ÚLTIMA TECNOLOGÍA Y SISTEMA DE CONTROL DOMÓTICO

Sala Universo Aenilce: un entorno de estimulación sensorial para personas con parálisis cerebral

La Fundación Aenilce ofrece apoyo integral a niños y niñas afectados por parálisis cerebral. Su director, David Rivas, ha hablado con SaluDigital.es sobre uno de los proyectos más innovadores en el desarrollo cognitivo de este tipo de pacientes.

Sala Universo Aenilce (Foto. Fundación Aenilce)
Sala Universo Aenilce (Foto. Fundación Aenilce)

time 3 min

02.11.2019 - 00:20

Se estima que por cada mil nacimientos en España, unos 2 o 2.5 tiene parálisis cerebral, es decir, una de cada 500 personas. La parálisis cerebral es la causa más frecuente de discapacidad en niños y niñas, originada por una lesión en el cerebro durante el desarrollo del feto o de la primera infancia.  

La percepción sensorial, o entrada de información del entorno al sistema nervioso a través de los sentidos para elaborar sensaciones y percepciones, constituye el primer elemento sobre el que se construye un aprendizaje, ya que supone la primera etapa del desarrollo cognitivo básico. Un proceso que tiene lugar de forma natural desde el nacimiento, pero que, sin embargo, se ve afectado en este tipo de pacientes.

Con el objetivo de servir de guía y apoyo a estas personas y a sus familiares, la Fundación Aenilce atiende y educa a niños y jóvenes con lesión cerebral. No hace más de un año, este centro de educación especial ampliaba su cartera de servicios con la inauguración de la Sala Universo Aenilce, un espacio dedicado a trabajar la estimulación sensorial. Coordinada por un sistema domótico, la sala ofrece una estimulación básica a aquellas personas que tienen dificultades en la percepción sensorial  “aprovechamos al máximo todos los canales sensoriales para establecer un contacto con el niño y, a partir de ahí, obtener un aprendizaje”, afirma David Rivas, director de la fundación.

Sala Multisensorial (Foto. Fundación Aenilce)Sonidos, texturas y luces de colores, dan vida a un entorno en el que los pacientes, niños y niñas con una minusvalía por encima de un 80%, consiguen introducirse en un estado de confort. “La sala está dividida en zonas y en cada una de ella trabajamos un canal: visual, auditivo, táctil…”, señala Rivas. “Además, gracias a la domótica podemos personalizar los programas, un hecho que nos permite trabajar de forma individual o colectiva con los ´nenes´”.

En concreto, la sala dispone de cinco zonas. Las dos primeras, una piscina de bolas y una cama de agua, trabajan la percepción somática, el tacto, “introduciendo al niño en la piscina, se genera en él una sensación confortable y una relajación muscular. Lo mismo pasa con la cama, esta es igual que la de cualquier dormitorio pero por dentro contiene agua a una temperatura agradable que aumenta esa sensación de confort”, apunta David.

La sala cuenta con una piscina de bolas, una cama de agua, un tubo de burbujas, un columpio y una pantalla multicromática

En otras de las zonas se encuentra el tubo de burbujas, área dedicada al canal visual, “se trata de un tubo lleno de burbujas que cambian de color, siendo el paciente quien, a través de un botón, nos indica cuando quiere que se produzca ese cambio. Fomentamos así la petición en niños que no tienen la capacidad de expresarse oralmente”. El columpio, destinado al aprendizaje, es otro de sus elementos claves: "columpias al niño en una carencia muy suave para que se relaje, a su vez, en una pantalla proyectas imágenes o símbolos que tengan relevancia para él, generando un estado de relajación, mediante el cual conseguimos que atienda y aprenda”.

Por último, cuenta con una pantalla multicromática para potenciar la voz, “es como si imaginamos una tablet grande en la que se colorean diferentes zonas de la pantalla, para conseguirlo, el niño debe de emitir un sonido, y en función de la intensidad de este, más se coloreará dicha pantalla”, aclara el director.

En definitiva, un entorno adaptado a las capacidades de estos pequeños que, según Rivas, no hubiese sido posible sin la colaboración de la Fundación Repsol, Fundación ACS, Fundación Nemesio Díaz, Fundación ONCE y Bankinter, "ellos han sido nuestros sponsors". Además de la Comunidad de Madrid, que asume el 75% de los costes asociados de la fundación.

RESULTADOS POSITIVOS  Y TERAPIAS EFECTIVAS

Gracias a un equipo multidisciplinar, coordinado por terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas, donde también trabajan educadores sociales, logopedas, psicólogos y cuidadores, la sala multisensorial permite a un total de 35 chicos explorar, interactuar, descubrir, aprender y comunicarse. 

En esta línea, destacan tres aspectos claves que se ven reforzados en estos pacientes: bienestar físico, capacidad de comunicación y aprendizaje. “La sala ha permitido que nuestras terapias sean más efectivas. Por un lado, la relajación muscular que experimentan ayuda a los ‘nenes’ a mantener un estado de inhibición de la espasticidad, están menos tensos y agarrotados, algo muy característico en estas personas”, destaca el director. Del mismo modo, continúa, “se refuerza el desarrollo de estos chicos a nivel global, favorecemos la integración de la información sensorial, clave para aprender”. Resultados favorables y efectivos que se reflejan en las encuestas de satisfacción, “los familiares muestran un nivel de satisfacción muy alto. Ver a su hijo arropado y atendido de una manera placentera, les agrada mucho”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto