Bots, ¿médicos virtuales capaces de diagnosticar?

Los especialistas apuestan por investigar en este tipo de tecnología basada en la inteligencia artificial en beneficio de los pacientes y los profesionales sanitarios.

Bots, ¿médicos virtuales capaces de diagnosticar?
Bots, ¿médicos virtuales capaces de diagnosticar?

time 4 min

02.07.2016 - 00:02

Las redes sociales son una parte fundamental de la posible aportación de las nuevas tecnologías al ámbito sanitario. Con ellas, tanto profesionales como pacientes, encuentran herramientas eficaces para aumentar la calidad asistencial y promover la sostenibilidad del sistema en el que confluyen todos los actores sanitarios. Los especialistas de la medicina pueden encontrar en las nuevas tecnologías todo un universo lleno de posibilidades para gestionar y mejorar aspectos clave de su trabajo, como el de la atención a los pacientes.

El 79,5% de las asociaciones de pacientes en España cuenta con un perfil en diferentes redes sociales
Por su parte, los usuarios del sistema sanitario también pueden beneficiarse del uso de determinadas herramientas que pone a su alcance la eSalud. Gracias a las redes sociales, por ejemplo, en los últimos años se potencia la figura del paciente empoderado, es decir, aquel que actúa como principal responsable en el control y cuidado de su propia salud. De hecho, los especialistas afirman que la utilización correcta de determinados medios sociales es positiva para un mayor autocuidado y prevención de determinadas enfermedades, así como para mejorar la relación médico-paciente.

Los pacientes están cada vez más concienciados sobre la importancia de la salud digital y, en concreto, de utilizar las herramientas que pone a su alcance como elementos comunicacionales. De hecho, el 79,5% de las asociaciones de pacientes en España cuenta con un perfil en diferentes redes sociales, según datos de 2014 del último Sondeo Pfizer de Asociaciones de Pacientes 2.0. Esta cifra es superior a los resultados de otro estudio anterior realizado dos años antes, cuando las agrupaciones de pacientes que contaban con cuentas en las redes sociales llegaban sólo al 46%. Ahora, los canales más utilizados por estos grupos de afectados por determinadas enfermedades son Facebook y Twitter.


Esta última red social es la que ha experimentado un mayor crecimiento en cuanto a presencia de asociaciones de pacientes. Es decir, actualmente la usan un 57% de ellas, frente al 39% registrado en 2012. Por el contrario, el uso de los blogs ha descendido considerablemente, ya que si en 2012 el 46% de las asociaciones utilizaba estas plataformas, hoy sólo lo hace el 23%.

En las redes sociales hay también perfiles específicos que simulan un comportamiento “humano”
La demanda que el paciente empoderado hace de las redes sociales conlleva a que deban existir perfiles en estas plataformas con información que aporte credibilidad a este tipo de usuarios. Esto hace pensar en todos aquellos espacios online en los que se ofrece un tipo de contenido especializado en salud de dudosa calidad. En las redes sociales hay también perfiles específicos que simulan un comportamiento “humano”, pero que en realidad realizan acciones automáticas basadas en inteligencia artificial, son los conocidos bots.

Los expertos apuestan por usar esta tecnología en beneficio del paciente, de forma que se pueda crear una interacción entre ambos que ayude en el control de su salud. El coordinador del Grupo de Nuevas Tecnologías de la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria (SoMaMFyc), José Francisco Ávila sostiene que los bots “pueden ser una vía de exploración de futuro para la salud”.



De hecho, añade, se trata de crear “un sistema de inteligencia artificial capaz de ir aprendiendo de forma progresiva y que sea capaz de toma de decisiones al que le vamos alimentando de conocimientos teóricos reales (conectado a una base de datos de publicaciones científicas) y de datos reales de pacientes (procedentes de fuentes clínicas)”. Este especialista apuesta por que en un futuro podría llegar a tener capacidades de diagnóstico.

PROYECTO KRISTINA

El proyecto Kristina es un proyecto plurinacional en el marco del Horizonte 2020 de la Comisión Europea dentro del Community Research and Development Information Services (CORDIS) que está coordinado por la Universidad Pompeu Fabra y en el que participan instituciones de Alemania, Países Bajos, Francia y España. La representación española, además está formada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).



Este proyecto persigue el objetivo de derribar las barreras lingüísticas existentes en la sociedad mediante el uso de tecnologías innovadoras para que los colectivos de inmigrantes y todos los grupos con problemas a la hora de comunicarse puedan acceder a una fuente de consulta médica interactiva a través de la red que sea fiable y científica. También se pretende que estas personas se integren adecuadamente en la sociedad con un buen uso del sistema sanitario.

El objetivo general de Kristina es investigar y desarrollar tecnologías para crear un agente humano virtual con funciones comunicativas que se ejecuta en dispositivos de comunicación móvil y que sirve para que los emigrantes con barreras idiomáticas y culturales en el país de acogida puedan obtener respuestas a las preguntas relacionados con la atención básica sanitaria. Kristina supone una evolución en el desarrollo de la técnica de la gestión de diálogo, análisis multimodal de comunicación (voz, facial y gestual) y la comunicación multimodal. Asimismo, las tecnología serán validada a través de un ensayo clínico con dos prototipos con un número representativo de emigrantes reclutados : emigrantes turcos ancianos y sus familiares en Alemania y emigrantes procedentes del norte de África en España.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto