AVANCES CONTRA EL PÁRKINSON

Un implante cerebral autoadaptable permite controlar el Párkinson

El nuevo dispositivo se adapta a tiempo real a las señales recibidas del cerebro del paciente

Un implante cerebral autoadaptable para controlar el Párkinson
Un implante cerebral autoadaptable para controlar el Párkinson

time 2 min

16.06.2018 - 00:05

La estimulación cerebral profunda (Deep Brain Stimulation, DBS) lleva 25 años utilizándose para tratar los síntomas de la enfermedad de Párkinson, pero sus limitaciones han llevado a los investigadores a buscar formas de mejorar la técnica. Un estudio estadounidense describe el primer sistema DBS implantado que utiliza la retroalimentación del cerebro para adaptar su señalización. 

párkinson

La DBS se trata de un método para controlar los síntomas de la enfermedad de Párkinson mediante la implantación quirúrgica de un electrodo en el cerebro. El sistema tradicional proporciona estimulación constante a una parte del cerebro llamada ganglios basales para ayudar a tratar los síntomas de la enfermedad. Sin embargo, esta técnica muchas veces conduce a efectos secundarios no deseados que requieren la reprogramación del dispositivo por parte de un médico capacitado.

La novedad, es que el nuevo método es adaptativo, por lo que la estimulación administrada responde en tiempo real a las señales recibidas del cerebro del paciente y es capaz de aliviar los efectos secundarios tradicionales.

En un ensayo de factibilidad a corto plazo, se implantó dicho sistema en dos pacientes con esta enfermedad. El dispositivo se diferencia del convencional en que puede monitorear y modular la actividad cerebral y que, además, la detección se realiza desde un electrodo implantado sobre la corteza motora primaria, una parte del cerebro crítica para el movimiento normal. Las señales de este electrodo se alimentan desde un programa informático integrado en el dispositivo, que determina cuándo se estimula el cerebro.

Para este estudio, los investigadores también enseñaron al programa a reconocer un patrón de actividad cerebral asociado con la discinesia (trastorno involuntario del movimiento) como guía para adaptar la estimulación. En este sentido, el dispositivo redujo la estimulación cuando identificó la actividad cerebral de movimientos descontrolados y aumentó cuando la percepción del cerebro no reconocía esos síntomas. 

Los resultados del estudio demuestran la efectividad del uso del sistema adaptativo DBS a la hora de enfrentar síntomas del Parkinson. Además, los investigadores lograron reducir el consumo de energía del implante casi a la mitad, por lo que el implante es capaz de durar más tiempo. 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto