamento.

En la enfermedad de Parkinson, las gotas de la proteína alfa sinucleína se acumulan en ciertas células cerebrales y pueden matarlas. Hasta ahora, los científicos han tratado de elaborar medicamentos con el objetivo de eliminar la proteína o evitar su acumulación. Para identificar compuestos prometedores, el equipo comprobó si más de 1.100 medicamentos, vitaminas, suplementos dietéticos y otras moléculas alteraban la producción de alfa- sinucleína.

Las personas que tomaron las dosis más altas tuvieron la mitad de probabilidades de contraer la enfermedad en los 7 años siguientes
En medio del estudio, los investigadores encontraron una base de datos en Noruega, que mantiene registros de todos los medicamentos recetados para cada uno de sus 4,6 millones de residentes. Analizando estos datos, hallaron que aproximadamente el 0,1% de las personas que no tomaron este medicamento desarrollaron la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, la tasa entre las personas que usaron salbutamol fue inferior al 0,04%.

En comparación con los noruegos que no usaron el fármaco, las personas que tomaron las dosis más altas, entre 2004 y 2007, tuvieron la mitad de probabilidades de contraer la enfermedad en los 7 años siguientes. Por el contrario, los pacientes que tomaron las dosis más bajas tuvieron probabilidades ligeramente menores de desarrollar la enfermedad de Parkinson en ese periodo, informan los investigadores en el estudio publicado en Science.

Sin embargo, existen algunas dudas ya que la influencia del salbutamol en alfa-sinucleína parece ser tan fuerte que sorprende que existan pacientes con ambas enfermedades. Por el momento, los investigadores no están seguros de cuál sería la mejor manera de aprovechar estos resultados.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto