SERIOUS GAMES FOR HEALTH

El diseño de juegos para la salud, nueva misión medica

Dos expertos en informática sanitaria publican un libro-guía de divulgación dirigido a los profesionales de la salud que quieran desarrollar los conocidos como ‘serious games for health'.

El diseño de juegos para la salud, nueva misión medica
El diseño de juegos para la salud, nueva misión medica

time 5 min

17.06.2017 - 00:03

El juego es innato al ser humano. La civilización griega ya lo hacía con tabas, unos juegos infantiles y de azar consistentes en el lanzamiento de huesos a modo de dados. El escultor Policleto pasó a la posteridad gracias a su obra La jugadora de tabas, allá por el siglo V a.DC. Las barajas de cartas aterrizaron en Europa procedentes de China en el siglo XII, y los monjes franciscanos llegaron a usarlas como método de alfabetización. A este universo del entretenimiento se sumaron hace 40 años los videojuegos, compactados ahora al formato bolsillo gracias a los Smartphone o las tabletas. Ante este panorama, parece que los juegos van a ser eternos. “No van a desaparecer en la vida”, sentencia a ConSalud.es Óscar García Pañella. Este informático es el director académico del primer Grado en Videojuegos y Juegos Aplicados de Barcelona (ENTI-UB) y premio Silver award en el Cure4kids Global eHealth Challenge. Junto a Yuri Quintana, director de Informática Sanitaria Global en el centro médico Beth Israel Deaconess y profesor asistente de medicina en Harvard, acaba de publicar Serious Games for Health. Mejora tu salud jugando, el primer libro práctico editado en España sobre juegos aplicados a la salud. El texto “habla el lenguaje de los especialistas”, según autor, además de dirigirlos en el proceso metodológico del diseño de juegos desde una orientación sanitaria.

"Uno de los mitos que nos queremos cargar con el libro es el de que todo en el mundo de los juegos en salud es tecnología hiper carísima"
Varias décadas atrás se comenzó a hablar de los serious games para referirse a aquellos juegos diseñados con otro propósito distinto a la diversión. Empleados a la salud, sirven como terapia, entretenimiento cognitivo, o, incluso, de apoyo a la rehabilitación física.

La industria del juego aplicado en salud es un mercado valorado en miles de millones de euros y dispone de centenares de productos y prototipos. El libro analiza precisamente las mejoras en auge del sector, proporcionando a la vez un marco de evaluación, diseño y estrategia para seguir avanzando. “Todo el mundo va a tener tarde o temprano un teléfono decente, y hacen falta contenidos. Yo creo que el futuro es sensacional”.

CURSO DIRIGIDO A SANITARIOS

Mirando al pasado, la iniciativa surgió hace unos años, cuando los dos emprendedores registraron el dominio http://www.seriousgamesforhealth.com. “Conseguimos un gran hito, que fue que la Universidad de Barcelona y Harvard firmaran un convenio para colaborar con nosotros. A partir de ahí nos pusimos a trabajar”, rememora García Pañella. En 2016 el proyecto se materializó en un curso de diseño de juegos y tendencia tecnológica en el ámbito de la salud, dirigido a personal sanitario. “No es una jornada para informáticos ni para gamers, es un explicación de la disciplina a gente del mundo de la salud”. Óscar García Pañella desmonta también la falsa creencia de que para sacar adelante un juego se requiere complejos conocimientos de informática y programación. “Vino gente de mil especialidades médicas. Todo el mundo con una problemática que tiene ganas de resolver y no lo consigue por otros medios. Hay muchas cosas que no funcionan. Desde ejercicios de fisioterapia que el paciente ha de hacer en casa y no los practica correctamente, a fumadores que no pueden dejar de fumar, pasando por adolescentes que nos se pinchan la insulina adecuadamente porque son muy jóvenes y creen que no va a pasar nada. Todas las casuísticas que queramos”, explica.

Del curso nació el libro como una forma más sencilla de explicar que los juegos aplicados van más allá de la tecnología. “También son arte, narrativa, estadística o psicología”. Y su aplicación, funciona para todos los públicos.

TRABAJO MULTIDISCIPLINAR

Generalmente, estos trabajos son acogidos con interés por los especialistas. En opinión del autor, en parte porque “hablamos su lenguaje, pensamos como ellos y estamos acostumbrados a la validación científica exhaustiva. Es un concepto muy duro donde cada palabra que dices debe muy matizada y muy bien demostrada”. Además, cada vez hay más personal conectado con esta realidad. “Están cada vez más concienciados de que los Smartphone y las tabletas viralizan de una manera espectacular porque los llevan encima gente de todas las edades”.

También está el tema, señala el experto, de la frustración y la desesperación de los especialistas ante alguna problemática para la que no encuentran otra solución. “Los juegos lo abarcan todo. Papel y lápiz es tecnología. Cartas o un juego de tablero, es tecnología. Los cómics, las películas de animación, etc. Todos son formatos válidos, es lo que llamamos plataformas transmedia. Es solo entender el mundo como un universo lleno de ellas y utilizar la que más te convenga en función de quien vaya a ser el usuario final. Lo mismo puede ser un campus virtual como una app en una tablet o un smartphone, o un tablero de cartón”.

"A la gente le tiene que llegar el mensaje de que el juego no es una cosa banal y tonta, de que cuesta mucho hacerlo"
Pese a la multitud de formatos, el smartphone es el rey. “Sobre todo si tienes que llegar a mucha gente, porque puedes utilizar medios digitales que son muy económicos”, añade el experto, tales como redes sociales, correo electrónico, Google Drive. O incluso YouTube. El vídeo de una señora mayor puede atraer a otras 200 señoras que vayan a ver lo que tú has hecho”.

En este sentido, los autores de Serious Games for Health. Mejora tu salud jugando han intentado que el texto sea muy general, pensando que en el caso contrario “la gente se cierra, piensan que es caro y que la única posibilidad es desarrollar una app. Este es uno de los cismas que nos queremos cargar con el libro, el mito de que todo en este mundo es tecnología hiper carísima”.

Igual que para desarrollar un juego aplicado a la salud no se requiere de grandes recursos, el ideólogo tampoco tiene que tener conocimientos específicos. “Una de las cosas que necesita el especialista es estar dispuesto a sentarse con gente diversa en una mesa, porque él no lo va a poder hacer todo. Un juego tiene que tener narrativa, arte, audiovisual, como las series de la tele. Debe enganchar a la gente. Como experto lo que es necesario es saber gestionar ese conocimiento. Es una labor multidisciplinar, trabajo en equipo, no hay que saberlo hacer todo porque es imposible”.



De la misma forma, “hay que hacer mucha pedagogía para que tenga una mayor efectividad. A la gente le tiene que llegar el mensaje de que el juego no es una cosa banal y tonta, de que cuesta mucho hacerlo bien. La gran mayoría de aplicaciones son una porquería, y, de tanto en tanto, encuentras alguna que te gusta. Es muy difícil hacerlas bien”, recalca García Pañella.

Para el informático, el futuro de los serious games for health pasa por “hermanar, juntarse más. Hay que hacer más eventos mixtos en los que se junten perfiles de sanitarios y de expertos en videojuegos. De la misma forma, incide en los recursos, que, bajo su punto de vista, han mejorado y cada vez se están poniendo más subvenciones al servicio de estas herramientas, concluye el especialista. “Hay que creerse que esto vale la pena y meterle dinero. El futuro es brillante, porque las tabletas y los móviles no son una moda”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto