TÉCNOLOGÍAS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA

Naprotecnología, una técnica no invasiva de reproducción asistida

Este método, se centra en realizar un abordaje científico no invasivo, que busca las causas de la infertilidad y potencia la capacidad natural de procreación de la propia pareja

Fecundación (Foto: Freepik)
Fecundación (Foto: Freepik)

time 4 min

Blanca Mas Blanca Mas

Tags:

25.06.2022 - 00:05

[banner-DFP_0]

El ritmo de vida actual, la mala alimentación, el retraso de la edad para tener hijos, la contaminación o ciertas patologías son algunos de los factores que pueden afectar a la fertilidad. Por eso, es cada vez más frecuente recurrir a técnicas asistidas para poder engendrar.

La tecnología de reproducción asistida o fecundación artificial se definen el conjunto de técnicas o métodos biomédicos que facilitan o pueden sustituir a los procesos naturales de fecundación. De esta forma, se ayuda a que el óvulo sea fecundado.[banner-DFP_1]

Aunque las dos técnicas más comunes son  la inseminación intrauterina (IIU) y la fertilización in vitro (FIV), la tecnología ha hecho que a lo largo de los años surjan nuevos métodos menos agresivos para la mujer, además de más baratos, como es el caso de la Naprotecnología.

La Naprotecnología es  un abordaje científico no invasivo, que busca las causas de la infertilidad y potencia la capacidad natural de procreación de la propia pareja

Se trata de un abordaje científico no invasivo, que busca las causas de la infertilidad y potencia la capacidad natural de procreación de la propia pareja. Es decir, esta metodología consigue identificar la causa de la infertilidad en el 99,5% de los casos.

La Tencnología de Procreación Natural (“NaPro Technology”, traducido en ingés) nació hace más de 30 años en Estados Unidos de la mano del ginecólogo y obstetra Thomas Hilfers. Pese a su larga trayectoria en países como Canadá, Irlanda, Reino Unido, Holanda, Alemania o Polonia (encontrándose integrada la técnica en el sistema público de salud), este novedoso método ha llegado a España hace escasos años.[banner-DFP_4]

Los datos se trasladan de forma sistemática a una gráfica que ofrece una información valiosa y objetiva al médico a la hora de decidir los estudios complementarios que son necesarios en cada caso 

La Naprotecnología utiliza los biomarcadores del modelo Creighton para reconocer la salud y las enfermedades. La base de este modelo, es un sistema de monitoreo de la salud ginecológica femenina a través del registro de una serie de biomarcadores a lo largo del ciclo de fertilidad de la mujer, como la duración y las características del moco cervical, la longitud del ciclo menstrual, el dolor menstrual, el dolor abdominal o, incluso el tipo de menstruación.

Estos datos se trasladan de forma sistemática a una gráfica que ofrece una información valiosa y objetiva al médico a la hora de decidir los estudios complementarios que son necesarios en cada caso para conocer las posibles causas de la infertilidad y qué días del ciclo de la mujer son los más apropiados para realizar esas pruebas.

Esta nueva forma de fecundación, también emplea un estudio diagnóstico completo en el varón para identificar todos los factores que están afectando a su fertilidad y poder prescribir un tratamiento efectivo. Una vez alcanzado un diagnóstico completo de todo lo que está afectando a la fertilidad del hombre y de la mujer, se aplica un plan terapéutico personalizado.

Se podría decir que, la Naprotecnología identifica el problema, coopera con los ciclos menstruales y de fertilidad, corrige la condición, es respetuosa con la ecología humana y mejora el potencial procreativo.

MÉTODOS MÁS COMUNES

Son varias las técnicas que llevan muchos más años implatadas que esta nueva tecnología, y que de cierta manera son más reconocidas y más recurridas por la población. Aún así, todos estos métodos se han ido creadando y adaptando a la vez que el cabmbio tecnológico iba surgiendo con el paso del tiempo. Estas son los procedimientos más utilizados:

  • Fecundación in vitro (FIV): es la unión del óvulo de una mujer y el espermatozoide de un hombre en un plato de laboratorio. In vitro significa por fuera del cuerpo. Fecundación significa que el espermatozoide se ha fijado y ha ingresado al óvulo. Para llevar a cabo este procedimiento es necesario estimular hormonalmente a la paciente de manera controlada y obtener sus óvulos, que luego son fecundados in vitro en el laboratorio, donde se cultivan durante unos días. Uno de esos embriones se transfiere de vuelta a la cavidad uterina y se criopreservan los restantes para un uso futuro.
  • Inseminación intrauterina (IIU): consiste en poner espermatozoides directamente en el útero mientras se está ovulando, lo que ayuda a los espermatozoides a llegar más cerca del óvulo. Esto reduce el tiempo y la distancia que debe recorrer el esperma, lo que facilita la fecundación del óvulo.  Ésta es un procedimiento simple y de baja tecnología, y puede ser menos costoso que otros tipos de tratamientos de fertilidad.
  • La Inyección Intracitoplasmática (ICSI): se trata de seleccionar un espermatozoide por su morfología y movilidad, y la microinyección de éste en el interior del citoplasma del ovocito. Antes de depositar el espermatozoide en el interior del óvulo se aspira un poco de su citoplasma para activar al ovocito. El espermatozoide podrá proceder de una muestra de eyaculado o de una biopsia testicular. El varón deberá proporcionar una muestra de semen o realizarse una biopsia testicular- en caso necesario-, para extraer y seleccionar los mejores espermatozoides que serán utilizados para la fecundación de los ovocitos.
  • Ovodonación: a través del método de FIV, se usa un óvulo donado por otra mujer en lugar del óvulo propio de la paciente. Aún así, la mujer receptora de los embriones debe recibir un tratamiento para preparar el endometrio previo a la transferencia embrionaria.
  • Diagnóstico genético preimplantacional (DGP): es una técnica de prevención que se utiliza con la finalidad de detectar anomalías en el material genético de los embriones. Gracias al DGP, es posible evitar la transferencia de embriones con alteraciones genéticas o cromosómicas y, de esta manera, aumentar la probabilidad de tener un hijo sano.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto