INNOVACIÓN EN SALUD

Una prueba electroquímica detecta rápidamente la resistencia a los antibióticos

Se trata de una tecnología que puede proporcionar un resultado en menos de 90 minutos y se basa en medir la actividad electroquímica de las bacterias después de que se exponen a los antibióticos

Una prueba electroquímica detecta rápidamente la resistencia a los antibióticos
Una prueba electroquímica detecta rápidamente la resistencia a los antibióticos

time 2 min

15.11.2021 - 00:00

Investigadores de la Universidad Estatal de Washington han desarrollado una prueba electroquímica que puede identificar rápidamente bacterias resistentes a los antibióticos en muestras de pacientes.

Concretamente, se trata de una tecnología que puede proporcionar un resultado en menos de 90 minutos y se basa en medir la actividad electroquímica de las bacterias después de que se exponen a los antibióticos. Los datos revelan el metabolismo y la respiración de las bacterias, y si todavía se metabolizan felizmente después de la exposición a un antibiótico, se considera que son resistentes a él.

Al proporcionar una respuesta rápida a la cuestión de la resistencia a los antibióticos, el método podría ser muy útil para que los médicos prescriban el antibiótico más apropiado para sus pacientes.

En la era de las bacterias resistentes a los antibióticos, prescribir el antibiótico correcto se está volviendo crítico. Si un médico se equivoca, el tratamiento no funcionará y los antibióticos mal utilizados podrían incluso contribuir a nuevas formas resistentes de bacterias.

Se trata de una tecnología que puede proporcionar un resultado en menos de 90 minutos y se basa en medir la actividad electroquímica de las bacterias después de que se exponen a los antibióticos

En la actualidad, la forma más común para que el personal sanitario determine el estado de resistencia de una infección es tomar una muestra del paciente y luego analizarla en el laboratorio. Sin embargo, esto implica cultivar la bacteria durante períodos de tiempo significativos, tal vez hasta un par de días. Para un paciente con una infección grave, esto es demasiado tiempo.

“La idea aquí es brindarles a los médicos los resultados mucho más rápidamente para que puedan tomar decisiones clínicamente apropiadas dentro de ese período de tiempo en el que están trabajando, en lugar de tener que esperar”, ha explicado Douglas Call, uno de los investigadores del estudio. “En lugar de buscar el crecimiento de un cultivo, buscamos el metabolismo, y eso es básicamente lo que estamos detectando por el movimiento de estos electrones, por lo que puede suceder en períodos de tiempo mucho más cortos en comparación con un ensayo basado en cultivo convencional”, ha indicado.

A TRAVÉS DEL USO DE UNA SONDA

La nueva prueba implica el uso de una sonda para medir la actividad electroquímica de las bacterias, como medida indirecta de su metabolismo. La prueba implica exponer la muestra bacteriana a un antibiótico y luego medir el metabolismo de las bacterias; si continúan metabolizándose a niveles normales, es probable que el fármaco no las afecte en gran medida.

Anteriormente, esto habría sido muy difícil, ya que las bacterias no transfieren fácilmente electrones a un electrodo en su medio de cultivo, pero los investigadores utilizaron una solución alternativa en forma de adición química que puede transportar electrones desde la superficie de la bacteria a el electrodo.

"Lo haremos en dos horas, pero si entendemos mejor los mecanismos, tal vez podamos hacerlo en minutos. Mientras las bacterias estén vivas, podemos hacer esta medición", ha señalado Haluk Beyenal, otro de los desarrolladores de la nueva prueba.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto