El Pabellón del Grafeno acoge las últimas novedades

El grafeno aplicado a la salud, protagonista en el Mobile World Congress

El Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología presenta unos sensores de grafeno que, implantados en el cerebro, podrían detectar ataques de epilepsia, entre otras funciones.

El grafeno aplicado a la salud, protagonista en el Mobile World Congress
El grafeno aplicado a la salud, protagonista en el Mobile World Congress

time 2 min

23.02.2016 - 20:00

El Pabellón del Grafeno del Mobile World Congress, que se celebra esta semana en Barcelona, está dejando entrever las últimas tecnologías que utilizan las propiedades del grafeno y que podrían tener aplicaciones médicas. Buen ejemplo de ello son los sensores capaces de detectar la actividad eléctrica del cerebro desarrollados por investigadores del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2).

Los sensores de grafeno podrían utilizarse en otras aplicaciones biomédicas donde sea necesario obtener información del córtex cerebral, como en las neuroprótesis
Según informa al centro, este tipo de sensores pueden aplicarse en un área grande y con una resolución muy alta y podrían tener aplicaciones terapéuticas, además de permitir el diseño de nuevas interfaces cerebro-máquina.

Basados en las tecnologías de microfabricación más novedosas, los dispositivos consisten en matrices de microsensores de grafeno montadas en polímeros flexibles que se adaptan a la morfología de la superficie cerebral. Cada sensor detecta pequeñísimos cambios de la actividad eléctrica a su alrededor. Así, la actividad eléctrica generada por las neuronas es detectada como un pequeño cambio en la conductividad del sensor de grafeno.

Estos dispositivos ya están siendo utilizados en el estudio del sueño y la epilepsia en modelos animales. El sensor de grafeno implantado en la superficie cerebral permite el registro simultáneo de la actividad eléctrica en diferentes regiones del córtex. “Los resultados obtenidos será muy importantes para el desarrollo de los implantes humanos”, indican los desarrolladores.




Así, la detección precoz de una crisis epiléptica sería posible en pacientes epilépticos que llevaran estos sensores. El dispositivo implantado en el córtex alertaría al paciente, por ejemplo, enviando una señal de alarma a un dispositivo móvil externo. Además, el dispositivo también podría alertar a un centro médico o ambulancia y reducir los efectos de la crisis iniciando una respuesta terapéutica.

La tecnología de los sensores flexibles de grafeno, aseguran desde el ICN2, puede ser utilizada en otras aplicaciones biomédicas en las cuales sea necesario obtener información relevante del córtex cerebral, como neuroprótesis para comunicación verbal o para controlar extremidades artificiales. La tecnología desarrollada utilizando sensores flexibles de grafeno dará paso también a futuras interfaces cerebro-máquina. “Este ambicioso objetivo posibilitará una comunicación más eficiente entre las personas y los sistemas electrónicos artificiales”.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto