Menú
PERMITE CIRUGÍAS MÍNIMAMENTE INVASIVAS

La Fundación Jiménez Díaz comienza su Programa de Cirugía Robótica con el último modelo Da Vinci

Algunas de las ventajas añadidas del último sistema Da Vinci son la visión 3D aumentada, eliminación del temblor y movimientos involuntarios, así como la inclusión de cuatro brazos robóticos y rotación de 360º.

El doctor Cabello, de la Fundación Jiménez Díaz, colocando los brazos del robot quirúrgico
El doctor Cabello, de la Fundación Jiménez Díaz, colocando los brazos del robot quirúrgico

time 2 min

27.03.2019 - 16:40

El Hospital Fundación Jiménez Díaz acaba de iniciar su Programa de Cirugía Robótica con un recién estrenado sistema Xi Da Vinci, la plataforma más evolucionada para realizar cirugía robótica mínimamente invasiva.

El último modelo del robot quirúrgico añade ventajas a los beneficios que este tipo de abordaje ya ofrecía a la cirugía, antes, durante y después de la misma: mayor precisión y seguridad, incisiones más pequeñas, menor sangrado y necesidad de transfusiones. Además, disminuye el dolor postoperatorio, el riesgo de infección postquirúrgica, y el tiempo de hospitalización y de recuperación.

El último robot Da Vinci permite a los cirujanos un acceso más fácil a anatomías complicadas

En concreto, el sistema Xi facilita una visión 3D aumentada hasta diez veces, asegurando la claridad y precisión de los detalles anatómicos, elimina el temblor fisiológico y los movimientos involuntarios del cirujano, tiene cuatro brazos robóticos que permiten al especialista controlar autónomamente hasta tres instrumentos y una óptica, y utiliza pinzas con tamaños de 8 mm, dando libertad de movimiento en siete ejes y una rotación de 360º.

Dres Muguruza y Fernández (3º y 2º por la izda), junto al resto del equipo que realizó la intervención de Cirugía Torácica con el nuevo Da VinciAsimismo, el nuevo modelo de robot tiene un láser de posicionamiento que optimiza la posición de los brazos robóticos según la intervención seleccionada, permite una cirugía multicuadrante, es decir, efectuar intervenciones más complejas sobre órganos ubicados en cuadrantes diferentes, sin modificar la posición del robot y del paciente, y está integrado con el sistema FireFly, un filtro de luz que permite visualizar en tiempo real imágenes de alta resolución del flujo vascular y microvascular de los tejidos.

Esto se traduce, para los cirujanos, en un acceso más fácil a anatomías complicadas, una mejora en la radicalidad oncológica y una mayor precisión reconstructiva. Para los pacientes, significa mejores resultados, mayor comodidad y, en definitiva, una mejor experiencia en la intervención.

La tecnología Single-Site permite un único acceso quirúrgico a través del ombligo que mejora la estética

Su compatibilidad con otras tecnologías presentes en los quirófanos de todo el mundo y la posibilidad que ofrece de utilizar la tecnología Single-Site consistente en un único acceso, a través del ombligo, que optimiza la estética, son otras de las ventajas de este nuevo sistema que, además, permite conectar una segunda consola para que dos cirujanos puedan realizar juntos la cirugía, aumentando así la eficiencia en la formación y permitiendo la asistencia quirúrgica.

Desde el lanzamiento de Da Vinci en 1999, el número de intervenciones realizadas con este sistema robótico ha ido incrementando hasta superar el millón de operaciones en todo el mundo en 2018, un 12% más que el año anterior, y las 5.600 en España, lo que supone un crecimiento del 48% respecto a 2017. 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto