ATENCIÓN AL PACIENTE

El poder de los teletraductores: en la palma de la mano la comunicación con el paciente

El mundo globalizado, así como el empoderamiento de los pacientes con discapacidad, llevan a la búsqueda de sistemas para poder comunicarse, métodos que a veces consisten en un simple teléfono, como explica Antonio Helguera, jefe de Atención al Paciente d

Médico y paciente (Foto. Freepik)
Médico y paciente (Foto. Freepik)

time 3 min

19.01.2023 - 00:00

Turistas, que estando de viaje por España se hacen una lesión, enferman o se les agrava sus problemas de salud y tienen que acudir al médico. Habitantes extranjeros que no conocen bien el idioma y se comunican mejor en el materno, que puede ser húngaro, ucraniano, árabe, chino o ruso, por ejemplo, y que van al hospital a la consulta de Dermatología o de Ginecología. También pacientes que tienen otras dificultades comunicativas como es una discapacidad auditiva. Para todos ellos el sistema sanitario tiene que buscar la forma de darles una voz con la que poder comunicarse con el médico y viceversa.

Un derecho que a veces ha sido ignorado y que repercute directamente en la seguridad del paciente. Como define la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta consiste en “la ausencia de daños prevenibles a un paciente durante el proceso de atención sanitaria, en particular, la reducción a un mínimo aceptable, de los riesgos de daños innecesarios relacionados con la atención de salud”. Y el comunicarse, asegurarse que la información sobre el diagnóstico y el tratamiento es comprendido, repercute directamente en la seguridad del paciente.

Los traductores hacían de mediadores, pero también eran los que tenían que comunicar al paciente las malas noticias

Las personas con dificultad comunicativa suelen acudir con cuidadores que se encargan de la comunicación, pero no todos los pacientes con barreras del lenguaje tienen esta ayuda cuando su idioma no coincide con la de los médicos. Hay doctores que hablan varios idiomas, pero esto no siempre ocurre, y no es fácil encontrar a un médico que hable chino, idioma que con más frecuencia se encuentra entre los pacientes extranjeros.

Hace años había traductores que hacían de intérpretes. En 2018, el Hospital Universitario Ramón y Cajal puso en marcha un servicio de traductores de pacientes extranjeros que se convirtió en pionero. El servicio de mediación e interpretación intercultural echó a andar dando la oportunidad a los pacientes de poder comunicarse de forma correcta. Los traductores hacían de mediadores, pero también eran los que tenían que comunicar al paciente las malas noticias, si las había. Por eso se les formaba.

También existen programas como el APAD de la Comunidad de Madrid, el servicio de Acompañamiento a Pacientes Ambulantes con Discapacidad, para aquellos pacientes que acuden solos al hospital para una consulta externa, cirugía, unidad de dolor o realización de prueba diagnóstica y tienen discapacidad intelectual, física, auditiva, visual o sensorial. Se solicita a través de la Consejería de Sanidad o de los Servicios de los propios hospitales con 48 horas de antelación o 72 horas si es fin de semana.

SISTEMAS DE TELEINTERPRETACIÓN

Antonio Helguera, jefe de Atención al Paciente (Foto. Hospital Ramón y Cajal)

Conviviendo con este sistema también ha existido un servicio de tecnología que ha ofrecido otra a los médicos otra forma de comunicarse con sus pacientes. “Aquí contamos con dos soportes para cuando hay dificultades de comunicación ya sea por el tema idiomático, es decir, el lenguaje del paciente es diferente al del médico o cuando es una discapacidad auditiva”, explica Antonio Helguera, jefe de Atención al Paciente del Hospital Ramón y Cajal. Para las personas con discapacidad se utiliza un iPad, este traduce la lengua de signos al español y utiliza imágenes, lo que permite una comunicación a distancia. Se utiliza desde 2017. Y luego hay otro sistema para hablar con pacientes con lengua extranjera.

“Es un sistema de traducción a través de teléfono o por un altavoz por Bluetooth. Este servicio lo tiene la Unidad de Información que depende de la Unidad de Atención al Paciente y cualquiera que lo necesite lo puede solicitar”, indica Helguera. El teléfono siempre será entregado por un informador que explica las instrucciones de manejo y a veces se queda si así lo estima oportuno el profesional sanitario. “Siempre guardando el secreto médico-paciente”.

Este servicio de teletraducción existe desde 2007, cuando funcionaba en los hospitales y Servicios de Urgencias de Primaria madrileños. “Este teléfono estaba disponible para quien lo pidiera y traducía 51 idiomas, incluidos gallego, catalán y vasco”, manifiesta Antonio Helguera. Normalmente se utilizaban casi siempre los mismos siendo el chino el que con más freceuncia se usaba. “Desde entonces seguimos con ese servicio”. Incluso durante el confinamiento y la pandemia para todo aquellos pacientes que se comunicaran en una lengua distinta a su doctor.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto