SALUD 2.0

¿Cómo gestionar las redes sociales desde la farmacia?

La Sefac ha elaborado un decálogo para el buen uso de las redes sociales desde la farmacia comunitaria.

La Sefac ha elaborado un decálogo para el buen uso de las redes sociales desde la farmacia comunitaria
La Sefac ha elaborado un decálogo para el buen uso de las redes sociales desde la farmacia comunitaria

time 3 min

12.05.2018 - 00:25

Las redes sociales forman parte de la vida cotidiana tanto a nivel personal como profesional, una realidad que se extiende al ámbito de la farmacia comunitaria donde los farmacéuticos desde hace años las usan para interactuar con los usuarios.

En este contexto, las nuevas plataformas han marcado nuevos códigos en la interacción entre los usuarios pero también nuevos problemas como son el exceso de contenidos y la falta de verificación de los datos. “La búsqueda de información de salud a través de internet por parte de la población está aumentando exponencialmente y la infoxicación a la que a menudo se ven sometidos pacientes y profesionales sanitarios hace imprescindible la actuación de estos últimos, a través de canales como las redes sociales, para contribuir a dar información sanitaria de calidad”, señala Laia Matarranz Torres, vocal de Nuevas Tecnologías de la Información en Junta Directiva Nacional  de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac).

La comunicación en redes con los pacientes debe respetar los mismos criterios éticos que en la farmacia presencial.

Dada la implantación de las redes sociales en la oficina de farmacia, la Sefac ha elaborado un decálogo dirigido a los farmacéuticos comunitarios para el buen uso de las mismas. Esta iniciativa impulsada por María José Cahafeiro, secretaria de la Asociación de Profesionales de la Farmacia (Asprofa), surgió para ayudar a estos profesionales sanitarios a tener unos mejores criterios de calidad cuando se dirigiesen a la población. “Se estructuró un decálogo en el que se tocan los puntos clave, que a su misma vez, aparecen clasificados según áreas a las que se hace referencia: privacidad, contenido y comunicación paciente-profesional sanitario”, detalla Matarranz. En su opinión, en el mundo digital hay que respectar los mismos límites éticos y profesionales en la comunicación con el paciente al igual que se hace de forma presencial.

LOS 10 PUNTOS DE DECÁLOGO

De forma resumida, estas son las pautas que dan desde Sefac para el correcto uso de las redes sociales en la farmacia comunitaria:

1. Respetar la confidencialidad del paciente.

2. Las respuestas a los usuarios nunca sustituyen a la consulta directa con un profesional sanitario.

3. Recordar que las publicaciones en internet son públicas.

4. Comprobar la veracidad de los contenidos antes de compartirlos.

5. Aprovechar la difusión de las redes sociales para la promoción de la salud.

6. Diferenciar entre el uso personal y profesional de las cuentas.

7. Ser siempre educados con los pacientes y la población en general.

8. No caer en descalificaciones durante al debatir sobre un tema.

9. Evitar el mal uso y apropiarse de la representatividad del colectivo farmacéutico.

10. La inmersión de las redes sociales implica un nuevo escaparate para la farmacia comunitaria y debe ajustarse al código ético de la Sefac.

UNA OPORTUNIDAD PARA LA GESTIÓN

Otro aspecto del uso de las redes sociales en la farmacia comunitaria es su utilización para la gestión de la misma a través de estrategias de social media, lo que está suponiendo un cambio de modelo en un sector que tradicionalmente se movía en entornos off line. “Hoy en día, mediante la existencia de nuevos canales on line como las redes corporativas, webs, blogs o incluso apps de las propias farmacias, se ha visto trasformada la relación con los clientes”, asegura Matarranz.

En su opinión, “tener presencia en redes sociales por parte de las farmacias exige e implica tener más impactos/usuarios/día, pero también abre la posibilidad de comunicarse continuamente con ellos y poder dirigir nuevas propuestas de valor a los mismos sin necesidad de que éstos se encuentren en la botica física” así como son una herramienta eficaz “para reforzar la marca de la farmacia o hacer promoción de la misma, de sus productos y servicios”.

Las redes sociales son una oportunidad para incrementar la venta de servicios y productos de parafarmacia.

Por otra parte, esta experta señala que la respuesta de los seguidores es útil para valorar y analizar las preferencias de los usuarios y personalizar la oferta con lo que finalmente se puede conseguir aumentar las visitas en la farmacia física y las ventas de productos de parafarmacia.

“El farmacéutico comunitario debería aprovechar el potencial que tienen de las redes sociales para sumar valor, alineándolas a la estrategia global de la farmacia que, a su misma vez, debe adaptarse a este nuevo contexto”, aconseja.

*El contenido completo del decálogo se la Sefac puede consultarse en este enlace.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto