desde el espacio exterior

La Agencia Espacial Europea, aliada en la lucha contra la Covid-19 y la investigación científica

Investigación científica en condiciones de microgravedad, monitorización del impacto de los confinamientos, consejos para sobrellevar el aislamiento... Así es como la ESA ha contribuido a la pandemia de Covid-19

Estación Espacial Internacional. (Foto. ESA)
Estación Espacial Internacional. (Foto. ESA)

time 3 min

07.05.2022 - 00:30

[banner-DFP_0]

Probar fármacos en condiciones de microgravedad, investigaciones científicas, estudiar el impacto de los confinamientos por la Covid-19 en el planeta Tierra… Los servicios y tecnologías de la Agencia Espacial Europea han jugado un papel fundamental en el abordaje de la Covid-19 y han sentado las bases para enfrentarnos a futuras pandemias. 

Instalación ICE Cubes en la Estación Espacial Internacional. (Foto. ESA)La ESA – siglas en inglés de European Space Agency – nos ha dado lecciones desde el espacio exterior y también desde lugares remotos de nuestro planeta. La Estación Espacial Internacional – ISS, siglas de International Space Station – es un entorno único para la investigación científica, una vez que proporciona condiciones difíciles de conseguir en la Tierra.

Por ejemplo, desde el espacio exterior, la ISS ha estudiado el potencial de medicamentos ya existentes para el tratamiento de la Covid-19. Concretamente, desde allí arriba se ha analizado cómo interactúa remdesivir con su sustancia de administración, la ciclodextrina, con el objetivo de potencial la eficiencia de este fármaco. Esta investigación fue la primera relacionada con el Covid-19 que se llevó a cabo en el espacio.[banner-DFP_1]

Con la vista privilegiada que ofrece la ISS, la ESA también puedo analizar el impacto de los confinamientos provocados por el coronavirus en la atmósfera y la contaminación del aire. Así, evidenciaron que las concentraciones de dióxido de nitrógeno descendieron radicalmente en febrero de 2020 para volver a los niveles prepandémicos en 2021.

Impacto del confinamiento en China. (Foto. ESA)

Los satélites también pueden ser aliados para el estudio de la calidad del agua y del aire, el impacto social, económico y en la agricultura de nuestras acciones y los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

“EXPERTOS DEL CONFINAMIENTO”[banner-DFP_4]

Además de favorecer la investigación, desde la Tierra, aunque en lugares casi tan remotos como el espacio, como la Base Concordia de la Antártida, los ingenieros, médicos y astronautas ayudaron a los profesionales a enfrentarse a la nueva situación provocada por el coronavirus.

Base Concordia en la Antártida. (Foto. ESA)

Según la ESA, las personas que han pasado tiempo en Concordia son “expertos en el confinamiento”, una vez que la temperatura en el exterior de la base ronda los -25ºC en verano y los -80ºC en invierno. Así, al principio de la pandemia, el cirujano de vuelo Adrianos Golemis, así como la astronauta Samantha Cristoforetti, dieron consejos a los profesionales sobre cómo llevar la vida en aislamiento.

SOLUCIONES ESPACIALES PARA EL DÍA A DÍA

Otras de las responsabilidades de las Telecomunicaciones y Aplicaciones Integradas de la ESA tiene que ver con desarrollar “soluciones espaciales” que resuelvan problemas cotidianos de la sociedad. A lo largo de los últimos meses, se han presentado diferentes proyectos, que apuestan, entre otras cosas, por la consolidación de la telemedicina para monitorear enfermedades crónicas o evitar la exposición al virus.

Otros proyectos de ‘ESA Space Solutions’ gson una app para ayudar a las autoridades de salud pública a tomar decisiones para manejar brotes; una herramienta para favorecer la enseñanza a distancia; un dispositivo para ayudar a los médicos a identificar los pacientes más vulnerables al coronavirus; un sistema para esterilizar y analizar el nivel de limpieza de los vehículos de emergencias médicas; y drones para distribuir productos sanitarios en Escocia.

Dron para enviar suministros médicos. (Foto. ESA)

Por otro lado, los avances y nuevas herramientas que podrían surgir de la investigación en el espacio son variados: desde metales espaciales para miembros artificiales, a bacterias que disminuyan el colesterol pasando por la desinfección de hospitales y la recuperación del músculo perdido en pacientes encamados.

“Aunque es difícil medir el impacto que estos proyectos y sistemas han tenido en la pandemia de Covid-19, seguro que fueron proyectos pilotos de éxito sobre cómo el espacio podría ayudar en futuras situaciones a las que tengamos que enfrentarnos”, concluye la ESA.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto