Datos de 190 países

Este mapa asocia el impacto de los síntomas de la Covid-19 con las enfermedades crónicas

“Comprender la variación de los síntomas por ubicación y salud es crucial para la práctica clínica. Podría ayudar a acelerar el diagnóstico, predecir los resultados con mayor precisión y orientar el tratamiento”, exponen los creadores.

Mujer con mascarilla (Foto. Freepik)
Mujer con mascarilla (Foto. Freepik)

time 4 min

Redacción SaluDigital Redacción SaluDigital

04.06.2022 - 00:25

[banner-DFP_0]

Un grupo de investigadores del Imperial College de Londres ha utilizado un sistema de geolocalización para desarrollar un mapa a través del que monitorizar los síntomas de la Covid-19. Esta investigación ha analizado la información relativa a los síntomas informados de la infección por 78.299 personas en 190 países entre abril y septiembre de 2020. De estos, 64.699 presentaban síntomas aunque no se habían realizado prueba. En total, 7.98 dieron positivo y 5.620 negativo. Se trata del primer sistema que explora los síntomas entre aquellos que dan positivo en Covid-19 utilizando un sistema de geolocalización y que, además, los relaciona con las enfermedades subyacentes de los participantes.

Los responsables de este trabajo, pertenecientes al Observatorio Global de Covid del Imperial College, explican que su estudio sienta las bases para futuras investigaciones que pudiesen emplear los datos autoinformados globales para identificar paralelismos entre las condiciones de salud, una región y el perfil de síntomas concretos de una enfermedad infecciosa.[banner-DFP_1]

“Comprender la variación de los síntomas por ubicación y salud es crucial para la práctica clínica. Podría ayudar a acelerar el diagnóstico, predecir los resultados con mayor precisión y orientar el tratamiento, especialmente con la aparición de nuevas variantes", expone el autor principal de este trabajo, el profesor de Computación y Bioingeniería del Imperial, Aldo Faisal.

"Instantáneas globales como estas pueden ayudar a informar nuestro tratamiento de pacientes, cuya edad y condiciones de salud subyacentes como asma o diabetes probablemente afectarán sus síntomas y resultados de Covid-19". El enfoque también podría ayudar a informar los mensajes y la práctica de salud pública al monitorizar en tiempo real los efectos de nuevos brotes o variantes en una población”, añade la autora principal conjunta Céire Costelloe, profesora de la Escuela de Salud Pública del Imperial.

Para dar a conocer este mapa sus creadores emplearon las redes sociales y encuestó a personas con infección por SARS-CoV-2 tanto confirmada por prueba diagnóstica como sin confirmar. Debido a que los datos representan una instantánea de los síntomas de la etapa inicial de la pandemia, los síntomas se relacionan solo con las cepas iniciales de SARS-CoV-2 que circularon entre abril y septiembre de 2020 y no se relacionan con variantes posteriores como Delta (B.1.617.2, detectada originalmente en India) u Ómicron (B.1.1.529, detectada originalmente en Sudáfrica).[banner-DFP_4]

La mayoría de las respuestas procedían de India (22,5%), México (16,8%), Pakistán (9,5%), Filipinas (9%), Reino Unido (5,7%) y Brasil (5,5%), y los investigadores emplearon una técnica de aprendizaje automático. Por medio de esta tecnología realizaron agrupaciones para identificar similitudes entre el perfil de síntomas de diferentes países y las condiciones de salud subyacentes.

PREVALENCIA DE LOS SÍNTOMAS

Las personas que respondieron y contaban con un resultado positivo en Covid-19 tenían más probabilidades de reportar dolor en las articulaciones, pérdida de apetito y pérdida del gusto y/o olfato, que aquellos que respondieron que fueron negativos o sintomáticos sin prueba diagnóstica que confirmase la infección.

“Comprender la variación de los síntomas por ubicación y salud es crucial para la práctica clínica. Podría ayudar a acelerar el diagnóstico, predecir los resultados con mayor precisión y orientar el tratamiento, especialmente con la aparición de nuevas variantes"

Llama la atención que entre los participantes con resultado positivo en Covid-19, solo una pequeña parte informó de síntomas como el dolor de garganta y la congestión nasal, que aquellos con resultado negativo o con síntomas pero sin prueba diagnóstica.

Entre los participantes con resultado positivo en Covid-19 el 60,3% no tenía una enfermedad crónica subyacente, el 30,7% tenía una enfermedad crónica subyacente, el 7,1% informó dos enfermedades crónicas subyacentes y el 1,9% informó tres o más. Estas tasas de enfermedad crónica subyacente reflejaron a los que respondieron que dieron negativo o tenían síntomas, pero no se les hizo la prueba.

Los participantes con afecciones pulmonares subyacentes y/o diabetes tipo 2 tenían más probabilidades de reportar varios síntomas que los encuestados sin afecciones subyacentes.

Los participantes positivos en Covid-19 con asma tenían más probabilidades de informar fatiga (62,3% frente a 49,8%), dolor de cabeza (56,2% frente a 45,8%), dificultad para respirar (25,3% frente a 13,7%), producción de esputo (17,4% frente a 10,7%), dolor torácico (12,4% frente a 6,8%), escalofríos (26,8% frente a 17,1%) o diarrea (31,3% frente a 22,7%), en comparación con los participantes positivos con Covid-19 que no tenían una enfermedad subyacente.

Los participantes positivos con una afección pulmonar subyacente, como la EPOC, tenían más probabilidades de reportar dolor torácico (15,2% frente a 6,8%) y esputo (22,2% frente a 10,7%) como síntoma, pero menos probabilidades de informar pérdida del olfato y sabor (29,3% frente a 46%) en comparación con los encuestados positivos que no tenían una enfermedad subyacente.

Los encuestados positivos con diabetes tipo 2 tenían más probabilidades de informar una temperatura elevada (26,1% frente a 17,6%).

La pérdida del olfato y el gusto fue más probable como un síntoma entre los participantes positivos sin enfermedad subyacente (46%) en comparación con los que tenían una afección pulmonar (29,3%), diabetes tipo 1 (21,3%), tipo 2 diabetes (33,5%) o hipertensión arterial (37,8%).

Varios países reportaron  dolor en el pecho y las articulaciones con más frecuencia que otros. Los encuestados en Brasil tenían cinco veces más probabilidades de comunicar dolor en el pecho y en las articulaciones que en otros países. Los encuestados en Pakistán tenían cuatro veces más probabilidades de reportar dolor en el pecho y cinco veces más probabilidades de manifestar dolor en las articulaciones. Los encuestados en India tenían tres veces más probabilidades de reportar dolor en el pecho y cuatro veces más probabilidades de padecer dolor en las articulaciones.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto