Mayor control en la intervención

La estimulación eléctrica mejora la sensación de proximidad en cirugía robótica

Se basa en la aplicación de la estimulación eléctrica pulsada transcutánea en la punta de los dedos de los teleoperadores de cirugía robótica.

Los electrodos de estimulación presentes en los guantes ofrecen información de distancia más precisa (Foto. Hangue Park / TAMU)
Los electrodos de estimulación presentes en los guantes ofrecen información de distancia más precisa (Foto. Hangue Park / TAMU)

time 2 min

11.07.2020 - 00:25

De acuerdo a los resultados arrojados por un reciente estudio desarrollado en la Universidad de Texas A&M (TAMU, College Station), el uso de estimulación eléctrica pulsada transcutánea en la punta de los dedos de los teleoperadores empleados en cirugía robótica, proporciona una percepción exacta de la distancia al contacto.

Los investigadores han creado un sistema a través del que las sensaciones de proximidad se transmiten mediante el uso de distintas frecuencias de corrientes eléctricas que llegan a la punta de los dedos por medio de unos guantes equipados con sondas de estimulación.

Después se ha capacitado a los usuarios para que puedan asociar la frecuencia de pulsación de forma inversamente proporcional a la distancia a la que se encuentra el objetivo. A través de este sistema los investigadores han conseguido proporcionar una percepción de mayor precisión en relación a las distancias de contacto. En caso de que un teleoperador se mostrase más sensible a un rango mayor de frecuencias se utilizaban pasos más pequeños con el objetivo de incrementar la precisión.

La investigación ha hallado además que la información relativa a la proximidad obtenida mediante el uso de la estimulación eléctrica era, aproximadamente, tres veces más efectiva que únicamente la información visual.

“Uno de los desafíos con los dedos robóticos es garantizar que se puedan controlar con la suficiente precisión como para aterrizar suavemente en el tejido biológico”

Cabe señalar que los usuarios que reciben los pulsos eléctricos eran capaces además de reducir su fuerza de contacto en un 70%. Todas estas conclusiones han sido publicadas en Scientific Reports.

“Uno de los desafíos con los dedos robóticos es garantizar que se puedan controlar con la suficiente precisión como para aterrizar suavemente en el tejido biológico”, señala el autor principal, Hangue Park, PhD, del departamento de ingeniería eléctrica e informática. “Con nuestro diseño, los cirujanos podrán tener una idea intuitiva de cuán lejos están sus dedos robóticos del contacto, información que luego pueden usar para tocar estructuras frágiles con la cantidad justa de fuerza”.

“Este enfoque novedoso tiene el potencial de aumentar significativamente la maniobrabilidad durante la cirugía, al tiempo que minimiza los riesgos de daño tisular involuntario”, añade el doctor Park. “Cuando nuestra técnica esté lista para usar en entornos quirúrgicos, los médicos podrán saber intuitivamente qué tan lejos están sus dedos robóticos de las estructuras subyacentes, lo que significa que pueden mantener su enfoque activo en optimizar el resultado quirúrgico de sus pacientes”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto