DÉFICIT EN TECNOLOGÍAS

La cara social de la brecha en Salud Digital: más profunda en minorías raciales y étnicas

Un estudio identifica los factores y las razones de las disparidades en el acceso a Internet y a la información de salud digital.

Dos personas utilizando un ordenador para consultar datos.Foto de John Schnobrich en Unsplash.
Dos personas utilizando un ordenador para consultar datos.Foto de John Schnobrich en Unsplash.

time 4 min

Nacho Cortés Nacho Cortés

05.06.2021 - 00:30

La pandemia de COVID-19 es un gran ejemplo de la importancia del acceso a Internet y a la información de salud digital. Desafortunadamente, las disparidades históricas en la atención médica parecen reflejarse en la propiedad de computadoras, el acceso a Internet y el uso de datos médicos digitalizados. Sin embargo, pocos estudios han explorado cualitativamente las razones de la disparidad de información de salud digital, especialmente en adultos mayores.

Un estudio dirigido por Christine E. Lynn College of Nursing de Florida Atlantic University en colaboración con el Dana-Farber Cancer Institute y la University of Massachusetts Medical School, examinó el alcance de la propiedad de ordenadores, el acceso a Internet y el uso de información de salud digital en personas mayores (edades 60 y más) Afroamericanos, Afro-Caribeños, Hispanoamericanos y Europeos Americanos. Identificaron cuantitativamente los factores relacionados con la propiedad de dispositivos electrónicos, el acceso a Internet y la información de salud digital en 562 participantes del estudio y exploraron las razones de las diferencias utilizando una serie de grupos de enfoque.

RESULTADOS DEL ESTUDIO

Los resultados del estudio, publicado en el Journal of Racial and Ethnic Health Disparities, revelaron una profunda brecha de salud digital dentro de la población mayor, que fue evidente tanto en la muestra comunitaria como en los grupos focales. Los participantes que eran mayores, menos educados, económicamente desfavorecidos y de grupos étnicos (afroamericanos, afrocaribeños o hispanoamericanos) tenían hasta cinco veces menos probabilidades de tener acceso a información de salud digital que aquellos que eran más jóvenes y con más educación, tenían un ingreso más alto, o eran americanos europeos.

Las probabilidades de tener un ordenador o acceso a Internet era una quinta parte más probable en el grupo afroamericano que entre los estadounidenses de origen europeo y una cuarta parte en el grupo afrocaribeño. Las probabilidades de que los hispanoamericanos tuvieran un ordenador era un tercio más probable y de tener acceso a Internet menos de la mitad que las de los europeos estadounidenses. Aquellos que recibieron asistencia de Medicaid tenían menos de la mitad de probabilidades de usar Internet o información de salud digital que aquellos que no recibieron Medicaid y un poco más de la mitad de probabilidades de tener un ordenador.

"Actualmente, el desarrollo de tecnología de salud digital está superando los esfuerzos paralelos para conquistar la brecha de salud digital, que también tiene implicaciones importantes para ayudar a los adultos mayores a registrarse para la vacuna COVID-19", dijo Ruth Tappen, Ed.D., RN, FAAN, autor principal y Christine E. Lynn Eminent Scholar, Christine E. Lynn College of Nursing de la FAU. 

Los investigadores enfatizan que abordar esta brecha de salud digital en la población mayor requiere atención en varios niveles

"Los portales que permiten a los pacientes acceder a sus registros médicos electrónicos, ayudas para la toma de decisiones que preparan a los pacientes para discutir opciones con sus proveedores, hacer citas de telesalud con los proveedores, etc., innecesariamente, aunque no intencionalmente, excluyen, marginan y privan de derechos a las personas mayores. tienen bajos ingresos, tienen pocos conocimientos sobre salud y / o son miembros de grupos minoritarios ".

Los resultados de las sesiones de los grupos focales arrojaron algo de luz sobre los efectos de esta disparidad y resaltan las diferencias en la respuesta entre los grupos minoritarios representados. El interés en obtener información relacionada con la salud en Internet fue mayor en los afroamericanos, afro-caribeños y euroamericanos, y moderado en el mejor de los casos en el grupo hispanoamericano. La capacidad de costear un dispositivo que permite el acceso a Internet difiere mucho entre los grupos, y las preferencias expresadas por los participantes por la información del proveedor y el paciente o búsquedas más independientes y la participación en la toma de decisiones también varían considerablemente.

Los participantes del grupo afroamericano / afrocaribeño expresaron su frustración por la falta de acceso a la información de salud digital, pero apreciaron las fuentes alternativas de información. Los hispanoamericanos criticaron la información recibida de los proveedores y los prospectos de medicamentos, algunos sugirieron que una actitud positiva y la confianza en Dios también contribuyeron a mejorar. Los participantes estadounidenses de origen europeo evaluaron varios sitios web de información de salud digital, buscando a los proveedores para obtener ayuda para aplicar la información a su situación personal.

Los investigadores enfatizan que abordar esta brecha de salud digital en la población mayor requiere atención en varios niveles. A nivel de políticas, se necesitan planes nacionales de conectividad y es necesario realizar un mayor esfuerzo para proporcionar acceso universal a Internet. Las redes de banda ancha municipales pueden lograr esto a nivel local. Finalmente, el servicio de Internet debe redefinirse como una necesidad, no un lujo, una utilidad necesaria como la electricidad y el agua o convertirse en un servicio gratuito respaldado por anuncios como la radio y la televisión. No solo debe ser asequible, sino también adecuado para el trabajo.

"Hasta que el acceso a Internet sea universal, se necesita el uso creativo de materiales impresos, llamadas telefónicas, grupos en persona, asistencia familiar, reuniones individuales y envíos por correo para aquellos adultos mayores desfavorecidos y pertenecientes a minorías que siguen siendo afectados por esta disparidad de información de salud digital", dijo Tappen.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto