Menú

crisis en estados unidos

Una vacuna, posible solución a la crisis de los opiáceos en EE.UU.

Un grupo de científicos ha conseguido numerosos progresos en relación al desarrollo de una vacuna con capacidad de combatir la adicción a los analgésicos opiáceos.
Una vacuna, posible solución a la crisis de los opiáceos en EE.UU.

2 min

22.08.2017 - 20:17

La adicción a los opiáceos es un tema preocupante en Estados Unidos, país en el que 91 personas mueren cada día por esta causa. En referencia a este problema, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha alertado recientemente del grave problema que supone para la salud de los estadounidenses y ha declarado que tiene previsto declarar una emergencia nacional la adicción a los opiáceos que presenta este país.

Una de las soluciones a este problema podría ser la implantación de una vacuna con capacidad de combatir la adicción a los analgésicos opiáceos. Una vía en la que un grupo de científicos estadounidenses ha conseguido grandes progresos. Se trata del equipo dirigido por el científico Kim D. Janda, cuyo trabajo ha sido presentado durante un encuentro de la Sociedad Estadounidense de Química (ACS), una organización sin ánimo de lucro que potencia la investigación científica en el campo de la Química.

De momento, los investigadores ya han conseguido preparar una vacuna que combate los efectos del fentanilo, un potente analgésico responsable de un número creciente de muertes. Actualmente, se encuentran desarrollando una nueva vacuna que podría servir para luchar contra el fentanilo y también contra la heroína.

Se ha conseguido preparar una vacuna que combate los efectos del fentanilo
"Existe una necesidad urgente de descubrir medicamentos efectivos para tratar la adicción a las drogas", opinó Janda, según recoge una nota de prensa de la Sociedad Estadounidense de Química.

Pero pese a que los científicos han hecho numerosos progresos, todavía se enfrentan a importantes retos, ya que las moléculas de los opiáceos son muy pequeñas y no pueden ser reconocidas por el sistema inmunológico. Para solucionar este problema mediante la vacuna, los científicos buscan vincular las pequeñas moléculas de los opiáceos a otras más grandes, como las proteínas, para que el sistema inmunológico pueda detectar esos agentes nocivos y luchar contra ellos.

El consumo de heroína en Estados Unidos alcanzó su punto álgido en la década de 1970 y 1980. Pero en los últimos diez años, el número de muertes por sobredosis se ha casi cuadruplicado en el país debido, en parte, a la creciente adicción a los medicamentos contra el dolor como OxyContin o Vicodin.

Una vez que los estadounidenses se hacen adictos a los opiáceos, optan por la heroína, mucho más barata que los medicamentos en el mercado negro. Además, en los últimos años, las autoridades de Estados Unidos han observado un incremento en el consumo de fentanilo, un analgésico de polvo blanco que es entre 30 y 50 veces más potente que la heroína y que los toxicómanos suelen mezclar con otras drogas para aumentar su potencia.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto