Menú
NUEVA INVESTIGACIÓN

Crean un sensor no invasivo que muestra la correlación entre la presión arterial y la intracraneal

Los investigadores utilizaron clips vasculares para simular la obstrucción de la arteria renal en ratas, restringiendo el flujo de sangre a un riñón

Cerebro (Foto. Freepik)
Cerebro (Foto. Freepik)

time 2 min

10.06.2021 - 17:45

Investigadores brasileños han demostrado simultáneamente el mecanismo que relaciona la presión arterial alta con la presión intracraneal elevada, a través de un método de monitoreo de la presión intracraneal no invasivo.

Precisamente, los investigadores han controlado la presión arterial y la presión intracraneal en ratas durante seis semanas. La presión intracraneal generalmente aumenta debido a un tumor, encefalitis, meningitis, aneurisma o problemas similares, pero los investigadores demostraron que la presión arterial alta crónica también puede afectar la distensibilidad cerebral, lo que lleva a un aumento de la presión intracraneal.

En el estudio, los investigadores utilizaron clips vasculares para simular la obstrucción de la arteria renal en ratas, restringiendo el flujo de sangre a un riñón. La irrigación reducida activó el sistema renina-angiotensina que controla la presión, lo que hace que el riñón libere péptidos, enzimas y receptores que contraen los vasos sanguíneos y elevan la presión arterial en todo el organismo.

En la tercera semana de seguimiento, cuando las ratas fueron consideradas hipertensas, la presión arterial se elevó aún más, provocando retención de líquidos y sobre todo impulsando el flujo sanguíneo cerebral.

Los investigadores utilizaron clips vasculares para simular la obstrucción de la arteria renal en ratas, restringiendo el flujo de sangre a un riñón

De igual modo, parte del estudio implicó una comparación entre la presión intracraneal medida por el sensor no invasivo y por el método invasivo. El sensor portátil desarrollado por Brain4care se ha utilizado para medir la presión intracraneal en pacientes con deficiencias sistémicas y ha sido autorizado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) en Brasil y la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés).

Al final del estudio, los investigadores trataron a los animales con losartán, lo que redujo la presión arterial y la presión intracraneal. 

En la sexta semana del experimento, antes de la administración de cualquier fármaco, la presión arterial era alta (190 por 100 mmHg) y la presión intracraneal había aumentado significativamente. Los investigadores descubrieron alteraciones en las formas de onda del pulso de presión intracraneal. 

Según los investigadores, la segunda onda está asociada con la distensibilidad del tejido cerebral y la elasticidad arterial en el cráneo, de modo que se absorbe la energía de la primera onda. Sin embargo, la alteración de la barrera hematoencefálica y la pérdida de la distensibilidad cerebral dificultan el control de P2, y la primera onda se vuelve más fuerte que la segunda.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto