Hallazgo científico

Apple Watch: un reloj capaz de salvar vidas

El cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos, Miguel Ángel Cobos, ha descubierto que con el Apple Watch se puede realizar un electrocardiograma completo con un índice de fiabilidad similar al de los que se hacen habitualmente en los centros sanitarios.

Apple Watch. (Foto. Unsplash)
Apple Watch. (Foto. Unsplash)

time 3 min

15.02.2020 - 00:30

Un electrocardiograma es una prueba cardiológica no invasiva que mide la actividad eléctrica del corazón mediante la colocación de electrodos en ciertos lugares, con lo que se obtiene información acerca del funcionamiento del miocardio. Un electro convencional comprende 12 derivaciones que miden la actividad eléctrica del corazón mediante la colocación de 10 electrodos en las extremidades y el tórax. Estas registran la actividad eléctrica del corazón mediante una combinación de cables y electrodos desde un ángulo diferente en las tres direcciones del espacio. ¿Parece complicado?

Apple Watch Foto Carlos González 3En SaluDigital lo habíamos adelantado: el Apple Watch S4 permite realizar ECG a otro nivel. El dispositivo de la multinacional integra una tecnología similar a la de los electrocardiógrafos que utilizan los médicos en sus consultas

Las características del ​Apple Watch Serie 4 permiten monitorizar la salud de las personas. Incluye un acelerómetro, un giroscopio que detecta las caídas duras y, lo más novedoso, un sensor de frecuencia cardíaca que es capaz de tomar un electrocardiograma (ECG).

“Supone un avance muy importante de la Medicina”

Recientemente, el cardiólogo del Hospital Clínico San CarlosMiguel Ángel Cobos, ha descubierto que con el Apple Watch se puede realizar un electrocardiograma completo con un índice de fiabilidad similar al de los que se hacen habitualmente en los centros sanitarios

Así lo ha desvelado recientemente en un artículo publicado en Annals of Internal Medicine, una de las revistas científicas con mayor índice de impacto.

“La posibilidad de tener un electrocardiograma de buena calidad en cualquier parte supone un avance cualitativo muy importante de la Medicina”, explica Cobos.

TODO UN DESCUBRIMIENTO

La investigación parte de un uso inusual del Apple Watch, más allá de la muñeca. Miguel Ángel Cobos ha descubierto que colocando el reloj en la muñeca izquierda y, posteriormente, sobre la pierna obtenemos las derivaciones de las extremidades.

Después se coloca el reloj en distintos puntos del tórax, para registrar las derivaciones precordiales, de manera que se conseguiría un electrocardiograma parecido al de un electrocardiógrafo convencional. La fiabilidad es similar a la información que proporciona un electrocardiograma realizado en un centro sanitario.

“Democratiza donde puedes hacer un electro, desde en una montaña o a mitad de un vuelo entre Madrid y Nueva York"

“Democratiza donde puedes hacer un electro, desde en una montaña o a mitad de un vuelo entre Madrid y Nueva York”, resalta este cardiólogo madrileño. Cobos reconoce que la utilidad para el paciente es escasa, principalmente quienes pueden exprimir sus ventajas al máximo en este sentido son los médicos.

“Cuanto más conozca el paciente sobre su salud mejor. El éxito de este producto está en que seguro te vas a comprar un reloj y con el todas las funcionalidades que trae de serie”

Apple Watch Foto Carlos González 2

Utilización de Apple Watch en consulta. Foto: Carlos González

ASÍ FUNCIONA EL APPLE WATCH

El reloj ya viene con una aplicación que, gracias a los electrodos incorporados a su cristal trasero, graba durante 30 segundos la actividad cardiaca (clasificándola como bradicardia, taquicardia o fibrilación auricular), pero no puede detectar signos de infarto de miocardio. Con el método descubierto por el cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos es posible realizar un electrocardiograma que, interpretado por un profesional sanitario, sí permite diagnosticar un ataque cardiaco.

Comparando los resultados del electrocardiograma del reloj con los de un equipo convencional en el hospital se ha llegado a la conclusión de que los resultados son similares, tanto en personas sanas como en aquellos con una afección cardiaca. Los datos en las derivaciones periféricas fueron idénticos, mientras que las precordiales fueron muy parecidas.

Apple Watch Foto Carlos González

Electrocardiograma mediante Apple Watch. Foto: Carlos González

Potencialmente, la realización de un electrocardiograma con este reloj inteligente podría prevenir visitas a los servicios sanitarios de urgencias, al poder hacerse en cualquier lugar y a cualquier persona. Y si se confirma que una persona sufre un ataque cardiaco el afectado puede llegar, o ser llevado, a un centro sanitario con un electrocardiograma ya hecho, por lo que se le podría aplicar el protocolo correspondiente para ganar un tiempo que puede ser definitivo.

En el futuro, dispositivos como estos relojes podrían estar conectados con sistemas de inteligencia artificial capaces de hacer diagnósticos en multitud de situaciones de emergencia y proveer cuidados de salud en remoto.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto