Patrulla VOST: emergencias bajo control en las redes sociales

Los voluntarios digitales en emergencias de España se encargan de eliminar bulos y potenciar mensajes lanzados a la red por las autoridades en situaciones de crisis y emergencias.

Patrulla VOST: emergencias bajo control en las redes sociales
Patrulla VOST: emergencias bajo control en las redes sociales

time 4 min

09.07.2016 - 00:00

En las horas posteriores al accidente del tren Alvia en Santiago de Compostela en 2013, un rumor sobre la necesidad urgente de donaciones de sangre inundó las redes sociales en cuestión de minutos. Poco tiempo después, el perfil de Twitter de VOST España lanzaba el siguiente mensaje: “Ante peticiones de sangre en Santiago pedimos calma y esperar información oficial. Se pueden colapsar los hospitales innecesariamente”. Dicho tuit fue compartido decenas de veces durante los siguientes minutos.



Se trata de un caso que ejemplifica cómo funcionan los Voluntarios Digitales en Emergencias (VOST, en sus siglas en inglés), un grupo de voluntarios, repartidos por toda España, que utilizan las redes sociales para amplificar los mensajes que transmiten las autoridades ante situaciones de emergencias, ya sean sanitarias, meteorológicas o de cualquier tipo.

“Nos definimos como la protección civil en las redes sociales y realizamos un trabajo altruista para frenar el caos que se puede crear en situaciones de emergencias en plataformas como Twitter y Facebook"
Como explica a SaluDigital.es David Ferrero, portavoz de Vost Madrid, “nos definimos como la protección civil en las redes sociales y realizamos un trabajo altruista para frenar el caos que se puede crear en situaciones de emergencias en plataformas como Twitter y Facebook, donde la información puede llegar a mucha gente en cuestión de poco tiempo”.

De esta forma, uno de los objetivos iniciales de estos voluntarios, que funcionan de forma independiente (pero coordinada) entre las diferentes comunidades autónomas, es dar apoyos a los perfiles de emergencias oficiales (112, Policía, cuerpos de bomberos o servicios de emergencias sanitarias con presencia en las redes sociales, etc.).

“Los mensajes que dan ellos nosotros los potenciamos para que lleguen a más gente. En ciertos casos, por ejemplo, creamos un hashtag específico para controlar lo que se habla sobre el incidente y que todo el mundo sepa que ahí es donde está la información más fiable”, explica Ferrero, quien aclara que, no obstante, “nunca daremos nada que los perfiles oficiales hayan dado antes. Por lo que no somos una fuente oficial, por ejemplo, para dirigirnos a la prensa, pero todo lo que lanzamos sí que está perfectamente contrastado”.


MOVIMIENTO INTERNACIONAL

Surgidos en 2011 tras una iniciativa de la Cruz Roja de Estados Unidos, los VOST llegaron un año más tarde a España, a raíz de una serie de incendios forestales, donde se difundieron diversos bulos por las redes sociales
Surgidos en 2011 tras una iniciativa de la Cruz Roja de Estados Unidos, los VOST llegaron un año más tarde a España, a raíz de una serie de incendios forestales, donde se difundieron diversos bulos por las redes sociales. Y es que, es la lucha contra los bulos el que más éxito les ha brindado a estos voluntarios digitales.

“Nuestro objetivo es detectar bulos y desinformaciones en casos de emergencias. Cuando encontramos algo sospechoso, confirmamos con la fuente oficial si es un bulo o no. Y si lo es, lo anulamos, diciéndole al perfil en concreto que ese mensaje es falso y que lo intente retirar, o simplemente explicando por nuestros perfiles que es falso”, señala el portavoz de VOST Madrid, cuya asociación cuenta con un equipo de unas siete personas.



Otro aspecto que también cuidan estos protectores de las redes sociales es el uso de las mismas en casos de crisis. “Si se trata de un accidente y hay imágenes cruentas, por ejemplo, pedimos que no se les dé difusión”, añade Ferrero. Así lo hizo la cuenta VOST Spain en un grave accidente de tráfico registrado en Freginals , Tarragona, en el que volcó un autobús que volvía de las Fallas de Valencia y fallecieron más de 10 personas.

Aunque todos los VOST son voluntarios, para formar parte del equipo son necesarias dos requisitos: Ser experto en situaciones de emergencias (médicos, enfermeros, profesionales de protección civil, policías, etc.), y manejarse con soltura en el mundo de la comunicación y, como es obvio, de las redes sociales.


COMPLEMENTO DE LAS FUENTES OFICIALES

“Si se trata de un accidente y hay imágenes cruentas, por ejemplo, pedimos que no se les dé difusión”
Si bien, como explica el propio Ferrero, la idea de estas asociaciones de voluntarios no es en ningún caso solapar el trabajo de los periodistas y community managers de las autoridades oficiales, sino complementarlos.

“En una emergencia, suele producirse una vorágine informativa, que se multiplica en el caso de las redes sociales, puesto que se crean bulos y desinformaciones y es difícil que los periodistas de entidades oficiales puedan estar monitorizando todo lo que se dice, atendiendo a los medios de comunicación y cubriendo al mismo tiempo el suceso como fuente oficial. Ahí es donde entra en juego nuestra labor de cooperación”, afirma Ferrero.



Antes de que aparecieran los VOST, en 2012, durante las labores de extinción de un incendio en el municipio de Carle, Valencia, un usuario de Twitter anunció en su perfil que se necesitaban voluntarios. Un bulo que se convirtió en viral al hacerse eco la cuenta de la Policía Nacional y alcanzar más de 10.000 retuits. Con los nuevos vigilantes digitales, un equívoco de este tipo hubiera quedado sin embargo bajo control rápidamente.

Dada la profesionalización que están alcanzado este tipo de voluntarios que, en casos como el de Madrid, ya han sido reconocidos como asociación por el Ministerio del Interior, los VOST se han lanzado actualmente a la formación, para tratar de impulsar un uso correcto de las redes sociales a los propios colectivos de profesionales que trabajan en emergencias. “La idea es hacerles ver lo importante que es el uso de las redes para casos como estos, e intentar que, en caso de que no tengan perfiles, se los abran y, aquellos que ya los tienen, lo utilicen de forma correcta”, concluye David Ferrero.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto