WEARABLES

Tatuajes inteligentes, un aliado para monitorizar la salud

Impulsado por investigadores de Harvard y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el proyecto permite que la tinta de los tatuajes cambie de color advirtiendo de la deshidratación del cuerpo o los niveles de azúcar.

Tatuaje inteligente capaz de monitorizar la salud cambiando de color
Tatuaje inteligente capaz de monitorizar la salud cambiando de color

time 3 min

07.10.2017 - 00:30

La tecnología aplicada a la salud puede ser objeto de deseo también de cualquier fashionista. Al menos tras darse a conocer el invento desarrollado por científicos de la Escuela de Medicina de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachussetts. Científicos de los dos centros estadounidenses han creado un tatuaje inteligente capaz de monitorizar la salud. Lo hace cambiando de color para avisar, por ejemplo, si un deportista empieza a deshidratarse, o el nivel de azúcar de un diabético, supera los niveles recomendables. El grupo de investigadores emparejó tintas biosensibles con el arte tradicional del tatuaje como una forma de superar algunas de las limitaciones de los actuales dispositivos de monitoreo biomédico.

“Estuvimos pensando cuál sería la próxima generación después de los wearables”, señala Ali Yetisen, estudiante de postdoctrado en el MIT. “Así surgió la idea de incorporar biosensares en la piel”, cuenta el investigador. De hecho, bajo el punto de vista de este grupo de especialistas, el inconveniente de los actuales dispositivos de monitoreo en el mercado es que no se integran perfectamente en el cuerpo, apunta Yetisen. En este sentido, la vida de la batería es una preocupación por su corta duración, y, por lo tanto, es necesaria la conectividad inalámbrica. El problema con la simple interfaz basada en color de tinta de tatuaje biosensible.  “Queríamos ir más allá de lo que está disponible en wearables a día de hoy”, apostilla.

La tinta del tatuaje Dermal Abyss cambia de color según la química del líquido intersticial del cuerpo, que puede ser utilizado como sustituto de los constituyentes de la sangre

Nan Jiang, alumna de postoctorado en Harvard, asegura que el proyecto, denominado Dermal Abyss, se llevó a cabo como una prueba de concepto y que, otras mejoras —como estabilizar la tinta para que los diseños no se difuminen en la piel— sería necesario para poner en el mercado el producto médico.

Así, la tinta del tatuaje Dermal Abyss cambia de color según la química del líquido intersticial del cuerpo, que puede ser utilizado como sustituto de los constituyentes de la sangre. Las tintas desarrolladas hasta ahora cambian de verde a café a medida que aumenta la concentración de glucosa. El equipo también desarrolló una tinta verde, visible bajo luz azul, que crece más intensamente a medida que aumenta la concentración de sodio, indicación de deshidratación. Los investigadores tatuaron las tintas en segmentos de piel de cerdo y observaron cómo cambiaron el color o la intensidad en respuesta a diferentes biomarcadores.

Ambos investigadores adelantan que, una vez que los errores de base se resuelvan, las aplicaciones para la tinta biológicamente sensible pueden ser bastante amplias. Según Ali Yetisen, podrían incorporarse en tatuajes de larga duración para abordar las enfermedades crónicas o en diseños temporales para una supervisión más corta en el tiempo. Es posible incluso que la sustancia sea invisible y legible solo bajo tipos particulares de luz, como la del omnipresente Smartphone. Precisamente, el científico ya ha desarrollado una aplicación que puede analizar una imagen de un sensor y proporcional resultado de diagnóstico cuantitativos. Mientras que los pacientes son un mercado potencial obvio, los expertos consideran que esta tecnología podría ser utilizada en astronautas, para los cuales la supervisión continua de la salud es lo adecuado.

Por su parte, Nan Jiang sostiene que el propósito del proyecto es el de animar a artistas y científicos a tener en cuenta el potencial de esta tecnología y estimular la discusión sobre las cuestiones éticas que podrían surgir a raíz de ella, como la voluntad de las personas de tener información sobre su propia salud a la vista de todo el mundo. "El propósito de este trabajo es iluminar la imaginación de los biotecnólogos y estimular el apoyo público a esos esfuerzos", admite Jiang. "Estas preguntas de cómo la tecnología impacta en nuestras vidas deben ser consideradas tan cuidadosamente como el diseño de los sensores moleculares que los pacientes algún día pueden llevar incrustados en su piel".

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto