Redes sociales para medir la serofobia en España

Viralizan una encuesta en Internet para comprobar cómo la sociedad percibe a las personas que viven con VIH. Las nuevas tecnologías sirven para ampliar el alcance de este tipo de estudios.
Redes sociales para medir la serofobia en España

5 min

11.02.2017 - 00:17

La investigación en VIH es constante y en los últimos años los avances en torno al virus, su indetectabilidad y la mejora de la calidad de vida de los pacientes es más que notable. Sin embargo, la percepción que la sociedad en general tiene sobre la patología y el estigma que supone para muchos, es todavía un problema que preocupa a todos los actores implicados en su abordaje.

Facebook es una de las redes sociales que más favorece el alcance de campañas y estudios contra el VIH
Según datos de un estudio de 2010 de la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (Seisida) sobre el estigma y la discriminación que sufren estos pacientes en España, la percepción que los ciudadanos tiene del VIH es, cuanto menos preocupante. Dicha investigación reveló datos como que el 44,5% de la población se sentiría incómodo si un empleado de la tienda de alimentación donde compra habitualmente tuviera el virus. El porcentaje alcanzaba casi el 60% en el hipotético caso de que algún compañero de colegio de su hijo estuviera afectado por el VIH. De hecho, más del 40% de la población apostaría por cambiar al pequeño a otro centro educativo, si tuviera la oportunidad.

Por otro lado, esta misma sociedad científica publicó una investigación, en este caso con datos de 2013, titulada “Actitudes y creencias de la población española hacia las personas con VIH”. Los resultados ofrecieron conclusiones similares. El 20% de la población opinaba que la ley debería obligar a que, en ciertos lugares, las personas con VIH estuvieran separadas para proteger la salud pública; o que deberían hacerse públicos los nombres de las personas infectadas por el virus para que la gente que quisiera pudiera evitarlos (esta postura fue compartida por el 22% de los encuestados). Por último, el 75% de ellos no tendría una relación sexual segura con alguien con VIH.

Ante este panorama, asociaciones como Apoyo Positivo no se quedan de brazos cruzados en la lucha contra lo que se denomina serofobia. La presidenta de la entidad, Reyes Velayos (en la imagen), explica este concepto a la revista SaluDigital como “el rechazo social, el estigma y la discriminación, hacia las personas con VIH, y que desde Apoyo Positivo consideramos injustificado y provocado, sin duda, por falta de información sobre este virus y sus vías de transmisión”.

“Los bomberos de Parla activan la alerta nuclear tras atender a una persona con VIH”; “A las dos horas de decir que tenía VIH me despidieron” o “Los bomberos de Santander queman los muebles de un comercio para evitar riesgos de contagio del VIH”, no son bromas de mal gusto, sino titulares reales publicados en periódicos españoles entre 2015 y 2016. “Estos datos hablan por sí solos”, lamenta la presidenta de Apoyo Positivo al pretender exponer con ellos la realidad que se vive en España en torno al VIH.

"El estigma y la discriminación, la serofobia, sigue latente hoy en día en la sociedad"
Estos son sólo algunos de los motivos que han llevado a la entidad a investigar más sobre el asunto. Recientemente han emprendido la realización de una encuesta para medir a través de las opiniones de varios ciudadanos el nivel de serofobia que existe en España. Bajo el título “¿Cómo percibimos a las personas que viven con el VIH?”, el cuestionario pretende examinar la percepción que tienen aquellas personas seronegativas sobre este tema y las situaciones a las que se enfrentan las personas seropositivas en su día a día.

Conscientes de la importancia de alcanzar a un mayor número de personas, los organizadores de esta campaña han optado por difundir la encuesta a través de las principales redes sociales. Cualquier usuario puede completar las preguntas del cuestionario de manera completamente anónima de tal forma que entren a formar parte de los resultados del estudio. "Utilizamos sobre todo Facebook, Twitter e Instagram, aunque también estamos presentes en LinkedIn, G y Pinterest, además de la web de la entidad y la del proyecto INDETECTABLES. También difundimos nuestros servicios en apps de contactos, como Grindr, Wapo...".


Desde Apoyo Positivo explican que, aunque desde el punto de vista médico se ha avanzado mucho en los últimos años y el VIH se ha convertido en una enfermedad crónica, en la parte social no ha habido progresos. “La serofobia continúa en nuestra sociedad, por lo que, con motivo del Día Internacional para la Cero Discriminación, el próximo 1 de marzo, queremos tener información y datos actualizados de lo que piensa la sociedad sobre las personas que viven con VIH, y cómo el estigma y la discriminación, la serofobia, sigue latente hoy en día en la sociedad”, cuenta Reyes Velayos. Como solución al problema, desde estas asociaciones apuestan por más campañas educativas y de prevención "para que la sociedad tenga el conocimiento suficiente sobre el VIH, no sólo para evitar nuevas infecciones, sino también para evitar las situaciones de serofobia a las que todavía nos enfrentamos".

CAMPAÑA EN REDES SOCIALES

Los profesionales sanitarios también están concienciados sobre esta problemática. De hecho, las sociedades científicas especializadas en VIH trabajan desde hace años a través de la denuncia de lo que muchos pacientes sufren desde un punto de vista social y laboral de manera injusta. Recientemente, el Grupo de Estudio del Sida (GeSIDA) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), ha hecho un nuevo llamamiento a los grupos políticos con representación en el Congreso de los Diputados y en los distintos parlamentos autonómicos con el objetivo de conseguir que el VIH pase a estar considerado como una enfermedad infecto-transmisible en lugar de infecto-contagiosa, como está calificada actualmente.


Una enfermedad infecto-contagiosa es aquella que puede transmitirse a otra persona, por ejemplo, en el seno de una relación laboral normal, como en el caso de la tuberculosis cuando es bacilífera. En el caso del VIH, cabe recordar que sólo puede transmitirse por contacto con fluidos que contengan el virus (en concreto, sangre, semen, secreciones vaginales o leche materna). Además, una persona correctamente tratada y con el virus controlado prácticamente no es contagiosa. Por este motivo se solicita que la infección por VIH pase a estar considerada como enfermedad infecto-transmisible.

El hecho de que en la actualidad se mantenga la citada calificación errónea, impide que una persona portadora del virus del VIH (se calcula que en España serían entre 130.000 y 160.000 personas) y que se encuentre en buenas condiciones psíquicas o físicas, no pueda acceder a determinados puestos de la administración pública, tales como policía, guardia civil, miembro del Ejército o funcionario de prisiones, al estar incluido el sida entre el listado de enfermedades con exclusión médica. Esta clasificación también imposibilita que personas seropositivas accedan a servicios como centros de día o residencias, entre otros muchos recursos públicos.

#CONVIHESPOSIBLE

Precisamente con el fin de que esta reivindicación gane en adhesiones y promueva una mayor concienciación social, desde GeSIDA se ha puesto en marcha una campaña en redes sociales que, bajo la etiqueta #ConVIHesposible, pone en conocimiento de la opinión pública la actual situación que padecen las personas con VIH a la hora de tratar de acceder a un puesto de trabajo o un servicio público.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario